Graciela Caselles: "El vínculo entre una madre e hijo nunca se puede romper"

"No me da lo mismo que nazca o no un niño, que una mujer pueda ejercer o no el derecho a ser mamá", aseveró la legisladora bloquista.

Graciela Caselles fue otra de las diputadas sanjuaninas que votó en contra del aborto durante el debate del Congreso.

La legisladora fundamentó su postura en el primer derecho que tiene todo ser humano que es a nacer, de vivir. Luego destacó que ella tiene una hija con Síndrome de Down y señaló que lo que le transmite su nena es una inmensa alegría siempre.

"Esta ley es la madre de todas las leyes porque habla de vida o no vida, de ser o no ser, de nacer o no nacer", comenzó expresando la legisladora sanjuanina en el recinto y señaló que el debate significa "poner en discusión valores y temas que tienen que ver con la humanidad".

"Es una ley que nos moviliza a todos, sobre todo a aquellos que tenemos un sentimiento grande. No me da lo mismo que nazca o no un niño, que una mujer pueda ejercer o no el derecho a ser mamá. 
También escuché hablar de coherencia o actitud de ciertas personas en la vida. La actitud que siempre tuve en la vida fue defender la vida por encima de todo. Yo defiendo las dos vidas, entiendo que una vez embarazada la mujer hay otro que no es una uña ni un pedazo de pelo, es un ser indefenso que tiene derecho a vivir", sentenció.

Posteriormente descartó que su postura sea la de una posición religiosa sino de sentido común que está basada en el derecho porque "el primer derecho que tiene el ser humano es a vivir". "El aborto no solo va en contra del derecho de nacer sino de ser mujer, que es dar a luz y proteger la vida del otro", aclaró.

Por último habló de su hija. "Hoy es una señorita de 13 años que tiene síndrome de Down y cuando le pregunto cómo está me dice que está feliz. El vínculo madre e hija nunca se puede romper", finalizó.

Te puede interesar