San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo

La queja de un medio francés por el tercer gol de Argentina en la final del Mundial: “Está estrictamente prohibido”

Según la prensa francesa, el gol de Lionel Messi a los 108 minutos debió haber sido anulado

Deportes - Fútbol sanjuanhoy sanjuanhoy

KKNQQXN6K5HBRJ3TUK6K2QINFU

BEAT HORIZONTAL

Argentina y Francia disputaron una final que quedó en la historia de los Mundiales al ser una de las más frenéticas del deporte con seis goles dentro de los 120 minutos (3-3) y una tensa tanda de penales que se inclinó hacia el lado albiceleste.

Mientras los sudamericanos continúan celebrando la obtención de la tercera estrella mundialista, en Francia siguieron estudiando detalladamente el último encuentro del torneo y, en medio de esos análisis, la prensa francesa aseguró que uno de los tantos de la selección argentina tendría que haber sido anulado por el árbitro polaco Szymon Marciniak.

 
La acción en cuestión pertenece al tercer gol de los dirigidos por Lionel Scaloni, del cual afirmaron que no tendría que haber sido contabilizado en el marcador por invasión de campo por parte de los suplentes argentinos.

Sin embargo, su explicación no se corresponde con el reglamento de la FIFA.

“Según el reglamento, el segundo gol de Lionel Messi, en la prórroga, debería haber sido anulado”, remarcó el periódico galo L’Equipe, al mismo tiempo que compartió una foto en la que se pudo ver al defensor Jules Kounde intentando, sin éxito, despejar una pelota que ya había traspasado la línea de fondo.

En esa imagen, a lo lejos también aparecieron algunos jugadores suplentes argentinos mirando la secuencia que protagonizaron Enzo Fernández, Lautaro Martinez y La Pulga, desde adentro del campo.

Para argumentar su postura, el medio en cuestión se basó en un tuit de un usuario que publicó una foto del reglamento oficial, pero no de la FIFA sino de la Liga Inglesa (The FA).

“La Ley 3, párrafo 9 de las Leyes del Fútbol establece: ‘Si, después de marcar un gol, el árbitro se da cuenta antes de que se reanude el juego de que otra persona estaba en el terreno de juego en el momento en que se marcó el gol: el árbitro debe anular el gol. Si la persona extra era: un jugador, suplente, jugador sustituto, jugador expulsado u oficial del equipo que marcó el gol; el juego debe reiniciarse con un tiro libre directo desde el lugar donde se encontraba la persona extra”, puntualizó el artículo.

Sin embargo, en la página 68 del reglamento de la FIFA, correspondiente a la “Regla 3- El número de jugadores. Apartado: Gol anotado mientras una persona extra se halla en el terreno de juego”, se detalla lo siguiente.

Si después de anotarse un gol el árbitro se percata, antes de que se reanude el juego, de que una persona extra se hallaba en el terreno de juego en el momento de marcarse el gol:

• el árbitro deberá invalidar el gol si:

– la persona extra era una persona externa e interfería en el juego

– la persona extra era un jugador, sustituto, jugador sustituido o funcionario del equipo que anotó el gol

• el árbitro deberá conceder el gol si: – la persona extra era una persona externa que no interfería en el juego – la persona extra era un jugador, sustituto, jugador sustituido o funcionario oficial del equipo que recibió el gol.

Por lo tanto, según esta regla, el gol estuvo bien convalidado ya que, pese a que algunos jugadores estaban dentro del campo, ninguno de ellos interfirió en el juego que se estaba desarrollando en el área francesa.

BEAT HORIZONTAL

Te puede interesar

Lo más visto



Boletín de noticias