San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo

Martín Guzmán calificó al de Mauricio Macri como el peor gobierno desde 1983

El ministro de Economía criticó con dureza al ex presidente y lo acusó de “hacerle mucho daño a la Argentina”. Lo culpó por la caída del salario y por la brecha entre el dólar libre y el oficial.

Política 23 de agosto de 2021

martin-guzman-g20191211-818566

De cara a las elecciones legislativas, el ministro de Economía Martín Guzmán adoptó un discurso de campaña y calificó al gobierno del ex presidente Mauricio Macri como el peor desde la vuelta a la democracia. Consultado sobre el peor gobierno desde 1983, el ministro aseguró: “La administración que más daño hizo en menos tiempo fue Juntos por el Cambio”.

En ese contexto, le pidió al ex mandatario que deje de lado las críticas hacia la Argentina y tener un liderazgo positivo. “Lo he escuchado en el mundo hablar de Argentina y hay que cuidarla. Cuando uno sale de Argentina a atacarla le hace mucho daño. Eso no es sano. Como sociedad tenemos que fortalecernos. Hay que actuar con liderazgos lúcidos, constructivos, mirando hacia adelante y corrigiendo los errores del pasado. Le diría (a Macri) que trabajemos sobre principios de cómo actuamos y comunicamos que no sean los que dominaron entre 2015 y 2019”, planteó el titular de la cartera de Economía.

 
En una entrevista con el canal A24, el funcionario también habló sobre la inflación, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el dólar.

“En la Argentina tenemos que resolver los graves problemas de endeudamiento”, aseguró. Y reiteró una vez más que el Gobierno no tiene en los planes una devaluación del peso.

Guzmán dijo estar trabajando para achicar la brecha cambiaria y ratificó que el dólar mayorista terminará el año a $102,40, “como se previó en el Presupuesto”. Asimismo, dijo que el dólar oficial estará “en una tasa de devaluación de 24% a fin de año”.

En ese sentido, sostuvo que “uno de los objetivos es estabilizar esta situación y luego ir reduciendo la brecha. “La brecha existe porque en la Argentina hubo un proceso de bicicleta financiera que dejó atrapados a capitales especulativos que no quieren estar en la Argentina que buscan salir y allí presionan sobre la brecha. Hay que buscar que nunca más ocurra lo que sucedió con el gobierno anterior. Va a llevar tiempo estabilizar la moneda”, analizó.

En tanto, el día en que los fondos de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI llegaron finalmente al país y robustecieron las reservas, Guzmán salió a aclarar que desde “ningún punto de vista se contempla una reducción del gasto público” como condición para llegar a un acuerdo con el organismo multilateral.

Asimismo, dijo que negocia otras líneas de crédito que puedan mejorar los plazos de pagos de la deuda con el organismo, que pretende un tiempo máximo para el repago de diez años. “Queremos redefinir los compromisos de deuda con el FMI. Hoy la Argentina no está en default”, aseguró el ministro.

En ese contexto, en otra referencia al macrismo, dijo que el Gobierno busca resolver “los graves problemas de endeudamiento que dejó en Argentina”, al tiempo que remarcó: “El año pasado reestructuramos y ahora buscamos redefinir los compromisos con el FMI, los 45 mil millones de dólares que el gobierno anterior tomó y no se utilizaron en absoluto para mejorar la situación”.

Más adelante, Guzmán puntualizó que “hoy existen modalidades de programas en las cuales el plazo máximo es de 10 años que se llama Acuerdo de Facilidades Extendidas. Eso es lo que hoy se puede negociar”.

Pero el ministro reveló que “al mismo tiempo, multilateralmente estamos buscando construir otra línea de crédito, otra facilidad que se adapte a las circunstancias del mundo hoy. Estos programas que tiene el FMI son programas añejos, son programas del siglo XX, son programas que no se adaptan a un mundo en el cual muchas cosas han cambiado como es el caso del cambio climático que requiere de transformaciones productivas que a la vez requiere de cambios económicos que tienen plazo de madurez mucho más largos. Estamos trabajando así como lo hicimos con los DEG junto con el mundo en nuevas líneas de crédito con plazos distintos”.

En relación con la inflación, el ministro manifestó que hubo factores extraordinarios que hicieron superar el 29% de la pauta inflacionaria estimada en el presupuesto 2021.

“Era imposible vislumbrar en septiembre de 2020 cuando elaboramos el presupuesto, qué hizo aumentar los precios. Nosotros vemos la inflación bajando, mes a mes bajando, eso viene ocurriendo desde marzo y va a continuar ocurriendo. En un contexto de pandemia aumentó mucho la demanda por alimentos y bajó mucho la demanda por servicios”.

Al ser consultado por la tasa de inflación con la cual cerrará el año, Guzmán dijo que “cuando enviemos el presupuesto 2022 vamos a ir viendo cuanto es la tasa de inflación para este año y haremos las revisiones. Esto lo vamos viendo en un sendero de reducción de la tasa de inflación”.

Respecto al aporte solidario extraordinario sobre las grandes fortunas, el ministro dijo que “fue muy importante, en un contexto absolutamente extraordinario y por eso es una medida extraordinaria. La forma de tener una estructura tributaria progresiva donde paguen más los que más tienen, es con medidas que no son extraordinarias”. En ese marco, aseguró: “Hoy no está en la agenda repetir una medida extraordinaria”.

En otro orden, Guzmán criticó los discursos de la oposición basados en provocaciones y lugares comunes y planteó: “Nosotros no hablamos de lluvia de inversiones, sino de construir una Argentina más tranquila, con más trabajo, más valor agregado e inversión. Hoy lo que está ocurriendo es que está creciendo el trabajo y la inversión”.

Finalmente, el ministro de Economía consideró que “el Estado tiene un rol central en la recuperación económica y también en el desarrollo económico y por eso debemos tener una política fiscal expansiva, en la cual el Estado empujando la demanda permita que la actividad privada se multiplique priorizando la educación, la salud pública, la infraestructura y la ciencia y la tecnología. Es decir, bajo ningún punto de vista se contempla un ajuste del gasto público. Lo que sí hemos reducido el déficit tanto por la reducción de la deuda como por el aumento de la recaudación por el aumento de la actividad y eso implica depender menos del endeudamiento”.

Te puede interesar

capital plazas

Lo más visto



Boletín de noticias