Diego Maradona: “A Messi le diría que no venga más a la Selección"

El Diez hizo un pedido muy especial a la Pulga. Además opinó sobre Chiqui Tapia, Scaloni y quién debe ser el DT de la Argentina.

maradona mexico

Diego se mira. Mira la pantalla y ve a Diego. Sonríe con un mate en la mano mientras ve sonreír al Diego de la foto. Se señala. Se sorprende. Va reviviendo escenas del festejo agónico del sábado. Acaba de salir del salón comedor del Hotel Lucerna. Acá no hay un sector exclusivo. Acá no hay guardaespaldas. No hay show mediático. Desayunó como un huésped más. Ya habló una hora con Clarín desde la tranquilidad de su habitación del piso 7 y ahora se sienta a repasar su mejor noche en Culiacán. Cuando Diego ve a Diego festejar en una cancha de fútbol, Diego se pone contento.

“Mirá ese abrazo. Fue una descarga. Necesitábamos ganar”, dice el director técnico de los Dorados de Sinaloa.

-Cuando llegaste acá dijiste que querías volver a estar en una cancha y sentir el olor al pasto, ¿estás disfrutando de eso?

-Sí, con los muchachos. Tengo un imán muy grande con el jugador de fútbol. De cariño, de respeto, de disciplina. Yo pasé por todas y no me va a venir a joder un pibe de 19 años. Lo saben, lo entendieron y se los expliqué. Acá nos tratan bárbaro, nos miman. Por eso queremos pelear para ascender. Yo me quiero armar bien para tener un buen equipo y llenar ese estadio. Es una fija, ¿viste cuando a vos se te fija algo? Yo digo “a este estadio lo quiero lleno”.

-Es el objetivo.

-Es mi obsesión, sí.

-¿Y en qué momento de tu vida te encuentra?

-Estoy bárbaro. Estoy muy bien con mi señora, no tengo ningún problema. Pero me faltaban algunas cartas de mazo.

-¿Qué es eso?

-Poder convencerme de que puedo entrenar acá con jugadores de inferiores. Que no es necesario tener a tipos que ganan millones de dólares. Que el fútbol no murió en cinco o seis jugadores que ganan 20 palos verdes. Estamos apuntando siempre a Cristiano Ronaldo, Messi, Neymar… Somos un montón, muchachos.

Diego se suelta y abre el juego. Se le dibuja una sonrisa ancha cuando se encuentra con la camiseta celeste y blanca y mira el 10 estampado. La agarra y la besa. Dice que hace mucho que no tenía una casaca de la selección en sus manos. Y empieza a jugar.

“Yo del fútbol argentino me retiré después de lo de Tapia. Yo lo apoyé en un asado que hicimos en Riestra. Me pidió el apoyo, le dije que sí. Pero con la condición de que cuando tuvieran que tomar decisiones me consultaran. Y Tapia no me llamó nunca más. Entonces murió. Para mí murió”.

-¿Sentís que te usó para ganar las elecciones?

-Me usó, sí. Lo que más me duele es que él usó a Stinfale para que yo lo conociera. Yo a Tapia no lo conocía. ¿Tapia quién es? ¿Cuántos goles viste hacer a Tapia? No el que jugaba en Boca y River, el Chino, eh… Este, ¿cuántos goles hizo? Por supuesto que me defraudó y no lo perdono. El primero que vaya en contra de Tapia ahí voy a estar al lado yo… Ya con lo que hicieron en la Selección con Sampaoli me pareció una guarangada. Vos debés 200 millones de dólares a la FIFA y le hacés un contrato a 14 tipos que te trae Sampaoli, otro que no sabe los goles que hizo. Vamos a decir la verdad. Entonces se van a acumulando tantas cosas… Este tipo no puede estar en AFA, lamentablemente. Tapia será un gran tipo, un gran gremialista, un gran barrendero, un gran camionero, pero de fútbol no sabe un carajo.

-Estuviste en el Mundial, ¿qué imagen te quedó de la Selección?

-Ninguna. La verdad que entramos como Guatemala y salimos como Costa Rica. Me dolió mucho. Porque no hay respeto. Ahora ponen a Scaloni. Scaloni es un gran muchacho pero no puede dirigir ni el tráfico. ¡Cómo le vamos a dar la selección argentina a Scaloni! ¿Estamos todos locos? Con toda la gente que pasó, que le rompieron la dentadura y la cabeza… ¿Vos ponés a Scaloni? Y Scaloni dice “yo estoy preparado”. Pero si nunca te vi hacer un gol para Argentina. Con todo respeto, eh. Como pibe, vamos a comer un asado. Pero como director técnico y de la Selección, no. Te queda como el traje del gordo Porcel a Minguito Tinguitela, mirá lo que te digo.

-Una de las primeras decisiones de Scaloni fue sacar la camiseta 10 en los amistosos porque no estuvo Messi. ¿Qué te pareció?

-Un boludo. Me parece un boludo. Porque si yo me voy y se la doy a Messi, Messi se la tendría que dar al muchacho que juega de 10. Son barbaridades. Yo me hago malasangre.

-¿Te sorprendió el silencio de Messi después del Mundial? ¿Te gustaría que hubiera dicho algo?

-Sí, me gustaría que nos hubiera mandado a todos a cagar. Porque él no tiene la culpa de no ser campeón del mundo. Está bien, teníamos todas las esperanzas en él, pero cuando vas al hipódromo vos tenés la esperanza de que gane tu caballo y sale octavo. En la Fórmula 1 Vettel tiene un motor bárbaro y le gana el negrito Hamilton. Hoy la Selección no me despierta absolutamente nada. Como no se lo despierta a la gente. Perdimos eso. La pasión. No puede jugar con Nicaragua, no puede jugar con Malta. No, hermano. Estamos tirando todo el prestigio que ganamos por el inodoro.

¿Qué le dirías a Messi?

-Que no venga más.

-¿Que se retire de la Selección?

-Sí.

-¿Por qué?

-Y porque pierde el sub 15 y la culpa es de Messi, el fixture de Argentina pone a Racing contra Boca y tiene la culpa Messi. Siempre tiene la culpa él. Que me dejen de romper las pelotas, viejo. Yo le diría: “no vayas más, loco”. A ver si se la bancan. A ver si son tauras.

-¿Quién te gustaría que sea el técnico?

-Yo dije el Flaco Menotti. El Flaco dirigiendo a hombres de él. Y que sea el presidente de las selecciones nacionales. Sin ninguna duda que yo me iría a trabajar con él.

-De los que se nombran siempre parece que nadie quiere: Simeone, Pochettino, Gallardo no agarrarían. ¿Por qué pensás que se da esto?

-Yo creo que tienen su trabajo hecho a la medida que quisieron. No van a presentar un proyecto en la AFA que sabemos que no lo van a respetar, que sabemos que no hay un tipo que piense como la gente. ¿Van a venir a arriesgar todo lo que hay en Europa? Y no hablo de dinero, eh. Hablo de gloria.

-Ahora se habla de un posible regreso del Tata Martino…

-No, el Tata no vuelve más. ¿Sabés como está el Tata? Está maravillosamente bien, dejalo.

-Entonces no hay candidatos. Es raro que una selección argentina se quede sin opciones.

-Sí, es verdad. Pero bueno, el Coco (Basile) está grande. Y después los demás no dan la talla. Hay cosas que se nos fueron de las manos y no las supimos resolver. La agarramos ya cuando estaban podridas. Yo sueño con levantarme a la mañana y que digan “la plata que se robó Grondona la tienen Julito, Humbertito y la hija”. Sueño con eso. Y no pasa nada.

Te puede interesar