El 9 de Julio se celebró en Caucete con un gran desfile

El desfile cívico y militar se trasladó a Caucete. Durante su recorrido por el departamento del Este, miles de personas se apostaron en ambos lados de Diagonal Sarmiento para disfrutar junto a toda la familia.

desfile 9 de julio

Las actividades de esta jornada patria comenzaron en la Ciudad de San Juan con el izamiento del Pabellón Nacional por parte del intendente de la Capital, Franco Aranda. Posteriormente, tuvo lugar el acto central en el departamento Caucete. El departamento se vistió de celeste y blanco para celebrar una nueva fecha patria con el tradicional desfile Cívico Militar y Tedeum. 

Al llegar al lugar el gobernador, Sergio Uñac, acompañado por el vicegobernador, Marcelo Lima y miembros del gabinete provincial, agradeció a los vecinos de Caucete por participar en los actos y reflexionó sobre la fecha patria: "la participación de las distintas provincias argentinas en esa Declaración de la Independencia, hizo que tengamos un futuro. Tenemos un presente y un futuro para seguir construyendo juntos". El mandatario agradeció al intendente del departamento, Julián Gil, "por el trabajo conjunto en este 9 de Julio con la organización del desfile cívico militar". Consultado por los valores tras 202 años de Independencia, el gobernador destacó "que para los argentinos siempre es fundamental el compromiso del trabajo conjunto. Me parece que en aquel momento se pusieron de lado los intereses personales en función de los grandes intereses colectivos, los que permitieron construir la Nación que tenemos hoy. Así es que espero que podemos retrotraernos, mirar esos valores  y traerlos a la actualidad, sumarnos con cada una de nuestras acciones diarias, públicas y privadas, para seguir construyendo una Nación tan grande, tan pujante  con tanto con tanto futuro como es la propia Nación Argentina". 

El gobernador junto a las autoridades entre las que se encontraban el senador nacional Rubén Uñac y el diputado nacional, Walberto Allende, y el público asistieron a la iglesia Cristo Rey para la celebración del Solemne Tedeum, a cargo del arzobispo de San Juan de Cuyo, Jorge Lozano. Al término de la misa los asistentes se trasladaron hacia el centro del departamento, donde se ubicó el palco oficial, presidido por el gobernador. Luego de la entonación del Himno Nacional Argentino empezó el desfile Patrio, que se desplazó por Diagonal Sarmiento desde calle Aberastain hasta Juan Jufré del departamento caucetero. 

Del desfile participaron 52 escuelas de la comuna en los niveles Inicial, Primario y Secundario. También instituciones deportivas, culturales y municipales de Caucete. Además, desfilaron las Fuerzas Armadas y de Seguridad: DIM 22; Gendarmería; Policía de San Juan y Federal; y Servicio Penitenciario, todos con sus tradicionales atuendos y motorizados; también participaron ex combatientes de Malvinas. Para cerrar la columna, marcharon los integrantes de la Federación Gaucha Sanjuanina. Alrededor de 3000 personas desfilaron por las calles del departamento del este para conmemorar un nuevo aniversario del Día de la Independencia Argentina. 

La perla del desfile fue el automóvil Packard modelo 1927 que fuera donado en 1932 por la Presidencia de la Nación a la Gobernación y se restauró al 100%. El automóvil, a cargo de la Secretaría General de la Gobernación, es un Packard 1927, fabricado por la empresa del mismo nombre en su planta de Detroit, Estados Unidos y fue el número 25 de las 1.500 unidades producidas de ese modelo. Actualmente sólo hay 5 de esos ejemplares en el mundo.

Aproximadamente 13 mil almas acompañaron el paso de quienes desfilaron recordando la fecha que dio comienzo a la historia de la Argentina independiente.

Sanjuaninos que querían ser independientes

Fueron nuestro próceres, Francisco Narciso de Laprida y Fray Justo Santa María de Oro, quienes cumplieron una destacada función en todo el proceso que culminó en la Declaración de la Independencia Argentina.

Francisco Narciso de Laprida fue un abogado y político argentino. Diputado por San Juan al Congreso de Tucumán, presidió el mismo cuando se declaró la independencia del país el 9 de julio de 1816. Laprida nació el 28 de octubre de 1786, en la provincia de San Juan. Hijo de José Ventura Laprida, comerciante español que llegó de Asturias a estas tierras y de María Ignacia Sánchez de Loria, sanjuanina y proveniente de una familia tradicional.

El otro representante sanjuanino ante el Congreso, Fray Justo Santa María de Oro y Albarracín, nació en San Juan el 30 de julio de 1772 y falleció el 19 de octubre de 1836. A los 17 años ingresó en la Orden de los Dominicos en Chile, de donde regresó a su provincia en 1814, expulsado por el general José Miguel Carrera. Fue electo, junto con Laprida, diputado al Congreso de Tucumán. Se lo recordó como un férreo defensor de la forma republicana de gobierno por su frase "hay que consultar a los pueblos". Los argumentos de Oro en Tucumán echaron por tierra el proyecto monárquico, y fue quien logró doblar el juicio de sus colegas.

Te puede interesar