El presidente reconoció la crisis y advirtió que "tiene que ser última"

Mauricio Macri adelantó recortes de ministerios y vuelta de las retenciones.

macri

El presidente Mauricio Macri admitió este lunes que el país atraviesa "una crisis" que "no es una más" y que debe "ser la última". Lo hizo en un mensaje grabado que brindó desde la Casa Rosada.

Allí, sin dar mayores de talles, adelantó la reducción de ministerios y el restablecimiento de las retenciones agropecuarias, un impuesto que calificó de "malísimo".

“Esta crisis no es una más, tiene que ser la última. Pero sepan que no me van a encontrar del lado de los que por poder o por dinero hipotecan el futuro del país. NO me van a encontrar entre los que especulan para ganar una elección”, sostuvo.

En un extenso discurso de poco más de 25 minutos, Macri hizo un recorrido de sus dos años de Gobierno, y resaltó el “apoyo” que el mundo le dio al inicio de su gestión. Sin embargo, admitió que en los últimos meses ese escenario “cambió”.

“Tenemos que enfrentar un problema de base, que es no gastar más que lo que tenemos. Y creo que en todos nosotros ha crecido la conciencia de que no podemos seguir gastando más de lo que tenemos, y mucho menos convivir con la corrupción”, resaltó el mandatario.

En ese sentido, anticipó un incremento de las retenciones, aunque sin dar mayores detalles. “Para cubrir lo que falta, vamos a pedirles a quienes tienen más capacidades para contribuir, aquellos que exportan, que su aporte sea mayor. Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, que va en contra de lo que queremos fomentar. Pero les tengo que pedir que entiendan, que es una emergencia y necesitamos de su aporte”, enfatizó.

Te puede interesar