Indec: la inflación de mayo fue del 1,3 por ciento

El índice fue inferior al promedio de consultoras del IPC Congreso, que marcó 1,8 por ciento. Y más bajo que lo esperado. Según el Gobierno, pasaron los meses más álgidos en materia de precios.
inflacion_mayo

La inflación de mayo fue del 1,3 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). La cifra, inferior a la esperada, contrasta con el avance de los precios de abril, del 2,6 por ciento.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue el más bajo desde enero y algo inferior al promedio de mediciones privadas del IPC Congreso, que marcó 1,8 por ciento. Significó una desaceleración pronunciada respecto de los meses anteriores. Entre enero y abril, las subas pronunciadas de servicios públicos y alimentos llevaron al índice oficial a niveles de entre 2,4 y 2,6 por ciento.

El rubro Alimentos y Bebidas, el más importante de la canasta básica y el que más afecta a las familias de menores recursos, mostró un avance del 1,3 por ciento, que contrasta con las subas superiores al 2 por ciento de los meses previos.

Entre los alimentos que más aumentaron, otra vez se destacaron lácteos y carnes, al igual que el mes pasado. El kilo de asado avanzó 2,5 por ciento y el de cuadrol, 2,3 por ciento. El litro de leche en sachet, 1,9 por ciento y los quesos, entre 2,2 y 4,4 por ciento. Las frutas aumentaron 3,7 por ciento, mientras que las verduras se abarataron, en promedio, 2,2 por ciento.

El rubro Vivienda y servicios básicos, en el que se anotan las subas de tarifas, avanzó 1,9 por ciento, impulsado por el aumento del agua corriente y los efectos de la suba del gas de abril.

La Atención médica avanzó 1,5 por ciento, impulsada por subas en medicamentos, mientras que el rubro Educación subió 1,8 por ciento.

El rubro que más aumentó fue Equipamiento y mantenimiento del hogar, que subió 3 por ciento. Pero es, a su vez, el segmento que menos sube en el año (6,5 por ciento acumulado desde enero).

La inflación alcanzó así el 10,5 por ciento desde enero y el 24 por ciento interanual. El acumulado de 2017 ya está en las orillas de la meta prevista por el Banco Central para todo el año, de entre 12 y 17 por ciento. Las consultoras -y los funcionarios- esperan que el año termine con una inflación de entre 21 y 23 por ciento.

La desaceleración de los precios era esperada, pero el Gobierno esperaba un índice más cercano al 1,5 por ciento. El dato de mayo da pie al Banco Central para relajar su política monetaria. Una baja en la tasa de interés impactaría en los niveles de actividad. La entidad que preside Federico Sturzenegger definirá el próximo martes si baja o no el costo del dinero.

Te puede interesar