Detuvieron al cuñado del principal sospechoso por el ataque al diputado Olivares

Se llama Rafael Cano Carmona, que tenía autorización para poder conducir el Volkswagen Vento. Creen que es el tercer implicado.

Screenshot_20190509-173219~2

Por orden del juez porteño Mariano Iturralde, agentes de la Policía Federal (PFA) detuvieron a la primera persona tras el crimen de Miguel Yadón: el magistrado lo decidió luego de que desde el Registro de la Propiedad Automotor (DNRPA) le informaron que el ahora arrestado tenía una cédula azul para poder conducir el Volkswagen Vento, patente LYS656, desde donde salieron los disparos que también hirieron al diputado por La Rioja, Héctor Olivares, que fue operado de urgencia en el Hospital Ramos Mejía.

Se trata de Rafael Cano Carmona, de 50 años. De todas maneras, su cuñado Juan Jesús Fernández sigue siendo el principal sospechoso por el asesinato de Yadón. El equipo de la PFA había allanado a la mañana su casa de la calle Hipólito Yrigoyen al 1300.

Ahora, los investigadores centran sus esfuerzos para atrapar a Fernández, de 42 años, por estas horas el hombre más buscado en la Argentina. Los policías allanaron departamento de la avenida Belgrano al 1700, pero no lo encontraron allí.
Los peritos balísticos de la PFA encontraron casquillos calibre 40 milímetros en la escena del crimen.

Fernández tiene registradas cuatro armas de fuego, una justamente de ese mismo calibre, todas con las credenciales vencidas.

A las 6:51 de la mañana del jueves, Olivares recibió tres disparos, uno de ellos en la zona del tórax. Yadón, cinco: murió antes de que la ambulancia del SAME pudiera trasladarlo.
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró este mediodía en conferencia de prensa: "Creemos que el objetivo concreto era Yadón". En esa línea, agregó: "Podrían haber asesinado a Olivares, pero no lo hicieron". El presidente Mauricio Macri prometió desde la Casa Rosada: "Iremos hasta las últimas consecuencias para encontrar a los responsables".

Te puede interesar