Reapareció Cristina Kirchner: dijo que Milei es "un showman en la Rosada" y que su fin es dolarizar

La ex vicepresidenta publicó en sus redes sociales un documento titulado "Argentina en su tercera crisis de deuda", con el que cuestiona el discurso y el programa económico del Presidente.

Política 14 de febrero de 2024

Cristina CTA

Reapareció Cristina Kirchner. Después de varias semanas en silencio, la exvicepresidenta eligió el Día de los Enamorados para publicar un paper de 33 páginas, con un repaso de hechos históricos que la llevan a concluir que el país vive su tercera crisis de deuda. Además, afirmó que el único plan que tiene el presidente Javier Milei es la dolarización y contradijo su teoría de que el déficit fiscal es la única causa de la inflación. 

"En el día de San Valentín y, como siempre, enamorada de la Patria comparto con ustedes el documento de trabajo '“Argentina en su tercera crisis de deuda. Cuadro de situación'. Va con cita de Juan Bautista Alberdi", escribió la ex mandataria en su cuenta de X, donde compartió un enlace al documento.

Uno de los últimos capítulos de ese documento está dedicado a Milei. Se llama "2023-2027. Un showman-economista en la Rosada", y arranca diciendo que "hasta el momento, el nuevo gobierno sólo ha desplegado un feroz programa de ajuste que actúa como un verdadero plan de desestabilización y que no solo retroalimenta el espiral inflacionario colocando a la sociedad al borde del shock, sino que además provocará irremediablemente el aumento de la desocupación y la desesperación social en una suerte de caos planificado".

"Es más que evidente que en la cabeza del Presidente el único plan de estabilización es el de la dolarización. No se explican las medidas adoptadas en otro marco teórico", afirmó.

El documento arranca con una cita a Juan Bautista Alberdi, el dirigente político citado de manera permanente por el presidente. "Tomar capitales a préstamo para reemplazar los capitales destruidos por la crisis, no es remediar la
pobreza, sino agravarla; la riqueza de otro no es la riqueza del país. La deuda representa más la pobreza que la riqueza. Endeudarse no es enriquecerse, sino exponerse a empobrecerse por la facilidad con que siempre se gasta lo ajeno", dice el fragmento.

Sobre esa base, Cristina planteó que "no sería preciso calificar a este gobierno como la cuarta experiencia neoliberal. Las características del discurso y de la praxis política del nuevo Presidente, como la de sus equipos en las distintas áreas, colocan al gobierno en un plano que va más allá de lo disruptivo y lo llevan a un lugar que la Argentina nunca conoció. Esto se desarrolla, además, en un marco económico y social de extrema gravedad".

Las contradicciones que le marcó a Milei

Además, la exvicepresidenta marcó las contradicciones del presidente. Dijo, por ejemplo, que "a pesar de haber sostenido como caballito de batalla que con los 'mismos de siempre' no se podían obtener resultados distintos, produjo, ni bien fue electo, un insólito reciclaje de personajes y exfuncionarios". Inmediatamente, escribió que el más preocupante es el de Luis Caputo, ministro de Economía y "artífice del endeudamiento serial del gobierno de Mauricio Macri y del retorno del FMI a la Argentina".

Siguió por el asesor y artífice del DNU de desregulación económica, Federico Sturzenegger, a quien tildó como "protagonista del “Megacanje” de la deuda externa junto a Domingo Cavallo en el gobierno de De La Rúa".

Otra contradicción marcó al cuestionar la intentona reformista vía DNU. "Al Presidente le asiste el derecho de pretender reformar la Constitución, pero No puede hacerlo a través de un DNU o una ley, sino a través del mecanismo de reforma que prevé la propia Constitución Nacional. No deja de resultar llamativo que el Presidente quiera anular la reforma que impulsó en 1994 su tan admirado presidente Menem".

La ex titular del Senado dijo que más allá de que a Milei le guste referenciarse en el expresidente estadounidense Donald Trump, este "está en sus antípodas de pensamiento económico": "es nacionalista, absolutamente proteccionista y es su antítesis hasta en lo personal: no sólo se casó 3 veces, sino que tiene 5 hijos, pero 'de dos patas', parafraseando al presidente Milei. Tal vez, solo en la afición de ambos por la red social X, como sistema de comunicación- y en alguna que otra excentricidad, podamos encontrar cierto grado de afinidad".

Al volver sobre la crítica a la teoría del déficit fiscal que el gobierno usa permanentemente como la razón de la situación económica negativa del país, marcó: "La publicación inglesa The Economist informa regularmente los principales indicadores económicos de 43 países agrupados por regiones, entre los que incluye a la Argentina junto a los países más desarrollados del mundo. De ese listado, sólo tres países tienen superávit fiscal".

Así y todo, citó un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal con sede en la Provincia de Córdoba (IARAF), publicado en La Nacion bajo el título "Problema histórico: la Argentina tuvo sólo seis años de superávit fiscal desde 1961". Y apuntó que esos años "corresponden al período 2003-2008, con gobiernos peronistas e industrialistas que habían administrado la cuestión de la deuda externa, con la comprensión que la escasez de dólares en Argentina tensiona la economía, la política y las instituciones a límites insoportables, y dispara la inflación".

"Tenemos la comprensión de que ese instrumento no es el principal problema que tiene la economía argentina. Lo que tensiona y detona realmente la economía de nuestro país es el déficit en la balanza de pagos, que significa, nada más ni nada menos, que la Argentina se empieza a quedar sin dólares", insistió.

Para CFK, se debe revisar la eficiencia del Estado

En el documento planteó que Argentina debe revisar la eficiencia del Estado. 

"Esto no significa negar la necesidad de una revisión de este modelo en lo que hace a las correcciones que demanda la estructura productiva de la Argentina, que nos permita profundizar el sesgo exportador, plantear una ineludible actualización laboral o contemplar la creación o transformación de empresas bajo la forma de una asociación pública y privada virtuosa, como se hizo con YPF antes de su desnacionalización", marcó.

Para la exvicepresidenta, el plan de Milei "no difiere mucho del que llevó adelante la dictadura cívico-militar en lo que hace a la apertura indiscriminada de la economía y la desregulación laboral de hecho, ni del de las privatizaciones de los años 90'".

Advirtió, además, que si se convalida la ley ómnibus y el DNU 70/2023, "Argentina ingresaría inerme a un proceso de extranjerización irreversible en un siglo XXI que se caracterizará por la disputa del dominio sobre la tierra, el agua y los recursos naturales". Ello a partir de que entraría en vigencia el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI). Pero como contrapartida, la exmandataria compartió un gráfico del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (Ocipex), que muestra que su segunda gestión como presidenta tuvo su mejor promedio de inversión extranjera anual.

"El volumen de inversión extranjera directa durante los 90' se explica por los dólares que ingresaron de la venta de las empresas del Estado, mientras que el período de mayor inversión extranjera directa que va del 2003 al 2015, se explica por la aplicación de un patrón de acumulación basado en la producción industrial, generación de valor de agregado y desarrollo de un fuerte mercado interno a través de altos salarios, sin venta de patrimonio estatal, con recuperación de empresas y generación activos como Ar-Sat y el FGS, junto al desarrollo de un importante plan de infraestructura federal, además de pagar deuda externa y cancelar la del FMI. No fue magia, es política".

Te puede interesar
Lo más visto