Alberto Fernández criticó a Daniel Scioli por su posible continuidad como embajador bajo la presidencia de Javier Milei: “Eso es imposible”

El presidente dijo que no entiende cómo un funcionario de su Gobierno puede continuar tras la asunción del libertario porque representan “dos Argentinas distintas”. También dijo que, por el momento, no renunciará a la conducción del PJ

Política 28/11/2023 sanjuanhoy sanjuanhoy

CJRSGWWLDZE2TCHWXBPECYADP4

La posible continuidad de Daniel Scioli como embajador argentino en Brasil bajo la presidencia de Javier Milei generó un fuerte revuelo dentro del todavía oficialismo. La futura canciller, Diana Mondino, confirmó podría seguir en su cargo “en comisión”, aunque aclaró que dependerá de la decisión del ex gobernador bonaerense.

El que hizo público su contundente rechazo fue el presidente Alberto Fernández, quien este martes afirmó que no entiende cómo eso puede ocurrir porque es “objetivamente imposible” que un funcionario suyo acepte trabajar con el próximo Gobierno ya que son “dos Argentinas distintas”.

Pese a que la futura canciller, Diana Mondino, confirmó que hay “voluntad” de parte de la nueva administración de que continúe en el cargo, Scioli llamó a “respetar los tiempos constitucionales” y que será el propio Milei, una vez al frente de la Presidencia de la Nación, “quien informe su gobierno” y la “responsabilidad en las embajadas”.

Con su ya conocida postura dialoguista, el exgobernador de la provincia de Buenos Aires dijo estar dispuesto a pensar cómo puede “colaborar desde distintos lugares” con la nueva gestión que asumirá al frente del país el próximo 10 de diciembre; remarcó que es “un hombre de Estado” y que su objetivo es “defender los intereses de los argentinos”.

Sin embargo, para Alberto Fernández, esa posibilidad es “objetivamente imposible” de entender.

“No entiendo muy bien cómo se puede representar al Gobierno de Alberto Fernández y al Gobierno de Milei del mismo modo. Y no me vengan con que eso es representar a la Argentina porque eso es falso, son dos Argentinas distintas”, dijo Fernández durante una entrevista con la periodista María O’Donnell en Urbana Play.

El mandatario dijo que “es problema de Scioli” aceptar ese posible ofrecimiento, y enfatizó: “Ya dije lo que pienso. Ya dije que (para) cualquiera que haya trabajado con nuestro Gobierno tiene que ser objetivamente imposible trabajar con Milei, eso es lo que creo, porque pensamos muy distinto. Quedó claro eso, Sergio (por Massa) lo expuso muy bien en la campaña”.

Scioli, al ser un embajador político, regresará el 9 de diciembre a la Argentina, y Milei, una vez que asuma la Presidencia, deberá enviar a la Cámara de senadores el pliego para que retome sus funciones y la mayoría de esos legisladores tendría que votarlo. En La Libertad Avanza continúan con las negociaciones políticas para establecer las autoridades del cuerpo, entre ellas la designación de la Presidencia Provisional, que está en la línea de sucesión detrás de la vicepresidente Victoria Villarruel.

El pedido de continuar en el cargo, según pudo saber Infobae, buscó reflotar la tarea que Scioli ya cumplió la primera vez que recaló en la espléndida Embajada ubicada en la Avenida de las Naciones de la capital brasileña. Alberto Fernández lo envió allí para que tratara de recomponer el vínculo roto con Jair Bolsonaro, que entonces era su homólogo y aliado permanente de Milei. El vínculo entre ellos fue tan malo que nunca se vieron a solas.

El pedido de renuncia al PJ

Tal como viene ocurriendo en las entrevistas que dio desde el balotaje del 22 de noviembre, Alberto Fernández volvió a hacer un balance de su gestión y admitió que el gran problema fue no haber podido controlar la inflación. Además, hizo una defensa del aislamiento por el covid-19 y volvió a pedir disculpas por la celebración del cumpleaños de Fabiola Yañez en la Quinta de Olivos cuando un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) prohibía los encuentros sociales en el AMBA, era obligatorio la utilización del barbijo y no se podía circular de noche, en plena pandemia en 2021.

