Turquía: el Gobierno de Erdogan dice haber recuperado el poder y evitado el golpe de Estado

Autoridades turcas Dicen que la rebelión militar this sofocada. Mientras Tanto se produjeron los Ataques al parlamento y reportan Víctimas.

turquia-01

El intento de golpe de Estado militar del viernes por la noche en Turquíase encuentra "ampliamente bajo control", afirmó el sábado de madrugada el primer ministro turco Binali Yildirim por televisión.

"Es una iniciativa idiota abocada al fracaso y se encuentra ampliamente bajo control", declaró por teléfono a la cadena de información NTV. Los servicios de inteligencia turcos hablaron de una "vuelta a la normalidad", aunque a la misma hora se informaba que el parlamento turco en Ankara fue bombardeado desde el aire.

Miembros de las fuerzas militares de Turquía afirmaron el viernes que han tomado control del país mientras en la capital se escuchaban explosiones y disparos, y se difundían versiones periodísticas de combates aéreos entre fuerzas leales y simpatizantes golpistas.

El presidente de Turquía permanecía desafiante y exhortó a los ciudadanos a que tomaran las calles en muestra de apoyo a su gobierno.

Al parecer los turcos atendieron el llamado a primeras horas del sábado al salir a las calles en Izmir y Estambul, mientras ondeaban banderas turcas, según imágenes de la televisión.

La agencia noticiosa Dogan informó que soldados dispararon contra un grupo de personas que intentaban cruzar el puente de Bósforo para protestar contra el intento golpista, y que algunas personas resultaron heridas.

Las imágenes televisivas mostraban a personas que corrían para refugiarse cuando se escucharon los disparos.

El caos corona un periodo de agitación política en Turquía de la que se culpa al gobierno cada vez más autoritario del presidente Recep Tayyip Erdogan y que ha incluido una reorganización del gabinete, represión contra disidentes y la prensa opositora, y la renovación del conflicto con las zonas curdas en el sureste.

Erdogan dijo en entrevista con CNN en turco que la acción militar era "un intento de levantamiento por una minoría dentro de nuestras fuerzas armadas". Su despacho se negó a revelar su ubicación, y sólo dijo que estaba en un lugar seguro.

"Quiero hacer un llamado a mi pueblo. A reunirse en nuestras plazas, en nuestros aeropuertos y dejar que ese grupo minoritario salga con sus tanques y artillería y haga lo que quiera hacer", dijo Erdogan.

La agencia noticiosa estatal Anadolu dijo que jets caza bajo control de las fuerzas leales volaban sobre la capital para atacar a los helicópteros tripulados por simpatizantes de los golpistas. La cadena privada de televisión NTV informó que un helicóptero fue derribado. Otros medios parecían confirmar que no todos los militares apoyan el golpe.

"Aquéllos que intentan un golpe fracasarán. Nuestro pueblo debe saber que superaremos esto", dijo por teléfono el general Zekai Aksakalli, el comandante de las fuerzas militares especiales, al canal privado NTV.

Mäs temprano un grupo de golpistas del ejército había anunciado haber tomado el poder en Turquía, donde decretó un toque de queda y ley marcial, mientras que el presidente islamista conservador Recep Tayyp Erdogan llamó a la población a echarse a la calle.

Por la noche la situación era confusa en el país y en particular en Ankara, donde se escuchó una fuerte explosión de origen desconocido.
Erdogan intervino por televisión para denunciar "el levantamiento de una minoría en el ejército" y exhortó a los turcos a "congregarse en plazas públicas y aeropuertos" para resistir frente al intento de golpe de Estado.

El jefe del Estado intervino por teléfono en la cadena de información CNN-Türk. "No creo para nada que estos golpistas vayan a tener éxito", dijo, y prometió una "respuesta muy fuerte".

El presidente turco se encuentra en un lugar "seguro", afirmó una fuente presidencial.

Anteriormente, el primer ministro Binali Yildirim advirtió a los implicados en esta acción "ilegal" que pagarán "un precio muy alto".
La cadena de televisión pública turca difundió este viernes por la noche un comunicado de "las fuerzas armadas turcas" que impone la ley marcial y un toque de queda en todo el territorio.

"No permitiremos que el orden público se altere en Turquía (...) Se impuso un toque de queda en el país hasta nueva orden", señala el comunicado, firmado por el "Consejo de la paz en el país" que afirma haber "tomado el control".

Los helicópteros sobrevolaban Ankara después del sobrevuelo a baja altitud de aviones de combate.

Los dos puentes que cruzan el estrecho del Bósforo en Estambul fueron cerrados parcialmente, según una televisión local.
En Estambul, las fuerzas de seguridad bloqueaban las avenidas que llevan a la plaza Taksim y la policía estaba desplegada en las calles.
Los golpistas publicaron un comunicado en la página web del Estado Mayor de las fuerzas armadas, explicando que han tomado "totalmente" el poder.

La acción tiene como objetivo "asegurar y restaurar el orden constitucional, la democracia, los derechos humanos y las libertades y que prevalezca la ley suprema".

"Todos nuestros acuerdos y compromisos internacionales siguen siendo válidos. Esperamos que continúen nuestras buenas relaciones con los otros países", añade el texto.

El jefe del Estado Mayor es "rehén" de los militares golpistas, afirmaron las televisiones y la agencia progubernamental Anatolia.
"El general Hulusi Akar, jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas, está retenido como rehén por un grupo de militares que intentan un levantamiento", precisó la agencia.

La cadena CNN-Türk informó de una movilización "extraordinaria" delante de la sede del Estado Mayor.
Las noticias que llegan de Turquía preocupan a la comunidad internacional. El secretario de Estado estadounidense John Kerry deseó que prevalezca la "paz y la continuidad del poder".

Te puede interesar