La justicia inglesa obliga a la Argentina a pagar más de 300 millones de euros por el caso del cupón PBI

Lo decidió la Corte de Apelaciones de Inglaterra. Si el país quiere seguir con la apelación de la sentencia en su contra, tendrá que abonar esa suma antes del 5 de abril.

Política 22 de febrero de 2024

Axel Cristina

La Argentina tendrá que pagar 313 millones de euros antes del 5 de abril por el caso del cupón PBI en esa moneda si quiere seguir adelante con la apelación. Así lo decidió este jueves la Corte de Apelaciones de Inglaterra.

 Ese organismo había decidido tomar el reclamo contra la Argentina a mediados de enero. En ese momento, fue una buena noticia para el Gobierno, ya que aplazó el pago de la sentencia por 1300 millones de euros. Sin embargo, la calma duró poco tiempo: este jueves, la Corte de Apelaciones de Londres decidió que si el país quiere proceder con la apelación debe hacer un depósito parcial.

Si la Argentina paga, la audiencia de apelación se realizará el 21 de mayo. Si no lo hace, la sentencia de primera instancia quedará firme. Así lo explicó Sebastián Maril, analista de Latam Advisors que sigue el tema.

El conflicto judicial en torno al pago de los cupones PBI se originó cuando, en 2013, la Argentina decidió cambiar la fórmula que usa el INDEC para calcular el crecimiento de la economía. Esos bonos pagaban, precisamente, si el PBI aumentaba más de cierto nivel. El reclamo es que el país dejó de publicar el dato de PBI del último trimestre de 2013, cambió la fórmula y dijo que el crecimiento anual fue de 3,2%, justo debajo del 3,3% que gatillaba el pago.

Esta decisión generó reclamos en los tribunales internacionales. En Londres, por la versión del cupón PBI en euros; y en Nueva York, por la serie en dólares. El litigio europeo avanzó más rápido y ya en 2023 el juez de primera instancia condenó a la Argentina a pagar 1300 millones de euros por los intereses correspondientes al cupón PBI durante 2013.

Además, obligó al país a continuar publicando la serie vieja, desde 1993, y a abonar a todos los beneficiarios de los bonos si con esa serie correspondía hacerlo durante los años siguientes. En cambio, no permitió a los acreedores avanzar con embargos hasta que hubiera un fallo de la Corte de Apelaciones.

A la espera del fallo en Nueva York

En Estados Unidos, en tanto, el reclamo se tramita en el despacho de la jueza Loretta Preska, que también entiende en el caso por la expropiación de YPF. Allí hubo novedades a fines del año pasado, cuando los demandantes pidieron sumar otros años al juicio sobre el pago del cupón PBI en 2013, que todavía tiene fallo pendiente.

Los fondos creen que si la Argentina no hubiera modificado el método de cálculo del PBI, hubiera tenido que pagar los intereses de los cupones en los períodos que van de 2014 a 2018, así como en 2021 y 2022.

Al momento de hacer esa ampliación, según contó Maril, el Bank of New York (Trustee) pidió que se incluya como eventuales beneficiarios de un fallo adverso para la Argentina a todos los tenedores de cupones PBI regidos por la ley estadounidense -tal como sucedió en Londres-, aunque no hayan iniciado acciones legales. Si la jueza concede esa petición, el monto a pagar podría ir de los US$1000 millones originales hasta los US$6000 millones.

A la vez, los cupones PBI tienen plazo hasta 2035, por lo que esta estrategia judicial de los acreedores se podría seguir repitiendo durante varios años más.

Te puede interesar
Lo más visto