“Es verdad, y pedí y pido perdón y lamento enormemente lo que pasó ese día. No es una excusa, pero simplemente advertí que había ocurrido eso después de que ocurrió. Ese día, en Olivos deben haber entrado no menos de 70 personas, y yo vi ese día entre 70 y 80 personas. Todos los ministros éramos esenciales. Hice reuniones con un montón de gente. Y cuando llegué a la noche, algunas de las personas que estaban trabajando con Fabiola, que eran empleados del Gobierno, Fabiola me dijo ‘van a hacer un brindis’, y yo nunca reparé en eso”, explicó.

Respecto al peronismo, insistió con que “es necesario que haya una reconfiguración en el PJ, eso lo comparto. “El peronismo tiene que discutir lo que es y lo que quiere ser. Ha sido demasiadas cosas a lo largo de la historia. Ha sido conservador con Luder; ha sido neoliberal con Menem; ha sido conservador popular con Duhalde; ha sido progresista con Néstor, con Cristina, conmigo. En verdad, tenemos que darle la identidad que el peronismo merece. La mayor revolución que necesita el peronismo es su democratización real, para que vuela a ser un partido nacional y no una confederación de partidos locales.

En ese marco, consultado sobre el pedido que hizo Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría, para que tanto él como Máximo Kirchner renuncian a las conducciones del PJ nacional y bonaerense, respectivamente, Fernández fue claro: “Lo hablaremos con los compañreos, eso es el planteo de un compañero”, pero evitó dar precisiones sobre sus intenciones en el tema.

Otras definiciones de Alberto Fernández
Diferencias en la coalición de Gobierno: “Funcionó al comienzo y empezó a ser disfuncional en algún momento. Y eso es algo que debemos revisarnos. no creo que sea momento de cargar culpas sobre nadie, seguramente la culpa será compartida. Hubo un momento en que la cosa no funcionó como debe funcionar una coalición. En algún momento pareció que íbamos para lugares distintos y eso se expresó en acciones. Y eso hizo más difícil la gestión. Es una discusión que nos debemos en el peronismo”.

El plan de dolarizar la economía: “No es buena idea. El plan de convertibilidad fue un plan para contener lainflación. Como plan para la inflación fue muy exitoso, para dos años. Pero cuando se convirtió en plan económico, fue desastroso. Se lo dije (a Milei) y le recordé cómo terminó ese programa. En el 99, termina con 18 puntos de desocupación y una industria aniquilada”

Su encuentro con Javier Milei: “Tuvo una actitud muy respetuosa conmigo. Fue una reunión muy correcta en el trato, pero Milei y yo pensamos muy distinto. Creo que en su lógica está la misma que tuvo el menemismo. Dice ‘el problema que tenemos es el déficit fiscal’, aclaro que soy de los que creen que es un problema y me hubiera encantado poner hacerlo”.

La cuarentena por el covid: “Creo que no se nos fue la mano con la cuarentena. Todas las decisiones que tomé siguieron la lógica de la OMS y de las recomendaciones de quienes me asesoraron, a quienes siempre estaré agradecido. La nuestra no fue ni por casualidad el aislamiento más prolongado del mundo ni cosa parecida. Son cosas que se decían, como alguien decía se robaron dos PBI y ahora está detenido por operar en las cuevas con dólar blue (por Leonardo Fariña)”.

Su posible mudanza a España: “Lo de España me asombra cómo lo transmiten y cómo lo dicen. Antes de ser presidente, durante 10 años de mi vida, todos los años fui a dar clases a España. Cuando anuncié que no iba a ir por la reelección, desde entonces las universidades me han planteado que volviera a dar clases. No es una residencia permanente, es posible que me tome unos meses para estar en España, pero acá tengo todo, amo Buenos Aires, amo a la Argentina. No estoy pensando en radicarme en España”.

 

Te puede interesar
Lo más visto