Pablo Pérez, en la clínica y con un escribano

El capitán de Boca, al igual que el juvenil Lamardo, se hará un chequeo oftalmológico para evaluar la evolución de la lesión de ayer. Se espera un comunicado oficial del club sobre la postura de jugar o no jugar la Superfinal.

pablo-perez-en-el-monumental_862x485

La final entre Boca y River por la Copa Libertadores se desvirtuó a punto tal que todavía no se sabe qué sucederá. En las primeras horas del día, Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo se someterán a estudios oftalmológicos para conocer la evolución de sus lesiones.

 El capitán del equipo y el juvenil volante fueron los más afectados por los ataques de ayer al micro de Boca. Hasta anoche, el plantel tenía decidido no jugar hoy y de la evolución de Pablo Pérez puede depender que los jugadores sostengan esta postura.

Lo cierto es que a horas del partido, no hay ninguna certeza. El plantel xeneize resultó muy afectado, tanto física como psicológicamente, y ayer no estaba en condiciones de jugar. Si nada cambia, habrá que ver qué resuelven Boca y Daniel Angelici, que se había comprometido a jugar hoy.

Te puede interesar