San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo

De Robert Downey Jr a Brendan Fraser, las estrellas que tocaron fondo y lograron resucitar sus carreras

A lo largo de la historia del cine, un puñado de actores y actrices superaron el olvido. Un repaso por las malas rachas, los problemas personales y otros factores que pusieron en riesgo su lugar en Hollywood.

Espectáculos - Entretenimiento sanjuanhoy sanjuanhoy

4GXZ7YZMTREHVNTC6BXWEPXQ6I

BEAT HORIZONTAL

Si algo le gusta a Hollywood son las historias de superación. Esos personajes que se imponen a las adversidades y vencen sus propios demonios suelen ser los protagonistas de los films que pujan por un Oscar. Pero no solamente es terreno de la ficción. A la industria del cine le gusta que esos relatos atraviesen a su star system. Lo vimos con la “resurrección” de Marlon Brando, la segunda fiebre por John Travolta en los 90 y el reciente regreso triunfal de Brendan Fraser.

 
Llegar a la cima no es fácil, tampoco mantenerse en lo más alto. Sin embargo, lo más difícil es lograr recuperar la gloria perdida después de una serie de fracasos u otros factores. ¿Cuántas grandes estrellas vimos en producciones de bajo presupuesto o resignándose a un papel pequeño en la televisión? Solo algunos logran dar vuelta esa página y obtener papeles (re)consagratorios.

Entre ese puñado de figuras que integran una suerte de “club de reaceptados”, destacamos a algunos de los actores y actrices que superaron una mala racha y lograron resucitar su carrera en las últimas dos décadas.


Robert Downey Jr.
Para la prensa especializada, Robert Downey Jr. siempre fue uno de los actores más “angelados” de su generación. Irrumpió en los 80 como un galán juvenil y todo indicaba que su cara iba a estar en los pósteres de las propuestas más rentables de las carteleras por mucho tiempo. Pero todo se fue a pique.

Más allá de algunos pasos en falsos en títulos como Sueños de un Asesino y Zona Peligrosa, el mayor problema al que se enfrentó fue su adicción a las drogas. Ya nadie quería contar con él. Incluso, en 2002, fue despedido de la exitosa serie Ally McBeal. Y, como si eso no fuera suficiente, las recaídas hicieron que se volviera “no asegurable” y nadie quisiera contratarlo.

La remontada fue más ardua de lo que muchos recuerdan. Entre los títulos que lo ayudaron a repuntar estuvieron Kiss Kiss, Bang Bang, Buenas Noches, y Buena Suerte, Una mirada a la Oscuridad y Recuerdos de una Obsesión. Luego llegaría un papel hecho a su medida y que lo convirtió en una de las figuras más importantes del mundo: Tony Stark en Iron Man.

Michael Keaton
“Si esta cosa es un éxito, podés hacer cuatro o cinco fracasos sin preocuparte”, le dijo Jack Nicholson a Michael Keaton cuanto estaban rodando Batman en 1989. La frase es más que realista, pero lo cierto es que tuvo más traspiés que los recomendados por su colega.

Consagrado como uno de los mejores comediantes de los 80, Keaton no tardó en demostrar que era un todoterreno. Sus detractores reconocieron que su versión del vigilante de Gotham superó las expectativas y el futuro era alentador. Incluso, participó en joyas como Jackie Brown y The Paper.

Aunque en algunas entrevistas intentó dejar en claro que él mismo decidió correrse del centro de la escena, lo cierto es que sus participaciones en thrillers genéricos y olvidables casi que lo empujaron a una breve etapa crepuscular.

Su gran regreso fue en Birdman, donde justamente se burló de sí mismo: un tipo que se volvió un ícono internacional por combatir el crimen con un traje de goma. No desaprovechó el viento a favor y brilló en títulos como Spotlight, El Fundador, Spider-Man: de regreso a casa y El Juicio de los 7 de Chicago.

Winona Ryder
Sus papeles en Beetlejuice, Bolas de Fuego, El Joven Manos de Tijeras, La Edad de la Inocencia, Mujercitas y Drácula, convirtieron a Winona Ryder en un Ícono indiscutido de los 90.

En 2002, dos años después de ganar un premio Oscar por su papel en Inocencia Interrumpida, un hecho la puso en el ojo de la tormenta: una cámara de seguridad la captó robando accesorios en un local exclusivo de la Quinta Avenida.

Tras tres años de libertad condicional y 480 horas de trabajo comunitario, no parecía que iba a poder encausar su carrera rápidamente. A pesar de que tuvo roles interesantes en Star Trek y El Cisne Negro, todo indicaba que iba a estar destinada a papeles secundarios. Sin embargo, apenas apareció en Stranger Things todo el mundo recordó cuánto la quería.

