Un arranque lleno de color: Rusia abrió el telón del mundial

Rusia 2018 14/06/2018
Esperado desde hace cuatro años, arrancó el Mundial de Rusia 2018. Mirá todo el color de la inauguración en el majestuoso estadio Luzhniki de Moscú, donde cantaron el británico Robbie Williams y la soprano rusa Aida Garifullina.

apertura mundial rusia

Iker Casillas hizo lo más importante: trajo la copa, en una cajita de lujo. La sacó, la alzó (él puede por su condición de campeón del mundo) se la mostró al mundo. El brillo llegaba hasta la segunda bandeja del estadio olímpico Luzhniki, donde había 82 mil personas.

En el palco, abajo de la tribuna de prensa, los dos máximos exportadores de petróleo del mundo se sentaron al lado del presidente de la FIFA, Gianni Infantino. De un lado, el presidente ruso Vladimir Putin, del otro, el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman. Cuando vino el primer gol, a los 11.32 minutos, Infantino le hizo el gesto al príncipe árabe del “que le vas a hacer” Y Putín, que no gritó el gol, le dio la mano.

Robbie Williams estuvo impecable, levantó al público. Cantó Let me Entertain you, Feel, Angel y Rock DJ. El dueto con Aida Garifullina emocionó a los locales, que dos veces ovacionaron a Putin durante su discurso de apertura.

Robbie hizo bailar a las hinchas y bailó cerca de los bancos de suplentes mientras desarmaban el escenario en la mitad de la cancha. En ese momento, con la cámara en sus narices, hizo con un dedo el gesto de “Fuck you”, fuera de programa.

El brasileño Ronaldo entró acompañado de un nenito que le pateó la pelota Telstar a Zabivaka, la mascota del Mundial.

Los dos goles fueron festejaron con pañuelos al viento, al estilo del Gordo Ventilador, pero en un coro perfecto de las tribunas completas.

Al pupitre de prensa llegó una única planilla con las formaciones con los nombres en ruso. Lo más a la vista era algo parecido a “Antonio”, en el renglón correspondiente a Pizzi. Entre paréntesis, su nacionalidad: (ESP) El primer himno que se escuchó en el Mundial fue el de Arabia Saudita. Con el ruso, todo el estadio, incluidos argentinos en las tribunas, se pusieron de pie.

Los monitores del palco de prensa mostraron el interior de la cabina del VAR, ese lugar alejado de la transpiración, los gritos y los gestos de los jugadores que por primera vez influirá en mundiales con el repaso de las jugadas polémicas por video.

Los rusos no entonan canciones como los argentinos. Sólo cantan, bien fuerte, “Ra sí a” Cuando los argentinos aparecian en las dos pantallas gigantes del estadio, la gente aplaudía.

Tras la inauguración se enfrentaron la selección local con Arabia Saudita en el primer partido del torneo.

Te puede interesar