Impuesto al lujo para 0km: el Gobierno modificó la escala y subió la base

Lo hizo a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial. Para la primera escala pasa de poco más de $10 millones a cerca de $20 millones. Para la segunda sube de $19 millones a $36 millones.

Economía 25 de enero de 2024

f848x477-1541107_1598910_5050

El Gobierno nacional modificó a través de un decreto las bases imponibles para los tributos que deben pagar los dueños de autos cero kilómetros. Fue publicado y notificado en el Boletín Oficial, por lo que a partir de hoy se elevan los mínimos para la primera y segunda escala.

La norma modifica el régimen de Impuestos Internos para los autos 0km, elevando la base a partir de la cual se debe tributar. Con estas modifcaciones, la primera escala que actualmente estaba en $10.364.800 y sube a $19.826.151, con el pago de una alícuota del 20%. La segunda escala, en tanto, se eleva de $19.135.000 a $36,602.126, con una alícuota de 35%.

De esta forma, en el primer caso los autos cero kilómetros comenzarán a tributar a partir de poco más de $28 millones respecto al precio al público, que hasta hoy lo hacen desde $14.700.000. En el segundo caso, empezarán a pagar desde los $63.000.000, mientras que actualmente lo hacían desde los $32.000.000.

En el caso de las motos, se gravarán con un 20% las operaciones cuyo precio de venta sin considerar otros impuestos y opcionales sea igual o superior a $ 5.324.463, y con un 35% las de $ 6.826.234 o más.

El decreto especifica además que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) actualizará trimestralmente los montos a partir de abril, considerando la variación del Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM), respectivo a cada rubro en particular, que suministre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) correspondiente al trimestre calendario que finalice el mes inmediato anterior al de la actualización que se realice.

La medida, se indica en sus considerandos, "permite atender la situación económica de los sectores de que se trata e intenta adecuar las condiciones de mercado al nuevo esquema de costos de producción involucrados y los precios relativos de la economía, evitando posibles consecuencias en términos de caída de la producción y del empleo".

Este impuesto, habitualmente aplicado a vehículos de alta gama, había sido objeto de reclamos por parte de empresas y cámaras del sector, ya que luego del ajuste en el dólar oficial llevado a cabo el 13 de diciembre, pasó a abarcar modelos más económicos.

Con esta modificación, una gran cantidad de modelos dejarán de pagar el impuesto al lujo y se espera que se reacomoden los precios, algo que se conocerá cuando las empresas empiecen a difundir las nuevas listas.

Te puede interesar
Lo más visto