Histórico: por primera vez nació en San Juan un cóndor en cautiverio

Fue mediante el trabajo de biólogos y veterinarios del Parque Faunístico. Aseguran que hay muy pocos casos en el país.

condor

Después de dos años de intentos, en San Juan nació por primera vez un cóndor en cautivero. El pichón está transitando su primera semana de vida en el Parque Faunístico de Rivadavia y durante un año deberá estar al cuidado total de sus padres para considerar que ya no es vulnerable. Se trata de un logro histórico en la provincia, porque es el primero de su especie en nacer en cautividad, y también se trata de uno de los pocos casos que se ha dado en el país.

Aunque es prácticamente imposible, porque este tipo de aves nace a unos 5.000 metros de altura, biólogos y veterinarios sanjuaninos llevaron a cabo un intenso trabajo de conservación y rehabilitación para cumplir el objetivo. El año pasado la hembra puso un huevo, luego de un apareamiento que duró entre 8 y 9 meses, pero el proceso no prosperó. Sin embargo este año hubo un nuevo intento y finalmente la incubación resultó ser todo un éxito.

“Seguimos trabajando con la misma pareja de cóndores de forma aislada, y hubo una segunda puesta de un huevo. Esta vez fue exitosa, y fue muy especial y algo totalmente inédito, sobre todo porque se trató de una incubación no artificial ni asistida. Directamente dejamos que la naturaleza actuara”, dijo la bióloga Silvina Adárvez, subdirectora del parque, a Diario de Cuyo.

El pichón está sano y se encuentra en su nueva habitat junto a su madre, de la que no se despega, y su padre. “Estábamos todos muy emocionados. Lo vimos muy saludable al pichón, pero igual hay que monitorearlo día a día. Esperamos que pueda crecer de forma natural como lo está haciendo, más allá de los cuidados que recibe de los especialistas”, expresó emocionado el intendente Fabián Martín.

Mientras tanto en el Parque Faunístico esperan un aluvión de visitas para conocer al primer cóndor andino nacido en cautiverio en la provincia. El lugar no funciona como un zoológico, porque no compra animales ni los acumula, y sólo posee especies autóctonas. Para ingresar hay que abonar $80 ya que además de la recorrida, los visitantes acceden a espacios con mesas y bancos para hacer un picnic.

Te puede interesar