Pochettino, el técnico que se consagrará campeón sin importar quién gane

Rusia 2018 08/07/2018
En los 4 semifinalistas del Mundial hay 12 jugadores que pasaron por sus manos y al menos uno será campeón. En total hubo 17 formados por él. Cifras que impresionan.

pochettino-kane

Sin haber pisado Rusia, Mauricio Pochettino es uno de los protagonistas del Mundial. Sólo espera que termine el campeonato para recuperar a sus jugadores del Tottenham y partir a la pretemporada que comenzará el 26 de julio en San Diego, California, con un amistoso ante Roma. El próximo domingo podrá saborear la frutilla del postre con un discípulo campeón. Inglaterra tiene a 5 futbolistas de su equipo y uno que fue vendido; Bélgica tiene a 3 y otro que pasó por el club; Francia a uno y Croacia a otro que no juega en los Spurs pero estuvo bajo el mando del santafesino en Southampton. La cifra impresiona.

Del Mundial participaron 17 futbolistas que fueron dirigidos por Pochettino, de los cuales 12 están en carrera. Al menos uno será campeón mundial.

Danny Rose, Eric Dier, Kieran Trippier, Dele Alli y Harry Kane son titulares indiscutibles del Tottenham que terminó tercero en la última Premier League y se clasificó la Champions 2018-19. Kylie Walker fue jugador de los Spurs, que el año pasado fue comprado por Manchester City, a pedido de Pep Guardiola.

Toby Alderweireld y Jan Vertonghen son pilares de Bélgica. Mousa Dembelé es una alternativa desde el banco. Y Nacer Chadli, el autor del milagroso tercer gol a Japón en los cuartos de final, es del West Bromwich pero fue dirigido por Pochettino los dos primeros años del argentino en Tottenham. Hugo Lloris es arquero de Francia y de los Spurs. Y el croata Dejan Lovren es un pilar del Liverpool pero se inició en el Southampton que conducía Pochettino.

Aunque ya fuera del Mundial, debe mencionarse que el dinamarqués Christian Erikssen es el cerebro del equipo londinense, que el colombiano Dawison Sánchez es central titular, el coreano Son Heung un relevo habitual y de categoría. En la disiciplina de Pochettino también estuvieron el brasileño Paulinho antes de irse a China y luego a Barcelona; y el argentino Federico Fazio, vendido a Sevilla como paso intermedio a su ida a Roma.

Tottenham es el equipo que más jugadores pone en las semifinales del Mundial. Son 9: Lloris, Aldeweireld, Vertonghen, Dembelé, Rose, Trippier, Dier, Alli y Kane. Manchester United coloca 7:Pogba, Fellaini, Lukaku, Jones, Young, Lingard y Rashford. Chelsea a 6: Kanté, Giroud, Courtois, Hazard, Cahill y Loftus-Cheek mientras que Liverpool puso a 4 de sus hombres: Lovren, Mignolet, Henderson y Trent-Alexander.

¿Pochettino es mago? No hay magos en el fútbol. Hay resultados consecuentes con una idea y el trabajo para llevarlos a la práctica. Pochettino fue el formador de los más jóvenes de esos 17 futbolistas o el que impulsó el desarrollo de ellos, todos menores de 30 años. Puso en práctica lo que aprendió en Newell’s, nutrirse de las inferiores.

Fue técnico del Espanyol (2009-12) en 161 partidos con un récord de 53 triunfos, 38 empates y 70 derrotas. En Southampton (2013-14) dirigió 60 encuentros (23-18-19) y está en Tottenham desde 2014 con 199 partidos y una marca de 109-47-43, el 62,6% de eficacia.

Daniel Levy es el chairman del Tottenham. Cuando contrató a Pochettino en mayo de 2014 le planteó su objetivo: “Queremos ir a la Champions y no tenemos recursos para comprar jugadores porque estamos construyendo el nuevo estadio”, le dijo. Pochettino aceptó el reto. Sin compras, Tottenham jugará la tercera Champions consecutiva, nutrió a la selección de Inglaterra semifinalista y en la quinta fecha de la Premier del 15 de setiembre inaugurará el nuevo White Hart Lane ante el Liverpool. Parece que “El Sheriff de Murphy”, como lo bautizaron en Barcelona, es un gran constructor. Cuando el Espanyol inauguró su cancha de Cornella, Pochettino también era el DT del equipo.

“Nunca voy a dirigir a Central, Barcelona ni al Arsenal”, dijo alguna vez, marcando fidelidad a las camisetas que vistió. “No puedo ser el técnico de Inglaterra”, aseguró cuando la selecciones de los Tres Leones se quedaron sin entrenador por el despido de Tom Allardyce, en setiembre de 2016. Asumió Gareth Southgate, que estaba a cargo de la Sub 21. El hombre del chaleco, además de los 9 de los Spurs que llevó al Mundial había probado a Mason, Winks, Lambert, Jay Rodríguez, Luke Shaw y Lallana quienes también se iniciaron en los Spurs.

Hay otro detalle no menor en esta historia: Erik Lamela, el número 11 de Tottenham, quedó afuera de los 23 de Argentina en el último corte de Jorge Sampaoli.

Pochettino trabaja con sus colaboradores de siempre: el argentino Miguel D’Agostino y los españoles Jesús Pérez y Toni Giménez. Con D’Agostino lo une la vida misma. Tienen la misma edad (Mauricio nació el 2 de marzo de 1972) y compartiron inferiores en Newell’s. Su ahora ayudante, nacido en Paraná, pasó por Patronato, Gimnasia, Liga de Quito, el fútbol chileno y saltó al fútbol europeo. Se reencontraron en el Angouleme francés, donde Pochettino tuvo un breve paso. Siguieron en Espanyol. Ahora están en Londres.

Como futbolista, Pochettino fue un defensor central eficaz, de buen juego aéreo y discreta técnica. Marcelo Bielsa y Jorge Griffa llegaron una noche a Murphy porque les habían hablado de un jugador alto, fuerte y joven. Pochettino dormía y los padres no quisieron despertarlo pero permitieron que Bielsa y Griffa lo vieran descansando. “¡Mirá qué piernas tiene!” cuenta la leyenda que dijo el Loco. Lo hizo debutar a los 18 en una zaga con otro pibe de 20 años, Fernando Gamboa.

Aquel Newell’s inicial (y campeón) iba con Scoponi; Saldaña, Gamboa, Pochettino, Berizzo; Franco, Llop, Martino; Zamora, Boldrini y Ruffini. En la Selección, hizo un memorable gol con la mano a Paraguay en las Eliminatorias y en el Mundial 2002 le cometió el penal a Michael Owen que convertiría David Beckham. Los ingleses no lo aman por aquello, sino por lo que hace, casi veinte años después.

Te puede interesar