Para analizar su candidatura, CFK se hace a medir en todas las provincias

Quiere evaluar las chances reales de ganarle a Macri. Los primeros números y el peligro del voto “subterráneo”.

cfk cristina

La primera señal, paradójicamente, Cristina Kirchner la dio hace ya varios meses cuando avisó que no quería ser candidata...salvo que el país la necesitara y hubiese un operativo clamor opositor detrás de su figura. Luego, abrió las puertas del Instituto Patria para recibir a los arrepentidos K (Alberto Fernández, Felipe Solá, "El Chino" Navarro, los Moyano), en un gesto de amplitud para su construcción. Ahora dio un paso más científico: se mandó a medir, provincia por provincia. La ex presidenta analiza su candidatura 2019 y quiere saber las chances reales de ganarle a Mauricio Macri. Los primeros números que llegaron al círculo chico de Unidad Ciudadana, comandado por Máximo Kirchner, encienden algunos alertas.

Los relevamientos comenzaron en octubre. Entre las consultoras que acercan sus sondeos a los K están, entre otros, Roberto Bacman, Ricardo Rouvier y la firma Analogías. Esta última figuró en 2017 ante la Justicia como la encuestadora "oficial". Ahora está terminando dos trabajos puntuales: una medición nacional, de unos 5.000 casos, y un nuevo relevamiento en provincia de Buenos Aires, de 12.000, sección por sección, para desmenuzar con mayor profundidad ese voto.

En el distrito que conduce María Eugenia Vidal, creen algunos analistas K, estará la llave para un triunfo en 2019: "Ahí tiene que sacar entre 8 y 10 puntos de ventaja. Scioli le ganó en 2015 a Macri por 4,5 puntos la primera vuelta y por 2,3 el balotaje. Pero ahora Cristina y el FPV no tienen la supremacía en el NOA y el NEA, por lo que la diferencia tienen que hacerla en territorio bonaerense".

¿Y cómo le dan los números hoy a la ex presidenta en Provincia? Una de las encuestadoras K enumera "cuatro fotos".

Foto 1) "En primera vuelta, Cristina tiene 34 puntos contra Macri, que está en 23 y pico, y Massa en 11".

Foto 2) "En primera vuelta, contra Vidal, Cristina le gana 35% a 29,9%, con Urtubey un poquito más abajo de Massa".

Foto 3) "En balotaje, contra Macri, Cristina gana 40 a 28".

Foto 4) "En balotaje, contra Vidal, Cristina gana 39,6% a 36,6%".

Si bien en todos los escenarios se ve a la ex presidenta arriba, uno de los analistas que trabaja para los K muestra mucha cautela: "Nosotros medimos a Vidal, más allá de que haya dicho que no se presentará para presidenta, porque creemos que el voto real de Cambiemos terminará siendo ese. Hoy hay mucha gente enojada con Macri y los que admiten que lo van a votar son su piso. Pero otros que hoy no lo dicen y sí aseguran que votarían por Vidal, al final, también lo van a hacer por Macri, seguramente. Es un voto 'subterráneo'. Algo parecido pasaba en 2017 cuando medías a Esteban Bullrich para senador y cuando preguntabas por Cambiemos". 

Así, tomando como parámetro a la gobernadora, la diferencia "real" que saca Cristina en provincia de Buenos Aires es de sólo tres puntos para el balotaje. Aunque evitarán decirlo en público, los encuestadores K creen que con esa diferencia hoy la ex presidenta estaría perdiendo una segunda vuelta a nivel nacional.

Con otro escollo. Ese voto "subterráneo" a favor del oficialismo no sería exclusividad bonaerense. También, en este relevamiento provincia por provincia, se registraron diferencias a favor de Vidal (respecto a Macri) en Tucumán, más allá de que a ambos allí les gana Cristina. Y ven fenómenos parecidos con figuras locales, como el gobernador Gerardo Morales, en Jujuy, con el también radical Alfredo Cornejo, en Mendoza. Todos miden hoy mejor que el Presidente, pero éste, así sea por descarte, podría terminar acaparando esa diferencia. 

Otros dos distritos medidos para Unidad Ciudadana y que encendieron luces amarillas fueron Santa Cruz y Córdoba.Este mes, encuestarán cuatro o cinco provincias más. De todo modos, falta mucho. "A esta altura, entre el indeciso y el que dice que no va a votar, tenés entre 20 y 30 puntos", advierten en Analogías.

La ecuación que aún no logran resolver en el mundo K es cómo romper el techo electoral de la ex presidenta. Así como la obscena causa de los cuadernos de las coimas no conmovió a sus seguidores para alejarse, la caída económica tampoco termina de arrimarle ese plus que necesita para volver.

Algunos estudios más cualitativos registran votantes dispuestos a sumarse si Cristina modera su discurso y sus formas. Otros dirigentes kirchneristas o peronistas K piden directamente una nueva plataforma y que la ex mandataria participe del armado pero no como candidata. ¿Irá contra su naturaleza?

Te puede interesar