Ahorcó a su ex, la tiró al vacío y se hizo tiktoker en la cárcel

Juan Domingo Marquestau será juzgado en los tribunales de Mar del Plata. Podría recibir una pena de prisión perpetua. El crimen ocurrió el 26 de diciembre de 2021 en Mar Chiquita.

Policiales 04 de junio de 2024

7EOIZXEH6VDPBKRO2FRJ3P6RQE

Juan Domingo Marquestau (48) es el único acusado por el femicidio de Nicole Peña (29), ocurrido en el partido de Mar Chiquita en diciembre de 2021. Al verse acorralado, declaró haber cometido el crimen y de inmediato fue detenido. Mientras estaba en la cárcel se hizo tiktoker y subió varios videos que generaron indignación. Esta semana comenzó el juicio y podría recibir prisión perpetua.

Dos meses antes del femicidio, ella le puso fin a la relación que duró 5 años. “Nunca dejó de hostigarla por mensajes, la amenazaba y hasta llamaba a su hijo de 11 años -que tenía de una relación anterior-”, contó a TN la mejor amiga de la víctima, Yésica Borda.

Según reveló, para poder espiarla, Juan se escondía detrás de unos arbustos que la mamá de la víctima tenía en su casa: “No pensábamos que la iba a llegar a lastimar, a hacer todo lo que hizo, aunque sí sabíamos que era un tipo celoso”.

Dentro de un aljibe y atada de pies y manos: así encontraron a Nicole Peña

Nicole tenía pensado en irse a vivir a otro lado para rehacer su vida, aunque antes recibió un llamado inesperado. La tarde del jueves 23 de diciembre de 2021, Juan se comunicó para decirle que tenía algo para darle. Pensando que quizás era una regalo para su hijo -que casualmente había cumplido años hace tres días- le pidió prestada la bicicleta a su tío y se fue hasta el campo “La Providencia” de la localidad de General Pirán, donde el ex trabajaba como sereno.

“Ahora vengo”, le dijo a su hijo, quien había quedado al cuidado de su abuela. Cerca de las 19.30 su celular se apagó, por lo que a las dos horas su madre fue hasta la comisaría a realizar una denuncia por “averiguación de paradero”. Sin embargo, la Policía le dijo que tenía que esperar 48 horas.

Preocupada, regresó a su casa y a la medianoche, aún sin tener novedades, fue hasta la propiedad de Juan acompañada de su nieto: “Empezaron a gritar ´Nicole... Nicole´, pero estaba todo oscuro y se volvieron”.

La mañana siguiente fue otra vez a la comisaría y, después de insistir, finalmente pudo hacer la denuncia. Hasta ese momento, las autoridades no podían hacer un allanamiento porque no tenían una orden. Desesperada, la madre se acercó otra vez hasta lo de su exyerno, quien esta vez la atendió, pero desde la tranquera. “Dijo que no la tenía ahí, que ahí no estaba”, describió Yésica.

Una vez que tuvieron la orden en su poder, los investigadores fueron hasta el lugar y no encontraron nada extraño. “Él estaba tomando mates”, contó indignada Yésica, y sumó que durante el tiempo que su mejor amiga estuvo desaparecida, el sospechoso “hacía los mandados como si nada”.

Sin embargo, el 26 de diciembre, un testigo dijo que había otra casa justo detrás de la de Juan, en donde no habían rastrillado. Al verse acorralado, confesó el femicidio y les dijo dónde estaba el cuerpo. En el nuevo allanamiento en la propiedad contigua, los investigadores se encontraron con la aberrante escena.

Un buzo especializado se metió dentro del aljibe y halló a Nicole muerta, atada de pies y manos. En ese mismo lugar también estaba la bicicleta con la cual había ido, pero partida en cuatro pedazos.

La autopsia realizada al cuerpo determinó la mujer sufrió golpes, fue ahorcada y que murió por “asfixia por sumersión”. Es decir que estaba viva cuando fue arrojada al aljibe y falleció ahogada entre las 19.30 del jueves (día de la desaparición) y la madrugada del viernes.

“Hola, mis amigas”: el presunto asesino se hizo tiktoker

Desde Unidad Penal Nª15 de Batán, el acusado por femicidio se hizo tiktoker. En la ducha, en un taller, en el patio del penal o en su celda, se mostraba bailando con un look de gaucho y compartía su día a día con sus 85 seguidores.

“Hola chicas, seguidoras, ¿cómo les va? Me estoy por dar un baño. Soy medio vergonzoso, pero bueno. Quiero mandarles un saludo a todas las amigas, a las que me siguen”, se lo escucha decir al presunto asesino en uno de los videos que se viralizaron.

Desde la fiscalía descentralizada de Mar Chiquita le solicitaron a las autoridades penitenciarias que le retiraran el celular ya que había incumplido las reglamentaciones que autorizan el uso de esos equipos en las Unidades Penales. “Los protocolos de uso no habilitan el uso en redes sociales”, indicaron.

La pena que enfrenta el único sospechoso

Este lunes a las 9, en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de Mar del Plata, comenzó el juicio contra Juan, el único sospechoso por el femicidio. Está acusado de “homicidio agravado por ser cometido con alevosía, por el vínculo y por mediar violencia de género”. Podría recibir una pena de prisión perpetua.

En la jornada de ayer, que duró cinco horas, declararon la madre de la víctima, dos hermanas, dos amigos y uno de los testigos que la vio por última vez.

Hoy está previsto que hablen ante el tribunal el dueño del campo, el bombero que sacó el cuerpo del aljibe y los forenses. Entre jueves y viernes, se podría conocer la sentencia.

Lo más visto