La historia de José, el sanjuanino de 17 años que es abanderado y lucha por dejar las drogas

Locales 24 de noviembre de 2019
El adolescente de 17 años es uno de los 20 sanjuaninos que busca recuperarse de las adicciones. Se convirtió en el abanderado de la flamante Escuela Integral “Carlos Novelli”, ubicada en la Comunidad Terapéutica del Estado.

49029466561_ced28fd7dd_b

En San Juan, son 153 los casos que en la actualidad se encuentran bajo tratamiento por adicciones en alguna de las 3 comunidades terapéuticas del estado, solo el 12% está internado; el propósito de estos procesos es restaurar la dignidad de la persona, considerando sus necesidades biológicas, psicológicas y sociales.

El consumo problemático de sustancias es una realidad difícil de abordar, múltiples factores están involucrados en ella,   la fragilidad de las relaciones interpersonales, el consumo desmedido, la exclusión y la crisis de valores, que atraviesan a todas las clases sociales. 

Así, las políticas de prevención y tratamiento del consumo indebido  de sustancias y conductas adictivas, requieren de  un trabajo articulado del Estado, con los Municipios y  ONGs, en pos de realizar un abordaje integral y multidisciplinario, sin omitir la responsabilidad colectiva.

Entre las vinculaciones que se generan a favor de los jóvenes en tratamiento por adicciones, este 2019 en la provincia de San Juan, el Ministerio de Desarrollo Humano, junto al Ministerio de Educación y una Asociación Civil que es FAI (Asociación Formación de Ambiente Interno), lograron la creación de un Centro de Educación de Nivel Secundario (CENS), donde 20 chicos se sumaron a la educación formal, luego de haber abandonado por años la institución escolar. 

La terminalidad educativa, se considera de fundamental importancia para la posterior reinserción social,  así, se trabaja en la accesibilidad e igualdad de oportunidades para cada sanjuanino y se empieza a  concebir a los jóvenes con problemáticas de adicción, como sujetos de derecho, con capacidad de crecer, proyectar y soñar. Con derecho a recibir un tratamiento adecuado a sus necesidades, para alcanzar la plena participación en la sociedad.

José, tiene 17 años, comenzó su tratamiento contra las adicciones en el Centro ambulatorio San Benito, hace 7 meses, fue considerada su internación en la Comunidad Terapéutica Proyecto Juan y  en la actualidad su proceso de recuperación contará con salidas ambulatorias, que son llamadas de “pre- reinserción social”. 

“Tuve que cambiar de pensamiento, correrme de ese lugar de orgulloso, pedir ayuda, trabajar a diario con mi voluntad, un compromiso a ser honesto conmigo mismo, fundamentalmente”, dijo José.

José cuenta que no es fácil salir de una adicción, pero reitera constantemente, que no es imposible, “solo está en vos la decisión de cambiar o seguir igual”, en su voz se percibe la determinación tomada, como también, el apoyo valioso de su familia, que no lo ha abandonado.   

“Mi sueño es terminar el tratamiento, salir adelante, estoy haciendo reinserción, es difícil volver otra vez, porque ves que todo sigue igual, cualquier persona que hayas conocido, sigue igual o peor y ver cómo estás vos ahora, reflejarte  en esa persona de cómo eras antes, la verdad que es  difícil. Querés ayudar a las personas esas,  pero la droga te encierra en un mundo muy pequeño, en el cual no podes escapar fácilmente”, expresa con mirada tímida José.

En su relato, no deja de manifestar el sacrificio que representa tomar el camino de la recuperación,  “yo salí, tengo 17 años, es un trabajo diario y muy difícil, hay que tener compromiso, voluntad, seguridad, honestidad también, hay que ser honesto con uno mismo”, resalta el joven.

Abanderado en el CENS de la comunidad terapéutica San Benito, se siente orgullosos de sí mismo y se anima hablar de sus proyectos, “mi sueño es entrar al servicio militar y poder servir a mi país”.

Durante la conversación deja discurrir la importancia de la familia en el proceso de recuperación, reconoce haber transitado duros momentos con ellos a su lado, a pesar, de lo dificultoso del camino. 

Alicia, su mamá, no repara en llorar cuando habla de José, y recuerda cuando él le dijo: “quien iba pensarlo, te imaginaste que en 7 meses iba a tocar así la guitarra?”, y entre sollozos nos relata momentos duros, cuando varias señales alertaban de que algo andaba mal en la vida de su hijo.

Dejó la escuela, empezó a ser violento, lo veía sólo dormir y no comer, quería salir siempre, quería estar en la calle, no quería compartir nada con la familia”, dice Alicia.

Conmueve escuchar la respuesta a una pregunta sencilla, ¿cuáles son sus sueños como mamá?,  “sueño los sueños de él, las cosas que él quiere”, confiesa Alicia.

Y a modo de compartir su vivencia, aconseja, “la adicción es una enfermedad que se hace familiar, no se queden, no esperen nada,  busquen ayuda, hay un montón de personas que van a cooperar y que los van a sacar adelante, como por ejemplo, el equipo de Proyecto Juan y el de San Benito que son excelentes contenedores. No esperen tanto tiempo en buscar ayuda”, resalta Alicia. 

Centro San Benito: San Francisco del Monte 180 – O-  Capital- San Juan 

Te puede interesar