El drama de un Balón de Oro por la enfermedad incurable de su hijo: “Le daría mis ojos”

James Owen, el hijo del histórico futbolista de la selección de Inglaterra, sufre un problema genético que le fue diagnosticado cuando tenía ocho años.

Deportes - Fútbol 25 de enero de 2024 sanjuanhoy sanjuanhoy

JXDJM74LTFFY5EFCIRU46RNJNQ

Michael Owen, que ganó el Balón de Oro en 2001 cuando era jugador del Liverpool, transita una pesadilla con su hijo James. Es que el joven de 17 años sufre una enfermedad incurable llamada Stargardt, que lo dejó prácticamente ciego. “Si pudiera darle mis ojos y hacer un intercambio lo haría, pero son las cartas echadas y no tiene sentido vomitarlas durante toda la vida”, confesó el exdelantero del Real Madrid en el Daily Mail.

A James Owen le diagnosticaron Stargardt que es una enfermedad ocular genética poco común que ocurre cuando se acumula materia grasa en la mácula, la parte de la retina que se necesita una para una visión clara.

“No puedes estar pensando por qué yo y todo lo demás. James absolutamente no hace eso. Al principio lo hizo un poco, pero como dice ahora, es un chico positivo”, se sinceró la leyenda de la Selección inglesa.   

La historia del hijo de Michael Owen

James Owen soñaba con ser futbolista hasta que a los ocho años le diagnosticaron la enfermedad de Stargardt. La vista del joven empeoró progresivamente durante su adolescencia y actualmente está “clínicamente ciego”.

“La gente espera que me dedicara al fútbol y solía disfrutarlo mucho. Pero estaba llegando a un punto en el que era demasiado difícil saber dónde estaba la pelota. Realmente dejé de disfrutar con el juego porque quería ser el mejor”, detalló el hijo de Michael Owen en Mail Sport.

“Cuando era más joven realmente sentí lástima de mí mismo. Pensé ´¿por qué yo?´. No puedo conducir, no puedo hacer esto, no puedo hacer lo otro. Pero estar molesto por esto no va a cambiar nada, así que mejor sigo adelante”, reveló James, que sueña con “tener su propio negocio y mantener a su familia en el futuro”.

El Balón de Oro en 2001 recordó que “cuando James era muy joven y sus ojos probablemente estaban mejor que ahora, los campos eran más pequeños y todo estaba mucho más cerca para que pudiera ver mejor la pelota, era muy, muy bueno. Le dije a mi padre, a mi esposa y a todos, ‘tiene muchas posibilidades de ser futbolista’. Pero tan pronto como le diagnosticaron, dejó de hacerlo gradualmente. Lo sobrellevó bien”, remarcó.

Michael Owen contó cómo transita la enfermedad de su hijo: “Gritaba de dolor”

Sobre los tratamientos médicos a los que tuvo que someterse, James Owen relató que “no fue nada fácil. Tenía que ir al hospital cada dos minutos y tenía que quedarse allí, mientras le metían cosas en el ojo. Le picaban los ojos y gritaba de dolor ´¿por qué?´. Pero visité muchos hospitales a lo largo de mi vida y vi a muchas personas menos afortunadas, así que hay que ponerlo todo en perspectiva”. Seguimos con la vida y lo pasamos muy bien”, relató.

Que causa la enfermedad de Stargardt y qué síntomas tiene
El National Eye Institute informó que “la enfermedad de Stargardt generalmente es causada por los cambios en un gen conocido como ABCA4. Este gen afecta la forma en que el cuerpo usa la vitamina A”.

Los síntomas son una pérdida lenta de la visión central en ambos ojos, puntos grises, negros o borrosos en el centro de la visión, sensibilidad a la luz y daltonismo.

La American Academy of Ophthalmology define la enfermedad de Stargardt como “una enfermedad ocular que produce pérdida de la visión en niños y en adultos jóvenes. Es una enfermedad hereditaria”.

En su página oficial explica que “la enfermedad de Stargardt a menudo se denomina distrofia macular juvenil. En las personas que padecen la enfermedad de Stargardt, mueren unas células especiales que detectan la luz, llamadas fotorreceptores, ubicadas en la mácula. La visión central, o de detalle, se vuelve borrosa o tiene zonas oscuras. También puede resultar difícil ver bien los colores”.

Te puede interesar
Lo más visto