Casposo baja la persiana y se reaviva el debate sobre el cierre de minas

mina casposo

La compañía minera Austral Gold anunció su determinación de paralizar la actividad de la mina Caposo en Calingasta, afectando a unos 200 trabajadores directos y unos 50 contratistas, debido a la menor producción de mineral en 2018 y principalmente en el primer trimestre de este año.

Casposo a partir de ahora,  permanecerá bajo cuidado y mantenimiento luego de la determinación de la empresa que llevó adelante una revisión de todas sus operaciones.La compañía minera Austral Gold anunció ayer su determinación de paralizar la actividad de la mina Caposo en Calingasta, afectando a unos 200 trabajadores directos y unos 50 contratistas, debido a la menor producción de mineral en 2018 y principalmente en el primer trimestre de este año.

Casposo a partir de ahora,  permanecerá bajo cuidado y mantenimiento luego de la determinación de la empresa que llevó adelante una revisión de todas sus operaciones.La empresa indicó que tomó tal determinación, debido a que la mina actualmente está operando con pérdidas y está reduciendo notablemente el inventario de reservas minerales del proyecto, ante un menor tonelaje de extracción de mineral en la mina subterránea de Casposo durante el primer trimestre de este año.

Austral Gold indicó sin embargo, que la menor extracción de mineral de la mina subterránea estuvo parcialmente compensada por la operación a cielo abierto de Julieta, que comenzó en enero de 2019. Se produjeron 3,207 onzas de oro hasta marzo de 2019, lo cual representa una disminución del 90% de la producción de 6,101 onzas de oro correspondiente el trimestre anterior que terminó el 31 de diciembre de 2018.

El cuidado y mantenimiento de la mina demandará un costo de aproximadamente US $ 3 millones, junto con el reembolso de US $ 2 millones en préstamos. Se espera que la paralización de la producción afecte también a unos 50 contratistas. Austral Gold que actualmente evalúa alternativas para financiar estos costos, aseguró que planea mejorar las actividades de exploración en Casposo en el corto plazo, a partir de focalizar su tarea en ciertos objetivos que se encuentra en etapa avanzada, al tiempo que estudia la posibilidad de procesar mineral de terceros que cuentan con yacimientos cercanos a la mina, pudiendo llegar a posicionar a Casposo como un centro de procesamiento central y de servicios para otras empresas de exploración y desarrollo.

La firma que no descarta retomar las operaciones de procesamiento en el futuro, anticipó que además de las tareas de exploración, piensa contratar a un equipo de empleados para supervisar el sitio, cumplir con el monitoreo ambiental, las obligaciones legales.En noviembre del año pasado, el Intendente Jorge Castañeda había advertido por algunos despidos, de 15 trabajadores y que se preveían otros 40, en momentos que ya se observaba menor actividad productiva.

Casposo de las tres minas metalíferas de San Juan, es la más chica en producción, después de Gualcamayo y Veladero. Casposo se inició en el 2009 como mina de plata y oro, hoy su lingote es 99 % plata.

La Cámara Minera de San Juan advirtió hace poco tiempo atrás de la caída de la producción de minerales metalíferos en San Juan, al señalar que de las tres minas, había un 40% menos de producción, en el último año con relación a 2015. Esa merma pasa precisamente por Casposo y Veladero, añadió la entidad. La menor producción incide en las arcas del gobierno de manera directa, con menores recaudación de regalías, del Fondo  de desarrollo minero 4×1000 al que aportan los proveedores y en otros tributos como Ingresos Brutos, ya que “la actividad económica que genera el costo de la operación de una onza se vuelca en gran mayoría en San Juan con proveedores locales, con insumos, con mano de obra, con cantidad de gente directa e indirecta ocupada”, explicaba Ricardo Martínez, de la cámara Minera.

Martínez dijo que “hasta no abrir el yacimiento nuevo en la mina Gualcamayo, y dependiendo de la época en que lo haga y dentro de cuántos años, puede recapturar una producción de 100-120 mil onzas, ya que llegó a tener casi 200 mil en un momento, será difícil recuperar los niveles de producción por la falta de exploración y nuevos proyectos en condiciones de ser explotados en el corto plazo.

Casposo, ubicada cerca de la villa cabecera de Calingasta, cubre un área de 100,21 kilómetros cuadrados, donde se encuentra su yacimiento epitermal de oro y plata con baja sulfuración, que comenzó a ser explotado EN 2009 por la empresa Troy Resources, hasta que en en 2016, luego de adquirir el 51% de los intereses económicos de la mina y completar una estimación actualizada de reservas de mineral y recursos minerales revisada por consultores independientes, Austral Gold Limited reanudó las operaciones que tres años después, quedan paralizadas.

Cierre de Minas

En mayo del año pasado, el gobierno provincial envió a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que establece el marco jurídico para el cierre y  post cierre de minas en la provincia de San Juan.

El Gobierno elaboró la normativa teniendo en cuenta que Gualcamayo, ya no extraía mineral y Casposo, en estaba en la etapa final de la explotación de sus agotados yacimientos. A pesar de considerar que el cierre “es un mecanismo para que los operadores mineros asuman la obligación de reparar las áreas utilizadas”, la iniciativa finalmente no prosperó.

Fue girado a distintas comisiones pero no se trató en el período ordinario. El gobernador Sergio Uñac anunció días atrás en su discurso anual en la Cámara de Diputados que este año enviará a los legisladores un nuevo proyecto de ley de cierre de minas. 

Te puede interesar