Invirtieron $2500 y hoy facturan más de US$1,5 millones: el día en que le vendieron a Maradona

Soñaban con ser la agencia de publicidad más grande de la Argentina, pero un cambio de rumbo los llevó a crear Buena Luz, una empresa de productos de iluminación. Ya abrieron un local en Chile y buscan instalarse en México.

Nacionales - Sociedad 25/01/2024 sanjuanhoy sanjuanhoy

YNULB65IEJFB7CHNRCIFUYNUBI

En 2005, Nicolás Goldman y cuatro socios invirtieron $500 cada uno para crear la que soñaban como la agencia de publicidad más grande de la Argentina. Unos meses después, sin conseguir sumar nuevos clientes al que los había llevado a abrir el negocio, decidieron dar un giro total en el emprendimiento y crearon Buena Luz, una empresa dedicada a la venta online de productos de iluminación.


Tras un cambio en la composición societaria, hoy, la firma factura más de US$1,5 millones anuales; entró en Chile de la mano de un socio local, y ya hizo pie en el competitivo mercado mexicano. “Queremos ser una marca líder a nivel mundial. Que imponga sustentabilidad, diseño y tecnología”, dijo Goldman.

En su nómina de clientes famosos cuentan con orgullo un cheque firmado por Diego Armando Maradona, por una compra para la famosa casa del barrio porteño de Devoto. “El Diego nos compró una vez. Compró por internet a través de una persona y nos llegó el cheque firmado, que era indiscutible que era él, y cuando nos dio la dirección de Devoto dijimos ‘ya está, si nos compró el Diego, ya está’”, recordó emocionado el joven empresario.

   

En el nuevo contexto de país, Buena Luz se prepara para reconfigurar la estructura del negocio. Tienen planeado aumentar la importación de productos terminados, pero manteniendo sus diseños propios y dejando un porcentaje de producción para fabricar en el país.

“No queremos descuidar la industria nacional. Una vez un sabio fabricante que tenía abierta su fábrica con 200 operarios en tiempos en que todo se importaba, nos dijo: ‘En la Argentina conviene siete años importar y siete años fabricar’. Y claramente tenía razón, porque después vinieron años de trabas a la importación, en donde fue a los fabricantes a los que les fue muy bien”, explicó.

Cómo nació la sociedad que dio vida a Buena Luz
Originalmente, eran cinco socios, pero con el tiempo quedaron solo dos y sumaron un nuevo jugador que hizo la inversión de US$50.000 que les permitió mudarse del PH en el que empezaron a un local en Villa Crespo. Hoy forman parte del equipo de emprendedores, Matías Fiszon, Nicolás Goldman y Matías Goldman.

“Empezamos a crear marcas propias para vender por Internet, era el boom. Ahí creamos THR3 Iluminación, en 2006, y empezamos a publicar productos de iluminación. También creamos Mundo Mínima, en la que vendíamos muebles; Game Light, una marca para iluminar casinos, e íbamos consiguiendo proveedores y los sumábamos a los diferentes canales online que íbamos creando”, explicó Nicolás Goldman.

Según el emprendedor, “fue tal el éxito, principalmente, de THR3 Iluminación que, por el sinceramiento de precios, que la gente hacía cola para comprar. Tenían que subir hasta el PH y una vecina que vivía abajo se empezó a quejar de los ruidos hasta que un sábado se fue de control y empezó a escrachar a los clientes. Cerramos, salimos a buscar un local y conseguimos el que estamos actualmente”.

Allí empezaron alquilando también un primer piso, donde armaron un showroom, pero el negocio siguió creciendo, entonces sumaron el local de abajo donde había una parrilla y luego la herrería de al lado.

“Esas ventas grandes nos dieron fondos para unificar todo en Buena Luz, en 2011″, explicó Goldman. En 2018 empezaron a fabricar una línea propia, pero como veían que sus modelos eran copiados e incorporados en los catálogos de las compañías que se los fabricaban, decidieron “capitalizar” sus ideas y empezar a producir sus artículos de diseño propio con fábricas con contratos de exclusividad. Después llegó la hora de abrir su propia fábrica, en el Abasto.

En 2023 llegaron a Chile con el modelo online y para marzo tienen previsto abrir el local de México. En la Argentina venden todo de fabricación propia; en el país trasandino importan productos argentinos y de China, y para el mercado azteca van a lanzar un catálogo de fábricas chinas. “Después la idea es exportar también de la Argentina a México”, dijo el empresario.

La decisión es expandirse en el mercado mundial

Si bien hace unos años les llegaron propuestas de aceleradoras o agrupadoras que les ofrecieron comprar la empresa por US$10 millones, dicen que las firmas finalmente “decidieron que no iban a invertir en la Argentina por la inestabilidad”. Eso los llevó a buscar abrir nuevos mercados. Así llegaron a Chile y a México y tienen proyectos para aterrizar también en Brasil e Israel.

“Mercado Libre está en 19 países y vamos a abrir en esos 19 países. Queremos ser una marca líder a nivel mundial, que imponga sustentabilidad, diseño y tecnología. Nos preparamos para el mercado internacional y vamos a capa y espada. La expectativa es instalarnos como Buena Luz en todo el mundo, sería así como Good Light, Boa Luz, Toda Luz, traducido al idioma que sea, pero el camino se hace al andar”, aseguró Goldman.

También están en la búsqueda de socios para abrir más locales en la Argentina, en zonas de puntos núcleo “donde hay muchas ventas”.

Al hablar de sustentabilidad, el empresario se refirió a la línea que fabrican con impresoras 3D, sobre la base de materiales biodegradables, como la remolacha, pero también tienen el foco puesto “en la eficiencia y en la tecnología”.

“Nos gusta ser disruptivos y los desafíos nos encantan. Siempre estamos mirando las nuevas tecnologías, somos fanáticos de la tecnología y buscamos esa fusión entre diseño, sustentabilidad y tecnología y estar a la vanguardia”, aseguró el empresario.

Como consejo para quienes están en la duda de abrir un negocio propio, Goldman tiene una recomendación: “Cuando uno quiere emprender, piensa en los miedos y no se enfoca en a dónde quiere llegar, Si no emprendes no te va a ir ni bien ni mal; si emprendes, te puede ir bien o te puede ir mal, pero por lo menos vas a tener algo que contar y no te vas a arrepentir, pero sí te vas a arrepentir de lo que no hiciste. Son todas frases de libros de autoayuda, pero son reales”.

Te puede interesar
Lo más visto