Fiscal advierte que compradores de agencias allanadas podrían estar circulando en autos robados:

Hay dos agencieros de Rawson detenidos y un tercero se encuentra prófugo.

Policiales 31 de mayo de 2024

BANDA-728x546

En el marco de la investigación conocida como "Operación Hidra", que se originó en Córdoba y desarticuló una megabanda dedicada al robo de autos, fraguado de numeraciones y venta de autopartes, se ha descubierto una ramificación de esta organización delictiva en San Juan.

El jueves, las autoridades locales hallaron cinco Toyota Hilux, una Toyota SW4 y un Chevrolet Celta, todos presuntamente robados. Además, se incautaron diversas autopartes y una escopeta calibre 16.

Los detenidos en San Juan son Esteban Yancovich, de 54 años, y José Alfredo Castillo, ambos dueños de agencias de venta de autos. Mientras tanto, Braian Alexander Castillo, hijo de José Alfredo, permanece prófugo.

El ayudante de fiscal Leonardo Arancibia ofreció nuevos detalles este en diálogo con Radio Sarmiento. "Son de Rawson, son agencieros, se dedican a la comercialización de vehículos", explicó Arancibia, subrayando que las agencias de estos individuos operaban de manera informal, exhibiendo autos, camionetas y utilitarios en la vereda o la calle.

Arancibia advirtió a aquellos que hayan adquirido vehículos a través de estas agencias que verifiquen con extrema precisión la procedencia de los mismos, ya que podrían estar circulando en unidades robadas. "Las personas que puedan haber comprado en esas agencias deberían verificar con extrema precisión la procedencia de esos vehículos", aconsejó, destacando la naturaleza ilegal de las operaciones de estas agencias.

Así operaba la banda

La organización criminal tenía su centro de operaciones en Córdoba, donde robaban vehículos a mano armada o utilizando métodos sofisticados, como inhibidores de señales de alarma y dispositivos electrónicos avanzados como el "Pandora" de origen ruso y el "Flipper Zero" estadounidense, capaces de vulnerar cualquier protocolo de seguridad.

Estos métodos fueron explotados durante más de un año por la banda para robar autos de media a alta gama, que luego eran desarmados y vendidos como autopartes en el mercado negro o revendidos con papeles falsos en otras provincias, incluyendo Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero y San Juan.

Lo más visto