Más de 30 mil almas festejaron el Bicentenario de la Independencia

En el marco de los festejos por los 200 años de la Independencia Nacional, se llevó adelante el tradicional Desfile Patrio en el departamento 9 de Julio.

Es importante destacar que previo al desfile se ofició el Solemne Tedeum en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, a cargo del Arzobispo de San Juan, Monseñor Alfonso Delgado.

Las actividades contaron con la presencia de representantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la provincia; alumnos, docentes y directivos de escuelas y centros de formación; autoridades e integrantes de diversas instituciones de San Juan, y cientos de sanjuaninos que se dieron cita en Avenida San Martin del departamento 9 de Julio.

El primer mandatario provincial, fuera del protocolo estipulado para los desfiles patrios, hizo uso de la palabra, expresando un sentido discurso a los sanjuaninos con motivo del Bicentenario de la Independencia.

El mensaje completo del gobernador Uñac:

“Hace 200 años un grupo de argentinos representantes de las provincias unidas tomaban la decisión de separarse definitivamente del gobierno español, esa “generación de la independencia” asumía el desafío que le imponía la historia: la emancipación y la soberanía.

Ser independientes, libre e independiente de España y de cualquier otra potencia extranjera en 1816 significaba iniciar un camino nuevo, desconocido, incierto. Pero ni lo incierto ni las presiones ni lo desconocido fueron freno para aquellos que asumieron la responsabilidad y el riesgo de ser libres y soberanos.

A doscientos años de aquella gesta es un momento para rendir homenaje a los hacedores de la independencia y desde esa epopeya reflexionar y repasarnos como país y ver hasta donde llegamos, cuanto hemos transitado como sociedad desde aquellas provincias Unidas del Río de la Plata hasta esta Argentina de principios de siglo.

Rindiendo homenaje a estos hombres es que los mandatarios de todas las provincias Argentinas confluiremos mañana en Tucumán, para honrar la gesta independentista, sus hombres y su significado.

Es una buena oportunidad para renovar nuestro compromiso con la libertad, como derecho intrínseco de la argentina pero además de cada uno de los argentinos. No me cabe duda que nosotros, que bien podríamos llamarnos “la Generación del bicentenario” somos consecuencia de los aciertos y errores de los que nos dejaron esta Nación y seremos responsables de la que dejaremos a nuestros hijos.

Dicen los historiadores que una generación se caracteriza por enfrentar los desafíos de su tiempo con una visión transformadora de la realidad. A eso estamos llamados los hombres y mujeres de la Generación del bicentenario.

Y en ese sentido vale la pena preguntarnos: ¿Qué significa ser independientes hoy? Yo creo que ser independientes significa que, como argentinos, recojamos el legado que nos dejaron los hombres de 1816, y nos aboquemos a la tarea de construir juntos, día a día, una patria que sea de todos. Y solo nuestra. Que todos seamos patria, como dijo el poeta.

La generación de la independencia hizo su aporte, nos legó la soberanía y la emancipación, nosotros la generación del bicentenario, tenemos la responsabilidad histórica de homenajear a aquella epopeya reafirmando nuestra soberanía y nuestra autodeterminación como nación, que nació libre hace 200 años y perdurará libre y soberana por los tiempos.

De todos nosotros depende, construyamos libertad, seamos cada día más libres como personas y como sociedad y asumamos nuestros desafíos personales y colectivos, como lo hicieron nuestros patriotas, como Laprida y Santa María de Oro, dos sanjuaninos que hace 200 años se fueron a Tucumán y nos trajeron la independencia.

La Patria nos reclama a todos, la patria nos necesita a todos.

Más que nunca, debemos fortalecer, como se hizo en el 1816, la convicción de que el desafío de la construcción en conjunto es posible. Un compromiso de todos unidos, que palpite con fuerza de cada uno de nosotros. El futuro depende de nuestro trabajo. Ni más ni menos. Y yo estoy seguro que con fuerza, inteligencia y pasión, unidos podremos continuar con el espíritu y la impronta de aquellos héroes de 1816, honrándolos como se merecen, fortaleciendo la creación y permanencia de una nación independiente.

¡Viva San Juan y viva la Patria!”.

Te puede interesar