Ayuno intermitente: un estudio aporta nuevos datos sobre sus beneficios para la salud

Investigadores de la Universidad de Cambridge descubrieron cómo este patrón alimentario reduce la inflamación a través del ácido araquidónico, un hallazgo alentador para los tratamientos de las enfermedades crónicas

Salud 01/02/2024 sanjuanhoy sanjuanhoy

S4VBK3HUTFCA7BAW7JMPHTYKVA

(Ernie Mundell - HealthDay News) - Muchos juran que las dietas de ayuno de moda los mantienen más delgados y saludables. Es posible que ahora tengan algo de ciencia que lo respalde.

Investigadores británicos de la Universidad de Cambridge creen haber descubierto los procesos que hacen que el ayuno reduzca la inflamación corporal. Largas horas sin comer parecen desencadenar un aumento en una sustancia química de la sangre llamada ácido araquidónico, que tiene propiedades antiinflamatorias, informa un equipo dirigido por Clare Bryant , del departamento de medicina de Cambridge.

“Estamos muy interesados en tratar de comprender las causas de la inflamación crónica en el contexto de muchas enfermedades humanas”, anotó en un comunicado de prensa de la universidad. Los nuevos hallazgos se publicaron en la edición del 23 de enero de la revista Cell Reports.

El equipo de Bryant se enfoca en lo que los científicos ahora llaman el “inflamasoma”, el sistema de “alarma” celular por el cual el cuerpo se defiende de lesiones o enfermedades, lo que desencadena la inflamación.

Sin embargo, los procesos inflamatorios pueden salir mal, lo que ayuda a fomentar la enfermedad por sí solos.

"Lo que se ha hecho evidente en los últimos años es que un inflamasoma en particular, el inflamasoma NLRP3, es muy importante en varias enfermedades importantes, como la obesidad y la aterosclerosis, pero también en enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson, muchas de las enfermedades de las personas mayores, sobre todo en el mundo occidental", explicó Bryant.

Desde hace mucho tiempo se sabe que el ayuno parece amortiguar la inflamación, aunque no se sabe por qué. En su investigación, el grupo de Bryant analizó muestras de sangre de 21 personas que comieron una comida de 500 kilocalorías (kcal), y luego ayunaron durante 24 horas antes de consumir una segunda comida de 500 kcal.

Descubrieron que el ayuno aumentaba los niveles sanguíneos de ácido araquidónico, un lípido (grasa) en la sangre. Los niveles retrocedieron de nuevo una vez que se comió.

En experimentos de laboratorio, el equipo de Bryant encontró que el ácido araquidónico reducía la actividad del inflamasoma NLRP3. Eso fue una sorpresa, ya que durante mucho tiempo se había pensado que el ácido araquidónico tenía el efecto contrario sobre la inflamación.

 

Entonces, "esto provee una explicación potencial de cómo cambiar nuestra dieta (en particular mediante el ayuno) nos protege de la inflamación, sobre todo de la forma dañina que sustenta muchas enfermedades relacionadas con una dieta occidental alta en calorías", dijo Bryant.

¿Podría el ayuno ayudar a prevenir o tratar muchas enfermedades? Eso es difícil de decir, dijo, porque “los efectos del ácido araquidónico son de corta duración”.

Sin embargo, "nuestro trabajo se suma a una cantidad creciente de literatura científica que apunta a los beneficios para la salud de la restricción calórica", dijo Bryant. " Sugiere que el ayuno regular durante un período prolongado podría ayudar a reducir la inflamación crónica que asociamos con estas afecciones. Sin duda, es una idea atractiva".

Por supuesto, lo contrario podría ser cierto: atiborrarse de alimentos ricos en calorías podría aumentar la actividad inflamatoria, promoviendo diversas enfermedades.

"Podría haber un efecto de yin y yang aquí, en el que demasiado de lo incorrecto aumenta la actividad inflamatoria y muy poco la disminuye", explicó Bryant. "El ácido araquidónico podría ser una de las formas en que esto está sucediendo".

FUENTE: Universidad de Cambridge, comunicado de prensa, 30 de enero de 2024

*Ernie Mundell HealthDay Reporters ©The New York Times 2024

Lo más visto