Murió Esteban Righi, el ex Procurador que renunció tras recibir presiones por el caso Ciccone

Había estado al frente de los fiscales nacionales entre 2004 y 2012. También fue ministro del Interior durante el gobierno de Héctor Cámpora en 1973.

FtriK1V0A_1256x620__1

Esteban Justo Antonio Righi, el ex Procurador General durante el kirchnerismo, falleció en la madrugada de este martes a los 80 años. Egresado del Liceo Militar, doctor en Derecho Penal y Criminología, fue un destacado jurista que estuvo al frente del Ministerio del Interior en 1973, durante la breve presidencia de Héctor Cámpora.

Su salida del gobierno de Cristina Kirchner se dio en medio del escándalo que significó la denuncia contra el entonces vicepresidente Amado Boudou en la causa Ciccone, por la que hoy cumple una condena de casi 6 años de cárcel.

En la semana santa de 2012, Boudou involucró al estudio de abogados de Righi con supuestas maniobras ilegales, y que le habían ofrecido contactos con los jueces federales. Según el ex vicepresidente, el entonces Procurador usaba al estudio de su familia para vehiculizar defensas jurídicas en casos que él podría manipular desde su cargo público. Finalmente, el 10 de abril de ese año presentó su renuncia.

Según se informó desde el Ministerio Público Fiscal, los restos de Righi serán velados desde este mediodía en la casa velatoria ubicada en O´Higgins 2842, en el barrio porteño de Nuñez.

El ex funcionario había nacido el 4 de septiembre de 1938 en Resistencia, Chaco. Se recibió de abogado en la Universidad Nacional de Buenos Aires, donde luego realizó el doctorado en Derecho Penal y Disciplinas Criminológicas.

Entre el 25 de mayo y el 13 de julio de 1973 fue ministro del Interior, y luego se exilió en México. En ese país ejerció la docencia en la Universidad Autónoma. Con el regreso de la democracia, en 1983, fue titular de la cátedra de Derecho Penal de la UBA, donde también fue director del Departamento de Postgrado (1996) y de la Comisión de Postdoctorado de la Universidad de Buenos Aires (2012).

En 2016, recibió el premio Konex por la categoría "Derecho Administrativo, Tributario y Penal"

Renuncia y escándalo

Las acusaciones de Boudou, apoyadas en ese momento por Cristina Kirchner, llevaron a Righi a presentar su renuncia, en medio de un escándalo institucional que ponían en evidencia algunos mecanismos internos del kirchnerismo que se hicieron aún más notorios una vez fuera del poder.

“Declino un cargo en el que ya no podría obrar con la serenidad espiritual apropiada para servir cabalmente al interés público. No me compete juzgar cómo entienden otros las responsabilidades que les incumben, ni en qué medida se subordinan a los intereses superiores de la Nación posponiendo los propios”, escribió por aquellos días Righi en su carta de renuncia, sin mencionar a Boudou.

“Lo que corresponde es que cada protagonista explique su comportamiento en el ámbito previsto del derecho vigente,donde inexorablemente se demostrará la falsedad de las afirmaciones e imputaciones con las que se me ha agraviado”, advirtió en un texto de tres páginas.

Tras la salida de Righi, el Gobierno kirchnerista buscó poner al frente de los fiscales a un hombre del riñón de la propia presidenta Cristina Kirchner. Para eso, propuso ante el Senado a Daniel Raposo, quien era el titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) pero, sobre todo, un ferviente militante kirchnerista.

Sin embargo, tras demostrarse que había falseado datos de su currículum, y ante el rechazo generalizado de la oposición, el Gobierno retiró el pliego de Raposo y propuso a Alejandra Gils Carbó, quien finalmente asumió al frente de la Procuración y se mantuvo en el cargo hasta el 2017.

Te puede interesar