Mauricio Macri por el Bicentenario: "Vamos rumbo a un increíble futuro"

El presidente le pidió a los argentinos "alejarse de la viveza criolla" y admitió que las transiciones son difíciles: "Tomamos decisiones que aún me duelen". En el acto por los 200 años de la Independencia se despidió con un "viva la Patria y el amor".
MACRI

El presidente Mauricio Macri vaticinó hoy al encabezar el acto oficial por la celebración del Bicentenario de la Independencia, que el país se dirige "a un increíble futuro" con "la cultura del esfuerzo, del trabajo y del diálogo después de años". En esa línea, el mandatario dijo: "No tengamos miedo. No escuchemos a los que se han enfermado con el poder. Ya empezamos a caminar en la dirección a un futuro mejor, con diálogo y trabajo".

Sostuvo que "nunca fue fácil asumir ser independientes, ser libres" y que "eso conlleva una responsabilidad" porque, dijo, "no podemos sentarnos a esperar que otros vengan a tomar las decisiones por nosotros". "Somos nosotros los que tenemos que elegir" y "hacernos responsables por las decisiones que tomamos" porque "no podemos echarle la culpa a nadie de lo que suceda". Expresó que "ser independientes significa ser solidario" y en ese marco llamó a los argentinos a "consumir la menor cantidad de energía posible".

Desde la puerta de la Casa Histórica de Tucumán, el jefe de Estado pidió a los argentinos "que la verdad gobierne entre todos nosotros" y abogó por "alejarnos de la viveza criolla mal entendida". "Me comprometo a decirles la verdad, que es exigente, es dura y nos desafía porque tenemos que reconocer lo que nos pasa y ahí resolverlos", señaló.

"Los ciudadanos que declararon la Independencia no eran superhombres. Seguro tuvieron miedo y angustia. Pero el coraje y la convicción fue más fuerte. Hoy les quiero pedir lo mismo a todos los argentinos: que seamos protagonistas, que tengamos fe de nuestra capacidad de crear y desarrollar", dijo.

Macri pidió además que "la verdad gobierne entre nosotros" y que hay que alejarse de "la viveza criolla". "El truco, que a mi me gusta mucho, no se puede aplicar en la vida todo el tiempo. Uno no puede andar cantando falta envido todo el tiempo", dijo.

"Necesitamos señales claras de que tenemos compromiso y palabra porque eso es lo que potencian nuestras capacidades. Les quiero pedir una cosa más: un país es como una familia. Cada cosa que uno hace repercute en los demás. Cada uno tiene que dar lo mejor de sí", pidió.

Como es costumbre, el Presidente no se olvidó de la herencia que recibió y le dedicó fuertes palabras a la gestión kirchnerista. "Todas las transiciones son difíciles y este punto de partida es especialmente difícil. Encontramos un Estado muy castigado por la mentira y la corrupción", dijo.

Siguiendo esa línea y en medio de los escándalos de corrupción que golpean al anterior gobierno, le hizo un pedido a la Justicia. "A nuestros jueces, que tienen tan importante labor que es defender el valor de la ley, (les pido) que terminen con la impunidad. Tienen que hacerlo que equilibrio, con mesura porque son los que consolidan nuestro sistema constitucional", expresó.

Los siete meses de gestión

Macri evaluó su paso hasta ahora por la Casa Rosada y defendió lo hecho por su gobierno. Mencionó el Plan Belgrano (el proyecto que pretende modernizar el norte argentino) y lo definió como "la obra de infraestructura más grande de la historia", y agregó que "espera" que la inflación continúe bajando a lo largo del año. "Ya lo estamos empezando a hacer. Ya se están viendo los primero empleos generados por la inversión", agregó. "Porque siempre es mejor invertir que gastar".

"Dada la precariedad, tuvimos que tomar muchísimas decisiones dolorísimas. Pero yo sé que tengo que cuidar a todos los argentinos.Tomamos medidas para destrabar a la economía después de cinco años de estancamiento", dijo Macri, quien destacó el cambio en su política exterior.

"El mundo se ha interesado en nosotros y nos quiere acompañar. ¿Pero saben qué? Somos independientes y libres. Y depende de nosotros que marquemos el proyecto y el rumbo. Vamos por el camino correcto. Vamos rumbo a un increíble futuro", cerró el Presidente, al grito de "¡Viva la patria y el amor!".

Te puede interesar