Blanqueo Laboral: la CGT pegó el faltazó y el senado no pudo tratar el proyecto de Basualdo

A pesar de que estaba invitada, la primera plana sindical no asistió. La discusión en comisiones de la iniciativa continuará el martes próximo.

roberto basualdo

El debate en el Senado sobre el proyecto de blanqueo laboral presentado por Roberto Basualdo, terminó pocos minutos después de haber empezado. La discusión en comisiones sufrió el faltazo de la CGT, que sorpresivamente se ausentó a pesar de que había sido invitada al plenario. El futuro de la iniciativa se definirá el martes próximo, cuando se retome la sesión.

El Senado comenzó a debatir en una reunión plenaria de comisiones el proyecto de ley del oficialismo que apunta al blanqueo del empleo no registrado que había sido consensuado en sus lineamientos principales entre el Ministerio de Producción y Trabajo y la plana mayor sindical. La ausencia de los dirigentes cegetistas devaluó el inicio del tratamiento del proyecto.

El proyecto denominado "Regularización del empleo no registrado, lucha contra la evasión en la seguridad social y registración laboral" y presentado por el senador Roberto Basualdo, aliado a Cambiemos, es similar a la primera parte del paquete de tres leyes que había enviado el Gobierno el año pasado y que quedó congelado por el rechazo del PJ y de la CGT.

La nueva iniciativa, según trascendió, surgió de las negociaciones entre el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y el central gremial. El proyecto establece un plazo de un año desde la entrada en vigencia de la ley para que los empleadores regularicen la situación que los trabajadores en negro y un condonación "del 100% de la deuda por capital, intereses, multas y punitorios" para los que se incorporen a este régimen.

Los empleados, en tanto, tendrán derecho a "computar hasta 60 meses de servicios con aportes o la menor cantidad de meses por la que se los regularice", según propone la iniciativa, que establece que esos meses serán calculados sobre "un monto mensual equivalente al promedio del salario básico inicial" del sector correspondiente para "cumplir con los años de servicios requeridos por la ley".

Por otra parte, con el fin de promover el empleo registrado, el proyecto señala que los empleadores que hayan regularizado a sus trabajadores en negro y además contraten a nuevos estarán exentos por dos años "de las contribuciones con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino".

Te puede interesar