Garavano pidió que la Justicia en San Juan autorice a usar tobilleras en los presos

Política 03/07/2017
Fue en la apertura del Consejo Federal de Justicia. Para el funcionario nacional, "los dispositivos electrónicos para arrestos domiciliarios y los programas de readaptación social funcionaran adecuadamente”.
garavano

Con la presencia del ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación German Garavano, este lunes se llevó a cabo el acto de apertura del Consejo Federal de Justicia, que sesionará durante dos días en San Juan, donde la provincia presentará la propuesta nacional Plan Justicia 2020.

En ese marco, Garavano señaló que "nuestro país es federal, la mayoría de los argentinos viven sus jurisdicciones y nosotros creemos que estamos para ayudar, colaborar y poder brindar un mejor servicio a todos los argentinos. Una de las tareas gratificantes es poder trabajar con ustedes".

"Tenemos una agenda muy cargada de temas que hacen a la actualidad y a la situación que necesitamos en todo el país", añadió el funcionario nacional. En este sentido, detalló algunos de los temas que se tratarán en las diferentes comisiones al decir que “por un lado temas de acceso a la justicia y asistencia a las víctimas sobre lo que recientemente el Congreso de la Nación sancionó una ley muy importante. Acá estamos todos los ministros de justicia para avanzar en cómo implementar esa ley que fue sancionada”.

Posteriormente agregó que “la cuestión penitenciaria es una situación crítica. San Juan está avanzando con varias iniciativas, también lo están haciendo otras jurisdicciones y vamos a trabajar coordinadamente para poder avanzar en eso”.

El ministro se refirió a la reforma al sistema judicial tanto en materia penal, como en lo civil y comercial, "para tratar de ver cómo se agilizan los procesos, se cambian los códigos procesales para tener una justicia más accesible, más cercana, más rápida, una de las grandes demandas de la población”.

Garavano dijo que “una de las herramientas claves son las leyes de flagrancia. La ley que sancionamos en la nación está funcionando muy bien en Capital Federal, eso hace que toda persona detenida sea trasladada ante un juez y lo que de algún modo rompe la puerta giratoria que es uno de los temas centrales”. Afirmó que “hoy en Buenos Aires los procesos que antes tardaban dos años, pasaron a resolverse en aproximadamente 30 días y la situación de las personas detenidas también se resuelven rápidamente en cuestión de 72 horas”.

Finalmente, hizo referencia al servicio penitenciario diciendo que “la verdad que en nuestro país en los últimos años ha habido muy poca inversión. Tampoco hubo sistemas de modernización de lo que es el tratamiento penitenciario, no se usaban dispositivos electrónicos para arrestos domiciliarios, no había programas de readaptación social que funcionaran adecuadamente”.

En este sentido dijo que “hoy se han dado más de 1.500 dispositivos de arresto domiciliario con tobilleras que están funcionando en todo el país, oportunamente se distribuyeron para la provincia, y lo importante es que la justicia autorice el uso de estos dispositivos”.

Te puede interesar