Antártida: apuñaló a su compañero porque le “spoileaba” los libros

La agresión se produjo el 9 de octubre. Ahora, dos diarios británicos difundieron el insólito motivo del ataque.

uNTe3-vf2_720x0__1

El continente blanco, como se conoce a la Antártida, se tiñó de rojo. Al menos, en el remoto observatorio Bellingshausen, fundado por la Unión Soviética en 1968 (en plena Guerra Fría). Los científicos rusos Sergei Savitsky y Oleg Beloguzov vivían juntos en una de las tantas casas rusas del lugar. Pero la convivencia, de casi 24 horas por día, terminó peor de lo que sus vecinos, poquísimos, podían imaginar. El 9 de octubre Savitsky apuñaló en el corazón a Beloguzov. Tras varios días de misterio, finalmente se supo el porqué de la agresión: Savitsky se enfureció porque su compañero no dejaba de "spoilear".

La historia del ataque dio la vuelta al mundo. Y las causas de la agresión se transformaron en "la pregunta del millón".

Primero se barajó la posibilidad de que Savitsky se haya vuelto loco por el aislamiento y la falta de distracciones y haya tenido un brote psicótico. También se especuló sobre celos del atacante ante un desplante amoroso de Beloguzov. Luego se dijo que los celos eran laborales. También se señaló que las diferencias respecto a la higiene y la limpieza de la casa habían sido el disparador de la violencia. Nada de eso era exacto.

Este martes, los diarios británicos The Sun y The Mirror revelaron que las cuchilladas se debieron a que la víctima, antes, había boicoteado la principal distracción que tenía Savitsky: devorar libros. Beloguzov, de 52 años, tenía la extraña manía de contarle el final de cada historia a su compañero. Savitsky no aguantó más y con una furia del todo desmedida por los spoilers, le dio un cuchillazo a Beloguzov.

La agresión fue con un cuchillo de cocina, según consignó The Sun.

El herido fue trasladado a Punta Arenas, Chile, donde estuvo internado dos semanas, en las que durante tres días estuvo en coma inducido por la puñalada, que le afectó el ventrículo derecho del corazón. Savitsky, en tanto, ya está en San Petersburgo, Rusia, y enfrentará cargos por intento de homicidio.

“Muchas gracias por salvar un corazón ruso”, dijo la víctima a través de la página del hospital en que lo asistieron.

El director adjunto del Instituto de Investigación del Ártico y la Antártida, Alexander Klepikov, sostuvo en declaraciones al diario ruso Komsomolskaya Pravda que Savitsky y Beloguzov "son científicos profesionales que han estado trabajando en nuestras expediciones, pasando temporadas de un año en la estación", y sobre el hecho se limitó a señalar que "depende de los investigadores descubrir qué provocó el conflicto".

Te puede interesar