San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo

El impacto de las heladas y la falta de lluvias provocan pérdidas en el Banco Central de US$2500 millones

Lo estimó CREA, una entidad de productores con presencia en todo el país. La sequía provocó pérdidas irrecuperables en los cultivos de invierno, como el trigo y la cebada. Y condiciona las siembras de maíz y soja.

Economía sanjuanhoy sanjuanhoy

T3WCUXH2XVE5RKBTDEKOE5IHQU

BEAT HORIZONTAL

Las pérdidas en trigo y cebada ya suman un impacto económico de US$2500 millones, según un informe elaborado por técnicos de las áreas de Agricultura y Economía de CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola). Y no descartan que ese valor se incremente por efecto de las heladas tardías.

El relevamiento realizado en las diferentes regiones agrícolas argentinas reflejó que “el rendimiento promedio del trigo a nivel nacional sería de 22,1 qq/ha, una cifra 27,7% menor a la estimada inicialmente. En el caso de la cebada, ese valor sería de 29,8 qq/ha, un 23,5% inferior al potencial del cultivo en condiciones normales. A su vez, la proyección de producción nacional 2022/23 de trigo es de 13,8 millones de toneladas y la de cebada de 3,9 millones de toneladas.

Entre ambos cereales, se proyecta que, por las adversidades climáticas, quedaron en el camino al menos 6,57 millones de toneladas.

Y las restricciones hídricas no solo afectaron a los granos finos, sino también a la nueva campaña de granos gruesos, dado que, debido a la falta de humedad, buena parte de las siembras programadas de maíz temprano no lograron concretarse.

El ingeniero agrónomo Leandro Vatti, que asesora campos en el norte bonaerense, testimonió: “En esta zona vamos por la cuarta Niña consecutiva. Es muy inusual. Hablás con gente de 80 años y no se registra una sequía como la que se está viviendo en gran parte del país. No hay registros que puedan compararse con lo que se está viviendo. Si te remontas a las estadísticas en todo 1900 no hubo datos así, hay algo similar pero no en este extremo, recién en 1912 o 1913 pero no en este extremo”.

El relevamiento realizado por CREA reflejó que los mayores retrasos de siembras de maíz temprano se registraron en la zona núcleo pampeana -clave para la conformación de la oferta total de ese producto a nivel nacional-, y en Entre Ríos (Litoral Sur), donde la producción del cereal temprano es esencial para abastecer la demanda de la importante industria avícola, presente en esa zona a partir de los meses de marzo y abril.

Matías Campos, técnico del área de Agricultura de CREA, indicó que “en muchas zonas, el atraso de la siembra de maíz temprano promovió el pase de lotes a maíz tardío y también a soja. En este sentido, cabe esperar que surjan tensiones en relación con el abastecimiento del cereal durante el segundo trimestre del año hasta que se produzca el ingreso, hacia mediados de año, de la cosecha de maíz tardío”,

Y evaluó que “las pérdidas productivas y económicas, además de generar problemas serios, tanto a las empresas agrícolas como a las comunidades en las cuales se desenvuelven, también impactarán a nivel nacional al proveer una menor disponibilidad de divisas para el año 2023″,

Consultado por TN sobre la situación de dos de los cultivos de invierno como son arveja y cebada, Vatti explicó “hasta hace poco podía llegar a decir que lo más complicado era la costa del Paraná, cuando uno iba para el lado del oeste estaban mejor pero hoy se ha empeorado en pasos agigantados, más del 50 por ciento de los lotes del norte de la provincia de Buenos Aires no se van a cosechar están perdidos, están dando las órdenes para ir a otros cultivos, pero tiene que llover”.

Describió que: “Lo determinante de esta gran sequia fueron además las heladas como la de la semana pasada, que lo poco que quedaba lo que tenía chance de crecer se perdió en muchos casos. Heló lotes completos de trigo, arvejas… hay lotes que desaparecieron, parece que no se sembró nada. Hay otros lotes que pueden zafar, porque las heladas pegan de diferentes maneras, el daño de las heladas fueron muy grandes, esto impacto en el sur de Córdoba, sur de Santa Fe”.

