Para prevenir la polilla de la vid, San Juan invirtió 180 millones de pesos

Producción 10 de septiembre de 2019
Con un mensaje al gobierno nacional, el gobernador Uñac, presidió la entrega de feromonas a productores locales. "En cuatro años, no han habido aportes de la Nación", sentenció.

uñac diaz cano polilla vid1

La campaña de prevención y erradicación de la polilla de la vid tiene como objetivo brindar asistencia, difusores de confusión sexual (feromonas) e insecticidas para que aquellos productores cuyas fincas se encuentren en áreas cuarentenadas o en contingencia puedan hacer sus aplicaciones en forma gratuita y así combatir la plaga. Asimismo apunta a ofrecer asesoramiento a aquellas fincas libres de este insecto con el fin de que puedan aplicar diversas estrategias preventivas.

El acto de lanzamiento de la iniciativa se realizó en la sede de la Dirección de Sanidad Vegetal, Animal y Alimentos y contó con la presencia del gobernador Sergio Uñac; el ministro de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano y el director general del Centro Regional Cuyo del SENASA, Carlos Lehmacher.

Los insumos fueron entregados a los titulares de la Cámara Vitivinícola de San Juan, Federación de Viñateros y Productores Agropecuarios, Asociación de Viñateros y Fruticultores Independientes, Cámara de Bodegueros, Cámara de Productores Vitícolas de San Juan, Cámara de Producción, Empaque y Comercio Frutihortícola, Sociedad de Chacareros Temporarios y Asociación de Productores del Este Sanjuanino.

El monto destinado por el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico para la campaña 2019-2020 es de $180.000.000. Con esta inversión se adquirió una cantidad de 3,5 millones de feromonas (difusores de confusión sexual), aplicaciones áreas con insecticida para 20.000 hectáreas y aplicaciones terrestres para 15.000 hectáreas.

Uñac destacó la necesidad de "trabajar conjuntamente con los productores. Si bien es una obligación nacional que establece la ley 27227, que determina que es la autoridad de aplicación, es decir la Nación, la que debe entregar los fondos para estas acciones, al no tener al momento respuesta, la Provincia ha tomado la responsabilidad una vez más de entregar 180 millones de pesos que sirven para combatir esta plaga”.

El mandatario agregó que “para seguir pensando que la vitivinicultura es una actividad que identifica a los sanjuaninos tenemos que protegerla, porque da trabajo genuino a muchas familias de la provincia. Los productores son los que generan actividad económica en la provincia y el Estado tiene la enorme obligación de cuidarlos, protegerlos e incentivarlos a través de reglas concretas que puedan impulsar el crecimiento de la actividad".

“En los tiempos de crisis que estamos atravesando es necesario que podamos retroalimentarnos y establecer ese círculo virtuoso que implica no solamente seguir trabajando, sino poder generar la rentabilidad necesaria para que se puedan mantener cada uno de los productores en la actividad que han sabido desarrollar durante toda su vida”, aseveró el gobernador.

Seguidamente Uñac explicó que la ley “sancionada a finales del 2015 establece que la Lobesia botrana debía ser combatida por el Gobierno nacional pero la ley no se aplicó en la totalidad y hemos llegado a este cuarto año de ejercicio donde no ha habido aportes del Estado nacional. Por eso hemos tomado la decisión política que sea el Estado provincial el que aporte estos 180 millones de pesos”.

En este sentido, pidió “la colaboración de cada una de las cámaras y productores para que la plaga no se extienda y reducir su presencia con el transcurso del tiempo. No podríamos hacer nada de manera individual, tenemos un destino común que es trabajar codo a codo para mantener la tradición de ser la segunda provincia vitivinícola del país y mantener esa tradición en el presente y avizorar el futuro".

Te puede interesar