Ever Banega, el socio de Messi que no se toca

Rusia 2018 30/06/2018
"Siempre es grato jugar al lado de Leo Messi. Ya sabemos lo que es como jugador, lo que significa para el fútbol", dice el mediocampista que cumplió 30 años.

banega

Sonríe Ever Banega. Le cantan el feliz cumpleaños en la intimidad de la concentración. Llegó a 30. Ya tiene en su poder el iPad y el cuadro que es el regalo común de la AFA para cada jugador. Pleno, fresco, feliz, ese Banega es el que de nuevo necesita la Selección aquí, en esta Kazán llamativa, extraña.

El mismo Ever que frente a Nigeria no tembló con la pelota en los instantes más calientes, con circulación, con movilidad y con panorama, también con un pase-gol desde atrás de la mitad de la cancha sensacional que obligó a preguntarse: ¿cuánto hacía que un jugador de Argentina no asistía a Lionel Messi?

No se sube a los elogios Banega. A la consulta por ese "pase golfístico", devuelve: "Yo sólo tuve que levantar la cabeza. Leo me marcó la jugada y fue él quien hizo buena a esa pelota. No fue nada de otro mundo". Y enseguida completa: "Siempre es grato jugar al lado de Leo Messi. Ya sabemos lo que es como jugador, lo que significa para el fútbol".

Estalla frente a todas las miradas: Banega es quien mejor interpreta a Messi en la Selección. El socio. No sólo por esa asistencia tan dulce como soberbia sino porque le propone jugar, porque le acerca la redonda desde atrás, porque lo libera de bajar tanto.

 Ever toca para Leo y no se queda parado: se mueve y le propone la pared. Por algo es a Banega a quien Messi más le cedió la redonda contra Nigeria: 11 veces. Por eso es a Messi a quien Banega le entregó más la pelota: 16 veces.

Lo mismo hace el del Sevilla con cada compañero. Teje y teje en la mitad de la cancha. Lo que necesita la Selección es que de una vez por todas Banega haga lo que tan bien sabe con continuidad. 

-¿Cuál será el secreto, Ever, para potenciar a Messi contra Francia? Según dicen, va a estar muy marcado.

-Ojalá no tengamos que llenarlo de pelotas a Leo y que podamos encontrarlo en el momento justo. Ellos van a querer neutralizarlo, pero nosotros vamos a hacer todo para potenciarlo.

-Hace mucho tiempo que lo conocés a Messi. ¿Cómo ha sido su evolución como persona, como líder?

-Leo es un chico tímido, pero se hace notar.

Ahí Banega estaciona en esas imágenes del entretiempo con Leo dándoles indicaciones a todos. Lo elogia, pero además rescata otro momento: "Se tiró al piso en el final a robar una pelota. Si Leo lo hace, todos tenemos que estar dispuestos a tirarnos de cabeza por la Selección".

-¿Lo notabas muy triste a Messi antes de Nigeria? 

-Es normal que Messi no la estuviera pasando bien. Se había puesto muy difícil la cosa. Por suerte en el último partido se sintió mucho mejor, mucho más cómodo. A la hora de demostrar, siempre quiere ganar.

Hombre de pocas palabras si lo hay, Banega se expresa con indisimulable admiración sobre Messi: "Nos diferencia tener un líder que todo el tiempo y a toda hora esté pensando en ganar. Eso es muy importante".

A la Selección también la diferencia este Ever Banega. El que jugó con naturalidad extrema contra Nigeria. No el de las irregularidades. Ahora le tocará contra Francia. Que sonría como en su cumpleaños.

Después de haber quedado afuera de Brasil 2014 y de haber arrancado como suplente en esta aventura rusa, el volante de Sevilla que es buscado por el Arsenal inglés encontró su momento. Es tal vez la gran razón para defender el doble comando que en el equipo se instauró. Argentina y Messi lo estaban esperando. 

Te puede interesar