Mermas importantes en trigo respecto del año pasado
El ingeniero Vatti comparó la producción de la campaña anterior, con promedios de 4000 kilos y en algunos lugares hasta 5000 kilos. Pero “en esta campaña te vas a encontrar con muchos lotes que van a dar cero, se perdió todo, y alguno que no se heló creo que va a haber alguno de 15 quintales. En el norte de la provincia de Buenos Aires, el 60 por ciento del área sembrada de trigo no se va a cosechar. No hay nada, no vale la pena”.

Frente a este panorama y con un escenario complicado, el asesor técnico estimó que “en la zona sudoeste de la provincia de Buenos Aires hay buen trigo así que el mercado interno va a estar abastecido, pero no va a haber exportación”.

Con todo, reflexionó: “El productor agropecuario al venir de varios años de sequía en el norte de la provincia de Buenos Aires, quemó sus reservas, esta campaña se debe por completo, el productor en diciembre tiene que pagar y los fertilizantes subieron más del 100 por ciento por el efecto de la guerra, el conflicto de Rusia y Ucrania llevaron los precios de los fertilizantes muy arriba. El productor se endeudó, sacó los insumos para pagar a cosecha y hoy lo debe, atado a eso vendió ese trigo que iba a cosechar para pagar ese crédito, ese trigo se entrega en una cooperativa la cooperativa lo vende a un exportador, es una cadena que se dio vuelta y que se debe toda. Ahí se termina la historia y quien tiene un compromiso de contrato tiene que cumplirlo y se van a encontrar que no tienen trigo. Se va a armar un combo explosivo”.

Consultado sobre si había tenido consultas por la situación, dijo: “Hoy no se puede dimensionar lo que se viene para adelante, porque el maíz no se pudo sembrar y la gente se está preguntando, la gente de campo, ¿Voy a poder sembrar la soja? Y no se…los pronósticos erraron todos, si bien te decía que iba a ser un año Niña más seco de lo normal te hablaban de precipitaciones por debajo del 50 por ciento de lo normal y en el norte de la provincia de Buenos Aires no llovió nunca, desde el 25 de mayo no llovió nunca más en la zona van casi seis meses sin lluvias”.

De cara a los cultivos de verano, expresó que “el problema hacia adelante es la siembra de la gruesa y los suelos como están que le faltan agua en los napas… miras los mapas y están secos, no hay reservas de ningún tipo. Hoy sembrás soja o maíz y se seca todo si no llueve”.

Para Vatti hay una mirada que se tiene que corregir: “Creo que al campo se lo tienen que mirar de otra manera, el productor de la región norte de la provincia de Buenos Aires esta complicado, hay un tema aparte que son los alquileres, acá necesitas que lluevan 200 milímetros, van cuatro años de sequia consecutivo en esta región. Esto puede pasar en Santiago del Estero y vos sabes qué puede pasar, pero acá se complica”.

De cara a la planificación frente al escenario de sequía señaló: “Ahora no queda otra que ir a soja, o maíz tardío en diciembre. La siembra de primera de maíz se perdió no se pudo hacer, todo lo que se mueve en la cadena cárnica, cerdo, ave y vaca se mueve por el maíz, es muy serio el problema desde lo económico, desde lo financiero y productivo; hoy necesitas políticas de estado, no es por un color político, Es clave que se tome nota de lo que esta pasando en diferentes regiones del país con el campo”.

Habría problemas de calidad de los granos
En el final del diálogo, Vatti se refirió a lo que se pueda cosechar de trigo y la calidad: “No sabemos qué calidad va a tener. Un trigo florece a partir del 20 o 22 de octubre, con esta sequía, la floración se adelantó quince días, un trigo tiene 400 o 500 espigas por metro cuadrado, acá hay 70, 80 o 100, esa espiga esta, pero no la flor no tiene humedad para cuajar el grano. Por eso lo que se va a cosechar va a ser de mala calidad que no sirve para hacer pan, va a ser lo que se denomina un triguillo, para que se revierta tiene que empezar a llover ahora, una lluvia de 10 o 15 milímetros no sirve para nada, necesitas 80 o 100 milímetros para poder sembrar y las condiciones no están dadas”.

BEAT HORIZONTAL

Te puede interesar

Lo más visto



Boletín de noticias