Marzo trágico: en una semana, tres homicidios de condiciones similares

Las víctimas fueron hombres y los mataron en sus casas de forma brutal. En resumen de cada caso en esta nota.

comisaria sarmiento

La última semana de marzo se vivió de manera trágica. Es que en cuestión de días, tres hombres aparecieron asesinados en sus respectivas viviendas.

Golpizas brutales y puñaladas fueron las formas en que murieron las tres víctimas de una semana para el olvido en San Juan.

Se trata de Silvio Carpio de 47 años, Jesse Jay Cieslicki, de 37 años y el último macabro hallazgo que ocurrió el domingo electoral, con la muerte de Aldo Agustín Perez, de 67 años.

 Los tres homicidios tienen en común que ocurrieron en las viviendas donde vivían las víctimas que fueron halladas por familiares, un amigo o inclusive por vecinos. Los tres fueron golpeados brutalmente, a excepción de Silvio Carpio que, además de la golpiza, recibió varias puñaladas en todo su cuerpo.

 Silvio Carpio fue el primero en aparecer muerto en su vivienda de la Villa San Damián, en Rawson, el 23 de marzo. Fue el sobrino que lo fue a visitar quien lo encontró tirado en medio de un charco de sangre. A Carpio lo mataron a golpes y también le dieron varias puñaldas. De su casa faltaban una hormigonera, un DVD y dos garrafas. Esto fue fundamental para detener a tres amigos de la víctima que tenían en su casa las pertenencias robadas y algunas prendas con sangre.

 Jesse Jay Cieslicki apareció muerto el 26 de marzo, en una vivienda de Sarmiento. Cieslicki había estado la noche anterior con dos amigos, el “Tucumano” Nievas y la novia de éste, Brisa Balmaceda. Ambos fueron detenidos horas más tarde porque la Policía los encontró escondidos en una plantación de melones. También eran amigos de la víctima y lo mataron con la pata de una mesa, se cree que para robarle.

 El tercer y último crimen para cerrar con una semana trágica en San Juan fue el de Aldo Agustín “Chato” Pérez, un hombre de 67 años que fue asesinado durante el domingo pasado. La víctima vivía en el Barrio Hualilán.

También fue asesinado a golpes y un amigo de él apodado como el “Piolín” quedó detenido. La principal hipótesis es que a Pérez lo mataron por una vieja bronca.

Te puede interesar