Los principales bancos de Wall Street ven cerca la salida del cepo y una fuerte desaceleración de la inflación

En sus últimos informes, Morgan Stanley, JP Morgan y el HSBC resaltaron que el gobierno de Javier Milei está consiguiendo estabilizar la macro, aunque advierten por algunos riesgos.

Nacionales 23/03/2024

ZE2LO7HJUNEW3D4EU3EIDWRRUI

El ajuste que aplica el gobierno de Javier Milei ya provoca buenas perspectivas en algunos de los bancos más importantes de Wall Street, que auguran una pronta salida del cepo cambiario y una fuerte desaceleración de la inflación para los próximos meses.

 En sus últimos informes, difundidos esta semana, Morgan Stanley, HSBC y JP Morgan destacan el “rápido progreso” alcanzado por el libertario en la “estabilización de la macroeconomía”, y vaticinan que el índice de precios del 2025 será el más bajo desde 2020.

Pese a sus pronósticos positivos, los gigantes de las finanzas advierten por el impacto de la recesión y por las dificultades que viene teniendo el Gobierno para imponer sus reformas en el Congreso, especialmente en el plano fiscal.

Morgan Stanley

La estabilización macroeconómica de Argentina “avanza rápidamente”, según los analistas de Morgan Stanley, que destacaron los avances en la consolidación fiscal al tiempo que se recomponen reservas.

“En ausencia de una apreciación considerable del tipo de cambio real, una fuerte cosecha proporcionará una mejora cíclica de las cuentas exteriores. Si a partir del segundo semestre las restricciones al capital y a la importación se levantan gradualmente (…), como esperamos, entonces prevemos que la balanza comercial de hidrocarburos arroje su primer superávit ya en 2024, seguido de una rápida expansión hasta US$18.000 millones a finales de la década”, anticipó la firma.

Desde la banca de inversión estadounidense dicen ser “más optimistas que el consenso” sobre el ajuste fiscal, al que proyectan en 3,8 puntos porcentuales del PIB en un año y de 5 puntos porcentuales en dos años.

Morgan Stanley prevé que el Congreso apruebe el capítulo fiscal de la ley ómnibus: “Este avance significa que Argentina no tendrá que reestructurar su deuda en 2025, lo que deja a los bonos soberanos en dólares muy atractivos con otro 33% de upside”.

El principal riesgo para los bonos en dólares, advierten, es que el ajuste fiscal no se mantenga, y que un eventual rechazo a las medidas fiscales por parte del Congreso deje un déficit primario. Pero, si el capital político sigue siendo elevado y las reformas se aprueban sin cambios, se daría paso a una apertura del cepo y a un tipo de cambio flotante que pintan un escenario alcista para la economía y los activos. En ese caso, proyectaron, ese escenario impulsaría una suba de los bonos en dólares hasta el 55%.

Los analistas de Morgan Stanley respaldaron la decisión del equipo económico de apelar al ancla cambiaria para controlar la inflación. “Creemos que la política cambiaria es probablemente adecuada para anclar expectativas de inflación”, indicaron. Sin embargo, creen que esa política estará sujeta a cambios a medida que las autoridades preparen el terreno para un nuevo sistema monetario en el que el dólar acabe compitiendo con el peso. El banco proyecta que la inflación de 2025 será de 31,6%, después de cerrar el corriente año en 207,7%.

HSBC

Por otro lado, en el HSBC anticipan que la economía sufrirá turbulencias en el corto plazo antes de que se observe una mejora. La actividad económica, señalaron, “era más débil de lo que pensábamos a finales de 2023 y se contrajo drásticamente a principios de 2024″.

Ahora prevén una contracción del PIB del 4,0% en 2024 tras un descenso del 1,6% en 2023, recortando su proyección previa de que la contracción sería de 2,0% este año tras cerrar en -1,0% el 2023. Si se excluyera el agro, en tanto, dijeron que la contracción la caída del producto este año alcanzaría el 5,5%.

Los analistas del banco, en cambio, elevaron su previsión para la expansión de 2025, a la que ahora sitúan en 3,0%, 0,5 puntos porcentuales por encima de la previsión previa. Expresaron que eso supone que Milei pueda estabilizar la economía y situarla en la senda del crecimiento sostenible. “No obstante, los riesgos de aplicación siguen siendo elevados”, advirtieron.

En esa línea, desde el HSBC recortaron sus previsiones de inflación para el acumulado de 2024 al 176% desde el 210% previo. Eso, explicaron, se dará asumiendo “que el proceso de estabilización en curso tenga éxito”, lo que llevaría a una inflación mensual de un dígito en algún momento del segundo trimestre y a la zona del 5% para el último trimestre.

“También suponemos una unificación del tipo de cambio en 2024″, expresaron, aunque también marcaron que “todavía no hay claridad” respecto de cuál será la estrategia oficial al respecto. La dinámica estable del tipo de cambio registrada en estos meses, aclararon, incluye tanto al crawling peg del 2% del tipo de cambi oficial como el declive de la brecha cambiaria, que se situó en 24% a mediados de marzo.

No obstante, alertaron: “Con esta previsión más baja, creemos que los riesgos para nuestra previsión están ahora sesgados al alza, dada la incertidumbre inherente al actual entorno macroeconómico y los retos de la estabilización”.

JP Morgan

Por último, los expertos del JP Morgan advierten: “La libertad no es gratis: el rally está justificado, pero el camino por delante no es fácil”. En el banco más grande de Estados Unidos destacan el aumento de los bonos desde el triunfo de Milei en el balotaje de noviembre, con subas que incluso estuvieron por encima de las de otros países emergentes de la región.

Respecto de las perspectivas a futuro, plantean: “Hay muchos desafíos políticos y riesgos de ejecución, pero parece haber un camino hacia un acuerdo político junto con una mayor asistencia del FMI destinada a levantar los controles de capital; esto podría dar más ventajas al repunte”.

El escenario base del JP Morgan para la Argentina en 2024 incluye una recomposición de las reservas netas en US$ 10.000 millones, un resultado fiscal primario que cierre en cero este año y una desaceleración de la inflación. “El camino hacia la línea de base está plagado de riesgos, pero el presidente parece decidido”, resalta en el informe.

Desde la perspectiva del Morgan, los bonos podrían seguir mejorando su performance hasta julio de este año y si el Gobierno consigue una mayor asistencia del FMI, podrían extender ese rally hasta diciembre. Sin embargo, el banco no descarta que Argentina tenga que avanzar hacia una nueva reestructuración de la deuda hacia 2025. “A pesar del reciente repunte, los precios de los bonos se mantienen en línea con un escenario definido por una reestructuración impulsada por recortes de valoración en el corto plazo”.

Te puede interesar
Lo más visto