Lázaro Báez no quizo declarar y presentó un escrito: "Hay un mensaje disciplinante hacia mi persona"

Nacionales 06/07/2016
El empresario pasó por su cuarta indagatoria por lavado de dinero ante el juez Casanello.
lazaro-comodoro-py
El detenido empresario Lázaro Báez presentó hoy un escrito en el que objetó la nueva acusación por lavado de dinero en su contra y sostuvo que detrás de la convocatoria del juez federal Sebastián Casanello hay "un mensaje disciplinante" contra él.

"No puedo descartar entonces que los llamados a prestar declaración indagatoria para toda mi familia (cada uno de mis hijos, sin distinciones relevantes en el curso y gobierno de las acciones), lejos de fundarse en el derecho de defensa, en la posibilidad de ser oídos, en la de brindar las explicaciones respecto de un hecho penalmente relevante y resistir la imputación, contenga un mensaje disciplinante hacia mi persona", sostuvo Báez en el escrito de siete carillas al que accedió Infobae.

Báez y el contador Daniel Pérez Gadín fueron indagados hoy por un nuevo caso de lavado de dinero en la causa en la que están detenidos. Los dos siguieron la estrategia de siempre: presentar un escrito y negarse a contestar preguntas.

El empresario y el contador llegaron a primera hora de la mañana desde la cárcel federal de Ezeiza, donde están detenidos hace tres meses, a los tribunales de Comodoro Py.

Se encontraron con un operativo de seguridad mayor al de sus anteriores indagatorias porque también hoy se presenta en Comodoro Py la ex presidente Cristina Elisabet Kirchner, para notificarse de su procesamiento y embargo en la causa "Dólar futuro", y la del extraditado Ibar Pérez Corradi, cuya declaración finalmente se hará en el edificio Centinela de Gendarmería Nacional, donde está detenido.

Báez y Cristina Kirchner estaban convocados para la misma hora, 10 hs, y los trámites debían realizarlos en el mismo cuarto piso de Comodoro Py. Pero no se cruzaron por los pasillos de los tribunales porque la ex mandataria pidió retrasar su presencia que finalmente será a las 13 horas.

En su cuarta declaración indagatoria por lavado ante la justicia –ya tiene dos procesamientos-, Báez está acusado por una cuenta del banco Safra, de Suiza, con 25 millones de dólares cuyos titulares son sus hijos Martín, Leandro, Melina y Luciana, que fue abierta por una off shore de Panamá, y en la que sus hijos también figuran como beneficiarios.

La información fue presentada por tareas de inteligencia de la Unidad de Información Financiera (UIF) pero el organismo, que depende del Ministerio de Justicia de la Nación, no aportó la prueba de esa acusación porque dijo que "es secreta" y que no puede ser usada como prueba.

Lazaro Báez, sus cuatro hijos, Pérez Gadín, el abogado Jorge Chueco y el financista uruguayo Juan Pedro Damiani Sobrero –involucrados en la maniobra– fueron citados a indagatoria.

En su escrito, Báez objetó el informe de la UIF porque está lleno de potenciales, la documentación que la avala no está en la causa y que el organismo violó los procedimientos para obtener esa información.

"Es plausible entonces fijar con ese alcance la intención por detrás del apresurado llamado a toda mi familia, 'casualmente' el mismo día en que presté declaración ante la Alzada, en el marco del incidente de recusación promovido por mi hijo Leandro Báez", sostuvo el empresario junto a sus abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal-lari.

La referencia es a que el mismo día que la UIF presentó el informe, Báez tuvo una audiencia en la Cámara Federal donde dijo que el año pasado vio a Casanello en la quinta de Olivos para reunirse con Cristina Elisabet Kirchner.

Así, el empresario señaló que no descarta que la ausencia de pruebas de la acusación "contenga un mensaje disciplinante hacia mi persona".

El escrito de Lázaro Báez es casi el mismo que ayer presentó su hijo Martín. Melina y Leandro Báez también presentaron defensas que fueron en la misma línea: objetar la acusación por la falta de pruebas de la UIF.

También la defensa de Pérez Gadín, a cargo de Oscar Vignale y Valeria Onetto, criticó que la citación a indagatoria haya sido bajo un informe de inteligencia que no tiene elementos contrastables.

"Las razones expuestas son insólitas pero, no obstante, me traen ante ud. a defenderme de un hecho que describe pormenorizadamente pero que ante esa falta de prueba, no existe", sostuvo Pérez Gadín

Para mañana está prevista la indagatoria de Luciana y de Damiani Sobrero. Hoy también debía declarar Chueco –también detenido en Ezeiza- pero la audiencia se postergó porque sus abogados Juan Martín Cagni Fazzio y Ezequiel Altinier renunciaron a su defensa.

Te puede interesar