San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo

“La venganza se sirve en plato frío”: los posteos del hombre que asesinó a su ex en una panadería

Hugo Marchi mató a balazos a Esther Villalba y después se suicidó. Los testigos hablaron de amenazas, cambio de cerradura y exhibición de armas, situaciones previas al femicidio.

Policiales sanjuanhoy sanjuanhoy

OA4JJKXM7RAUDHJMCUSX4K4OJU

BEAT HORIZONTAL

Sigue la conmoción por el femicidio de Esther Villalba en el interior de la panadería donde trabajaba en la localidad bonaerense de Loma Hermosa. Mientras avanza la investigación, se conocieron los inquietantes posteos que publicó en el último tiempo en sus redes el asesino, Hugo Antonio Marchi, quien se suicidó tras cometer el crimen.

 
“Dolido pero no vencido” y “la venganza se sirve en plato frío”, fueron algunas de las frases que Marchi compartió en su muro de Facebook. El hombre, de 65 años, se había separado hacía poco más de un mes de la víctima. Ella, por su parte, publicaba “felizmente soltera” en su biografía de la misma red social.

En diálogo con los medios, la empleadora de la mujer asesinada contó que, en los días anteriores al crimen, el femicida acosaba a Villalba con mensajes telefónicos para reanudar la relación, lo que llevó a que la víctima cambiara la cerradura de su casa.

La dramática secuencia del femicidio

El femicidio ocurrió cerca de las 6.10 de esta mañana en la panadería “Martín Fierro”, ubicada en la calle Morganti 9200, esquina Florida, y toda la secuencia fue registrada por las cámaras de seguridad del negocio.

Según se puede observar en las imágenes que se viralizaron poco después del femicidio, Marchi entró al local y sorprendió a la mujer, que ya estaba trabajando, y le dejó sobre el mostrador un sobre de papel madera en el que aparentemente estaba el Formulario 08 para la transferencia de un auto.

Tras un breve intercambio, la mujer toma el sobre y se retira del salón, mientras el hombre agarra el arma de fuego que se le acababa de caer y empieza a perseguirla. Finalmente, en otro salón es donde Marchi asesina de al menos cuatro balazos a Villalba, delante de al menos un empleado, y, después, se quita la vida disparándose en la cabeza.

“Ella creía que él no le iba a hacer nada”
“Vero creía que él no le iba a hacer nada a ella. Nada más decía continuamente que él se iba a matar”, prosiguió la dueña del comercio, quien recordó que un día viajó en el auto con la pareja y Marchi le mostró que tenía un arma. “‘Mirá que ahí tengo el arma, así que ojo’, me dijo. Él no quería que me relacionara mucho con ella”, añadió.

Lucía contó que le había aconsejado a Villalba que lo denunciara, pero que ella decía que no porque pensaba que, como no había antecedentes de violencia física, “no le iban a dar bolilla”. “Para ella ya era definitivo el fin de la relación, no iba a volver con él. Hace tres semanas se vieron en San Martín porque ella supuestamente le iba a firmar el (formulario) 08 (del auto de Marchi, que estaba a su nombre), pero él no llevó el papel y le dijo que se iba a tirar abajo de un colectivo”, contó Lucía al recordar los comentarios de la víctima.

La empleadora agregó que el pasado domingo fue el último día que vio a Esther y que le aconsejó que cambiara las llaves de la casa porque él tenía unas que le había quitado, lo que finalmente hizo.

“Él era como un enfermo, y se lo dije a ella: ‘Vero, eso no es normal’”, concluyó Lucía.

Si bien no se encontraron denuncias previas en sede penal ni en el fuero de familia, existían mensajes intimidatorios publicados por el femicida en las las redes sociales, en los que demostraba que no aceptaba el fin de la relación.

   

BEAT HORIZONTAL

Te puede interesar

Lo más visto



Boletín de noticias