Río Negro: sanjuanina falleció tras realizarse una ligadura de trompas

Locales 16 de julio de 2019
Su familia realizó una denuncia por negligencia de los médicos que la atendieron. "Le habían perforado el intestino y el duodeno", lamentó la pareja.

stella marys - muerte en rio negro sanjuanina

Una mamá sanjuanina falleció el domingo en el hospital Francisco López Lima de Rio Negro, tras una ligadura de trompas. Lo que parecía una operación normal, terminó en un hecho fatal y por ello, el marido de Stella Maris Vega, denunció negligencia. La mujer, era oriunda de Rawson pero hace unos 8 años vivía con su esposo e hijos en General Roca, Río Negro.

”El jueves a las 8 de la mañana fue la operación, salió todo normal supuestamente. Estaba programada, con análisis previos que confirmaban que ella estaba completamente sana. Se hizo la operación, salió todo bien y tipo siete de la tarde le dieron el alta porque es una operación simple, básica, que no tiene mayores consecuencia”, dijo su marido Víctor Álvarez.

“Ella se vino a casa con mucho dolor y la subestimaron, le dijeron que era normal. La llevé al hospital a las 2 de la mañana, le dijeron que eran gases que lo iba a ir liberando de a poco y que la mente le juega en contra. Ella tenía mucho dolor".

"Nos mandaron otra vez a la casa y como a las seis de la mañana volvimos a ir al hospital porque se empezó a poner amarilla y tenía un dolor impresionante. Ella estaba consiente pero con mucho dolor. Empezó a tener miedo, y la dejaron en observación. Le hicieron un análisis de sangre pero siempre nos decían que eran gases que habían quedado ahí”, relató el hombre.

“El viernes a las 9 de hicieron una ecografía, y le encontraron líquido en el abdomen, le dijeron que ese líquido era poquito, que el cuerpo lo iba a absorber pero el dolor era de los gases. Mi mamá la estaba cuidando y en un momento empezó a vomitar un líquido verde, mucha cantidad y ahí sintió un pequeño alivio. Pero después siguió con mucho dolor, no podía dormir, le ponían analgésicos y no podía”, detalló Víctor.

Víctor contó que el cuadro de su esposa era más grave con el correr de las horas. “Le empezó a bajar la presión y se puso fría. Los médicos decían que había que esperar la evolución, que puede ser los gases o algo psicológico”, señaló.

La pareja, tiene en común tres hijos, uno de 5 años, otro de 3 y el más pequeño de apenas 3 meses. Según relató el marido de Stella Maris Vega, la mujer decidió hacerse la ligadura luego de dar a luz a su tercer hijo.

“No podía darle el pecho al bebé, no podía tomar líquido, estaba con suero, tenía el azúcar muy baja. Reclamábamos que se acercaran los médicos. Una doctora la vio el viernes y la vio mal, le hicieron un análisis y supuestamente salió todo bien pero no me mostraron nada a mí, me declaraban como que yo era incompetente, no podía ver”, denunció el hombre.

Ella estaba siempre con mucho dolor y miedo, no podía hablar, tenía un color pálido y al último el olor era impresionante.  El viernes, ella estaba en muy mal estado, luego dijeron que le iban a hacer otra cirugía para supuestamente sacar los gases que estaban obstruyendo el intestino”, contó Víctor.

Según el testimonio del esposo, “cerca de las 22, el cirujano me dijo que mi esposa estaba en riesgo vital, le habían perforado el intestino, el duodeno y empezó a derramar líquido. Eso fue el viernes en la noche”.

El sábado le habían abierto todo el abdomen y le estaban limpiando el líquido que se había derramado por más de 30 horas. Según el cirujano le cerraron el intestino, le cerraron el abdomen y quedó en terapia intensiva con falla multiorgánica. En terapia intensiva la mantuvieron viva con drogas y maquinas porque ella por sí sola no podía respirar, no podía mantenerse viva. El domingo en la mañana falleció”, comentó con dolor Álvarez.

Tras el deceso de Stella Maris, su esposo radico una denuncia penal por negligencia. “Ahora está todo en manos de la justicia. El fiscal pidió preservar el cuerpo para la autopsia. En el acta de defunción dice que la muerte de mi mujer fue por una falla cardiorrespiratoria por perforación del intestino”, comentó.

“Yo hice una denuncia por negligencia porque esperaron más de 30 horas. Si lo hubiesen resuelto en un principio esto no pasaba. Ahora está en manos de la justicia. Algo pasó, yo la lleve sana completamente y me la devolvieron en un cajón, estoy pidiendo respuestas por todos lados”, cerró el marido de la fallecida.

Te puede interesar