Mickey Rourke
No era casual que algunos medios lo definieran en los 80 como la persona más atractiva del mundo. ¡Hasta llegaron a decirle que era el nuevo Marlon Brando! Mickey Rourke estaba hecho para el cine. Su rostro recordaba el magnetismo de los actores del Hollywood dorado. Malhumorado, rebelde y, sobre todo, seductor.

Las películas que lo consagraron fueron de culto: La Ley de la Calle, Corazón Satánico y Barbly. Sin embargo, a comienzos de los 90, dos fracasos estrepitosos como fueron Horas desesperadas y La justicia tiene su precio lo llevaron a tomar la decisión de dejar temporalmente la actuación y dedicarse a su verdadera pasión: el boxeo.

Como parte de su regreso a la actuación -motivado principalmente porque había despilfarrado todos sus millones-, empezó a operarse el rostro para intentar corregir las consecuencias de los golpes que sufrió en el ring y por un tiempo solo se hablaba de los retoques a los que se sometía.

Contra todo pronóstico, finalmente logró levantarse gracias a una serie de producciones que parecían escritas a su medida: Sin City, donde interpreta a un héroe inestable con muchísimas cicatrices en su rostro; y El Luchador, la joya de Darren Aronofsky en la que se pone en la piel de una estrella que busca redención. Todo tan autorreferencial que conmovió a la prensa y le devolvió la grandeza de los viejos tiempos.

Matthew McConaughey
Injustamente, Matthew McConaughey fue denominado como el peor actor de Hollywood. Lo cual era exagerado, ya que posiblemente el mayor culpable era su representante. Sus películas eran un fiasco artístico total o eran superproducciones que rendían por debajo de las expectativas, pero esto no quiere decir necesariamente que él actuara mal.

A mediados del 2000, no estaba claro si debía tomar el camino de las comedias románticas como Cómo perder a un hombre en 10 días o el de las películas de aventuras con aires de Indiana Jones como Sahara. Finalmente, fue por la dirección correcta: elegir solo buenos guiones y estar a las órdenes de excelentes directores.

   

La primera señal de que su suerte empezaba a cambiar fue cuando cosechó elogios por su protagónico en The Lincoln Lawyer. Luego, siguieron la aclamada serie True Detective y El Lobo de Wall Street.

El broche a este momento de gracia fue Dallas Buyers Club: El club de los desahuciados, donde interpretó a un cowboy que se contagia el virus del VIH cuando todavía se desconocía mucho sobre la enfermedad y debe enfrentarse a los prejuicios propios y ajenos.

Brendan Fraser
Se trata del último en sumarse a esta lista. Durante seis minutos, Brendan Fraser fue ovacionado este fin de semana en el Festival de Venecia por su papel The Whale. En el film de Aronofsky -todo un experto en darle una inyección a estrellas olvidadas-, la estrella le da vida a un profesor de inglés solitario que sufre de obesidad y lucha por reconectarse con su hija de 17 años.

El ocaso pasajero del protagonista de La Momia, no solo se debió a una mala racha. Según lo que trascendió, él estuvo en una suerte de “lista negra” de Hollywood. ¿El motivo? Habrían intentado silenciarlo para que no hable del abuso sexual que sufrió en 2003 de parte de Philip Berk, periodista y expresidente de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HPFA, por sus siglas en inglés).

Tras más de 15 años en los que participó en producciones interesantes pero poco masivas, la crítica coincide que el actor está de vuelta. Y no solo eso. Acostumbrado a verlo en comedias como Al diablo con el diablo y cintas familiares como Looney Tunes: De nuevo en acción, ahora demostró que se puede cargar un verdadero dramón en la espalda.

BEAT HORIZONTAL

Te puede interesar

UA5JDC7EKVHCBPMPNSPKQSYJIU

El accidentado casting de Friends: qué famosos quedaron afuera y cómo eligieron al grupo de amigos más célebre

sanjuanhoy
Espectáculos - Entretenimiento

El 22 de septiembre 1994, hace 28 años, NBC emitió el primer capítulo de la sitcom que retrató a una generación. La serie, que duró una década, hizo ricos y famosos a sus protagonistas: comenzaron cobrando 22.500 dólares y terminaron ganando un millón de dólares por episodio. Pero antes de grabar el piloto, hubo otros aspirantes a conseguir un papel que no prosperaron

Lo más visto

UGVK22BCDRF3DO7PQXT4D5AEJA

Cayó desplomado en la calle, el parte médico indicó “muerte súbita” y ahora relata cómo es estar dos horas sin signos vitales

sanjuanhoy
Historias

Federico Scoccia tenía 53 años cuando la tarde del 27 de septiembre de 2019 se derrumbó sin pulso ni respiración en la puerta de su casa en la capital de Neuquén. Al menos cuatro personas se alternaron para practicarle maniobras de reanimación cardiopulmonar en la calle y en dos hospitales de la ciudad durante más de dos horas. La brutal historia de un “caso de libro”



Boletín de noticias