Mauricio Macri se prepara para una interna y un riesgo: ganar y perder el mismo día

Un sector del Gobierno da por descontado que la UCR impulsará ir a una PASO. La puja interna y la batalla contra Cristina.

mauricio-macri-con-su-esposa___SJFZo0bAz_640x361__1

Primero probaron ofreciéndoles tres ministerios, en medio de una de las crisis políticas más fuertes que recuerde aún la Casa Rosada. No hubo acuerdo. Luego, admitieron en público que aceptarían la discusión para que un radical complete la fórmula presidencial, como nuevo símbolo de apertura. Tampoco alcanzó. La presión que ejerció el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, reclamando que se debata la propia postulación de Mauricio Macri, podría estar marcando el camino a otra salida: una interna por ese cargo mayor.

Casi en paralelo al bombazo de Cornejo, referentes radicales avanzaron en un plan para que el líder de Cambiemos acepte sumarse a una PASO. La otra parte de la movida incluye convencer al candidato propio, el correligionario Martín Lousteau.  

El tema se discutirá en la Convención del sábado 27, que el radicalismo hará en Parque Norte. En 2015, una caliente reunión similar fue la que definió la pertenencia a Cambiemos y el rechazo a una alianza con Sergio Massa. 

Un sector del Gobierno da por hecho que otra vez habrá internas. "No los conformamos con la vicepresidencia. Marcos (por Peña) está punteando el tema e incluso lo llamó a (Ernesto) Sanz para que le dé una mano y Sanz le dijo que la manera de contener a los descontentos es aceptar una interna", adelantó a este diario uno de los armadores del PRO, integrante de la mesa política que empezó a reunirse semanas atrás. El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, también reconoció públicamente la posibilidad.

Uno de los primeros mensajes de esta mesa, a fines de abril, fue justamente espantar el fantasma del Plan V, una eventual candidatura presidencial de María Eugenia Vidal. La propia gobernadora posó para esa foto. Este lunes, la misma comitiva, que integran funcionarios nacionales (como Peña y el secretario Fernando de Andreis), bonaerenses (el jefe de Gabinete, Federico Salvai; el ministro Joaquín de la Torre) y porteños (con el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, a la cabeza), hizo trascender su satisfacción por una "leve repunte" de Macri. 

En esa misma mesa empezaron a discutirse los pros y los contras de una primaria. Si bien la coalición Cambiemos nació justamente de una interna entre Macri, Sanz y Elisa Carrió, hasta ahora en Casa de Gobierno sostenían que la mejor señal de fortaleza era llevar al Presidente como candidato único. Y más: un sector, el más pegado a Peña, hasta se animaba a insistir con una fórmula bien amarilla, incluyendo entre las variantes un bis de Gabriela Michetti.

Hoy, con las PASO como una chance concreta, comenzaron a sacarse cuentas. Y si bien la mayoría confía en un triunfo interno de Macri (no hay encuesta hasta ahora que lo dé a Lousteau triunfante en un mano a mano), advierten sobre un riesgo: que el presidente, ese 11 de agosto, gane y pierda en paralelo. 

¿Cómo sería eso? En un punto, una situación similar a 2015. En las internas abiertas de aquel año, Daniel Scioli, como candidato único del FPV, superó los 38 puntos. Macri, dentro del trío de Cambiemos, les ganó cómodo a Sanz y Carrió, pero juntó "sólo" 24,5. ¿Qué pasa si ahora ocurre lo mismo, pero la más votada es Cristina? ¿Y si Lousteau le hace más fuerza y pierde, pero le recorta todavía más la base al Presidente?

"Si se da la interna, vamos a tener que trabajar mucho para 'vender' los votos totales que saque Cambiemos", admitió una alta fuente macrista. Una lectura particular, como las que viene defendiendo Marcos Peña cada vez que trata de explicar por qué las derrotas en las elecciones provinciales de este año no anticipan una debacle nacional.

Con un alerta inquietante: si ya los mercados se mostraron sensibles a la difusión de encuestas, sin siquiera estar confirmadas las candidaturas,¿cómo será la reacción si la distancia entre Cristina y Macri en las PASO es muy amplia? El tema se discute (y preocupa) no sólo en el campamento PRO.

Te puede interesar