La mamá de Lucía Pérez sobre el segundo juicio por el crimen: “Esperamos respeto y que se haga justicia”

Marta Montero habló en una nota íntima y no se guardó nada: sus expectativas en este nuevo debate, su opinión sobre la Justicia y qué espera encontrar cuando todo esto pase.

Nacionales - Sociedad 07/02/2023 sanjuanhoy sanjuanhoy

DZP77V5I2VAWPJUPCUQBJBFEBQ

El segundo juicio por el femicidio de Lucía Pérez comenzará este martes 7 de febrero, en una sala del Tribunal de Mar del Plata. Ahí, en el mismo lugar donde hace dos años tres jueces absolvieron a Matías Farías, Alejandro Maciel y Juan Pablo Offidani, los últimos que la vieron con vida aquel 8 de octubre del 2016. En ese entonces, solo la causa por venta de droga prosperó.

Pero claro que no serán los mismos magistrados los que volverán a juzgar a los acusados, ya que Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas serán llevados a un jury de enjuiciamiento por mala praxis judicial, otro proceso por el que deberán pasar los familiares de la víctima, como si no tuvieran suficiente.

En la previa del juicio, la mamá de Lucía, Marta Montero, habló con TN en una nota íntima y no se guardó nada. Habló de sus expectativas en este nuevo debate, su opinión sobre la Justicia y qué espera encontrar cuando todo esto pase.

Marta sabe que los días que vienen van a ser duros, muy duros. Por eso prepara la pava, se sienta como todas las tardes a tomar unos mates y piensa: “¿Será que esta vez va a ser diferente?”. Confía en que sí, pero también tiene sus dudas. Es que la Justicia ya le falló en una oportunidad. Lo único que espera es poder encontrar la paz suficiente para hacer el duelo de su hija y sanar de una vez por todas.

¿Cómo están viviendo el desarrollo de un nuevo juicio?

En este segundo juicio vemos la posibilidad de que Lucía tenga justicia, porque en el anterior nunca se juzgó el femicidio. Creemos que va a descansar en paz, porque ella nunca le hizo nada malo a nadie, pero sí queremos terminar con esto y que ella de una vez por todas tenga justicia, porque es lo que se merece. La Justicia es cómplice de la injusticia que hicieron con ella.

¿Es difícil pasar todo esto de nuevo? ¿Les duele?

A esta altura ya no sé qué es lo que más me duele, pero sí sé que es una perversión lo que hizo la Justicia. Estuvimos casi 7 años luchando, estando, yendo de un lado para el otro, no pudiendo dormir más de una vez, cansados, trabajando, gastando hasta el último peso que tenemos. Es terrible para una familia, encima de haber perdido una hija, todavía pasar por todo esto. Es hasta pornográfico que la propia justicia haga pasar a una familia por lo que tuvimos que pasar. Gracias a Dios y a mucha gente que nos acompañó, tuvimos la fortaleza para seguir adelante.

Esa Justicia que a vos como madre te indigna, es la que no tuvo perspectiva de género. ¿Crees que no supo mirar lo que le pasó a tu hija?

No tuvo ni perspectiva de género, ni humanitaria. Esto va más allá del género, somos seres humanos. Lucía era una criatura de 16 años, era menor de edad. ¿Qué hacemos con los tratados que Argentina firmó, los tiramos a la basura? Y los jueces juzgan lo que ellos quieren. Están equivocados. Son más que perversos.

¿Cómo viste la actuación de la fiscal en la investigación?

Más allá de la fiscal, acá los que juzgaron y los que dieron el veredicto fueron estos jueces. Entonces, no tiremos tierra para atrás y actuemos con las pruebas que teníamos. Porque si te digo que al próximo juicio vamos con las mismas herramientas que en el primero, no estaba tan mal eso que dijo esa fiscal. Porque sino es echarle la culpa a uno u otro, pero acá los que dieron ese veredicto fueron tres varones: Gomez Urso, Viñas y Carnevale. Tenían todas las pruebas para poder juzgar como debían. Ya roza la perversidad lo que hicieron en el juicio.

¿Fue difícil el camino entre el primer juicio y lo que viene ahora sabiendo que ese Tribunal no llega aún a un jury de enjuiciamiento?

Hace 4 años que estamos con este jury, fue una grandísima lucha llegar hasta ahí. Pero todo puede pasar con esta Justicia. Uno de ellos se jubiló tempranamente como si nada hubiera pasado, mientras los otros dos siguieron con la impunidad de creer que se podía hacer lo que quisieran.

¿Qué crees que puede cambiar entre ese juicio y este?

Acá fueron tres adultos los que manipularon la muerte de una menor de 16 años. Lucía no murió sola, sí en soledad. ¿Quién mató a Lucía? ¿Cómo se produjo esa muerte? No nos olvidemos que eran tres adultos y una menor. Eso no se investigó, solo se miró el tema de la droga y muy por arriba.

Yo creo que hoy hay otra perspectiva. Más allá de que un Tribunal debe juzgar por el género de la persona y porque ella era menor. ¿Qué somos? ¿Marionetas del poder? ¿Si no tenemos abogados, no tenemos justicia? Somos ganado de los que pueden. Tenemos que pensar mucho y ayudarnos entre nosotros que esto no nos puede pasar, porque hoy le pasó a Lucía pero le puede pasar a cualquier mujer. Y hablo de mujer porque así me tocó a mí, pero también hay madres de varones que les pasa lo mismo. Son nuestros hijos, nuestro ser más sagrado. Quién tiene derecho a juzgar lo que hizo y lo que dejó de hacer. Acá no es está permitida la pena de muerte, pero ellos nos sometieron a una pena de muerte con este juicio.

¿Preferías un juicio por jurados?

No creo en el juicio por jurado en casos de abuso y femicidios. La misma gente que agrede a una mujer o abusa de una criatura puede tener la capacidad y apertura de poder juzgar a otro. Nos falta mucho culturalmente y se necesita educación, no estamos a la altura de poder llevar un juicio de esa manera. Mirá si el mismo que te da un sopapo es el que tiene que juzgar, no puede ser, porque no están preparados, ni hay un protocolo. Con esta Justicia que tenemos, no creo que pueda funcionar.

¿Qué sabes de los condenados?

Lo único que sé es que uno de ellos (Farías) está pidiendo salidas transitorias. A 20 días del juicio se le ocurre salir a la calle. Y hay otro de los imputados (Alejandro Maciel), el que salió absuelto, que falleció de un momento para el otro.

¿Cómo estás vos como mamá, al transitar todo esto de nuevo?

Es muy difícil. La pérdida de un hijo es irreparable, es como si te cortaran una parte tuya, es un ser que continúa. El cordón umbilical no se corta nunca porque ese hijo es parte tuyo, nació de tu sangre y creció y lo tuviste ahí hasta parirlo. Es imposible no conectarse siempre. No hace mucho me desperté soñando con ella que andaba en skate y yo le decía ‘cuidado, Lu, que te vas a caer’. Y se reía y hablaba conmigo. Yo la veía como si fuese ahora, no esa Lucía que se fue hace mucho tiempo.

¿Tenían mucha conexión?

Sí, totalmente, éramos muy unidas. Yo tengo a mi hijo Matías también que lo amo, pero con mi hija mujer fue otra cosa. Y uno también sabe que tiene a muchos seres queridos al lado y por ellos sigue adelante. Siempre pienso en el otro. Cuando uno se destruye tanto después de vivir esto, uno cree que enloqueció. A mi me pasó que pensé que estaba loca. Trato de hacer lo mejor posible para que mi entorno no sufra más de lo que ya sufrimos. Hacemos una comunión y decimos que vamos a seguir adelante. Hicimos un vínculo con muchas personas que no nos conocíamos, como cuando nos juntamos en tribunales y fiscalías con familiares de otras víctimas, eso nos ayuda a estar mejor. Tratamos de ir, día a día, sanando y recuperándonos. Yo sigo trabajando, sigo estando con mis compañeras en las luchas, y lo hago desde mi profundo amor.

¿Fue duro escuchar lo que se dijo en el primer juicio sobre tu hija?

Yo sé la hija que parí y estoy orgullosa de ella. Y la pariría mil veces más. A mí, que esos varones misóginos y perversos me vengan a decir lo que me dijeron de Lucía, no me hace mal, no me hace doler, porque yo sé quién es Lucía. A mi nadie me va a venir a decir, para cambiar un relato o una sentencia, lo que fue mi hija. Jamás me sentí ni me sentiría avergonzada de la hija que tuve. Estoy orgullosa de mis hijos, de la vida y del compañero que tengo. Nunca nadie me podría quebrar mi pensamiento y mi ser diciéndome las cosas como me las dijeron en ese juicio.

¿Qué expectativas tenés, qué esperas y qué imaginas de este nuevo juicio?

Espero respeto, sobre todas las cosas. El otro juicio fue tan perverso. En un momento en el debate, mientras estaban hablando de Lucía, yo lloraba y las lágrimas me brotaban de los ojos, cuando uno de los jueces me dijo: “¿Qué pasa, señora, se siente mal? Si quiere retírese”. Y yo le respondí: “No, voy a escuchar todo aunque sea lo más doloroso”, y me dijo: “Cállese la boca, usted no puede hablar”. Y me callé la boca y nadie dijo nada. Eso es una falta de respeto a una madre, que no hay asidero con eso. Tienen cero empatía con nada. Por eso, lo que pido es respeto. Después el juicio se dará como se tenga que dar, las pruebas están. Espero dos condenas como corresponden: los dos (Offidani y Farías) mataron a Lucía.

Te puede interesar
Lo más visto