La boda real hizo vibrar a los británicos y a la monarquía

A las 12 en punto empezó la ceremonia religiosa . "Soy muy afortunado, estás muy linda", fue lo primero que le dijo Harry a Meghan , apenas la vio.

Ver galería La boda de Harry y Meghan hizo vibrar a los británicos y a la monarquía
1 / 6 - Galería de imágenes: Reuters

 Meghan Markle entró a la capilla Saint George del castillo de Windsor para la boda real con el príncipe Harry e inició la última y más emotiva etapa de su integración a la familia real británica. Las trompetas tocaron los mismos acordes que acompañaron a sus novias durante generaciones. Pocos minutos después, cuando se casaron, esa secular tradición se esfumó dejando paso a una fascinante modernidad: la de una monarquía varias veces centenaria capaz de transformarse al punto de acoger en su seno a una mujer divorciada, feminista, actriz, estadounidense y mestiza.

Cada detalle de la ceremonia -a la que 1.400 millones de personas asistieron a través de sus pantallas de televisión- fue planificado por la joven pareja bajo el signo de una inteligente mezcla de tradición británica y modernidad, a imagen y semejanza de Meghan y Harry.

Esos mismos vientos de modernidad soplaron en St. George. En ausencia de su padre -impedido aparentemente por cuestiones de salud-, la novia entró sola, seguida por sus pajes, una encantadora corte de niñas y niños. Recién a medio camino del altar se reunió con el padre de Harry, el príncipe Carlos de Gales , quien ayer aceptó "con placer" hacer el último tramo del recorrido a su lado. Símbolo fuerte y ruptura de la tradición: por primera vez, una novia real fue "acompañada" y no "entregada" al futuro esposo.

9.08. Beso y paseo en carruaje. Los flamantes recién casados salen de la capilla, se dan un beso, saludan al público y bajan lentamente las escaleras. Suben a una carroza Ascot-Landau descubierta y emprenden un recorrido por los alrededores de Windsor, que durará media hora. Luego habrá una recepción en el castillo.

8.47. Serenidad y emoción. Durante la ceremonia, marcada por una absoluta sencillez a pesar del marco grandioso de la capilla Saint George, y tal vez por su larga experiencia como actriz, la novia da muestras de una absoluta serenidad. Su naturalidad destaca aun más la profunda emoción que vive su esposo, el príncipe Harry.

8.35. Los votos y anillos. El novio y la novia, en ese orden, juran amarse y cuidarse hasta que la muerte los separe. La alianza de Meghan Markle es de oro de Gales, regalo de la reina Isabel II. El anillo de Harry es de platino texturado. Harry y Meghan son declarados marido y mujer exactamente a las 12:39 -hora británica-.

8.32. Música góspel. El coro The Kingdom Choir, de góspel, música religiosa típica de comunidades afronorteamericanas, interpretó Stand By Me, de Ben E. King.

8.20. Sermón. El reverendo Michael Curry, obispo primado de la Iglesia Episcopal, quien viajó especialmente desde Chicago, protagoniza un momento de tensión en la boda de Meghan Markle y Harry: el sermón parece prolongarse mucho más de lo previsto. Su apasionado discurso, construido en torno "al poder del amor", despierta algunas sonrisas entre los miembros de la familia real e incluso, por momentos, disimulados gestos de irritación de algunos invitados.

8.11. "Hable ahora o calle para siempre". El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien oficia la ceremonia, les pregunta a los presentes si alguien tiene alguna razón para que no se celebre el matrimonio.

8. La entrada. Meghan Markle llega a la puerta de la capilla St. George y entra acompañada por niñas y niños que llevan el velo.

7.56. Her Majesty the Queen. La reina Isabel II y su esposo Felipe, duque de Edimburgo, llegan a la capilla St. George para la boda de su nieto, el príncipe Harry. Dos minutos antes llegan su hijo mayor, el príncipe Carlos, padre de Harry, y Camilla, duquesa de Cornwall, segunda esposa de Carlos.

7.53. Ms Ragland. La madre de Meghan Markle, Doria Ragland, entra a la capilla. Está visiblemente emocionada.

7.45. La novia. El auto que traslada a Meghan Markle y a su madre, Doria Ragland, transita The Long Walk. Es un Rolls Royce Phantom de principios de los años 30. Miles de personas siguen su paso, mientras saludan, gritan y agitan banderas británicas.

7.35. El novio. El príncipe Harry y su hermano, Guillermo, duque de Cambridge, llegan en auto a las inmediaciones de la capilla. El público demora segundos en darse cuenta quiénes son esas dos figuras enfundadas en discretos uniformes militares oscuros, que se dirigen con paso lento a la capilla Saint George. Entran a la sacristía, acompañados por el chambelán, poco antes de la llegada de la novia.

7.22. Pippa. Otra incógnita desvelada: Pippa Middleton , hermana de Catherine, duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo, está embarazada de cuatro meses. Célebre desde el día en que fue dama de compañía en la boda de su hermana, Pippa se casó hace pocos meses con el millonario James Matthews. A su llegada a la ceremonia, su vestido al cuerpo estampado en tonos verde agua dejaba adivinar su incipiente embarazo.

7.10. "Fergie". Una de las incógnitas de esta boda acaba de ser desvelada: los novios invitaron a la exduquesa de York, Sarah Ferguson, divorciada en 1996 del príncipe Andrew, tercer hijo de la reina Isabel II . Poco apreciada por la soberana y después de semanas de especulación, "Fergie", como la apodan los británicos, acaba de llegar sonriente a la capilla Saint George.

6.53. Sobrinos. Cuando entre en la capilla Saint George del castillo de Winsor, Meghan Markle estará acompañada por seis "damitas" de compañía y cuatro pajes, incluyendo al príncipe George y la princesa Charlotte, tercero y cuarta en la línea sucesoria de la corona, hijos del hermano mayor de Harry, el príncipe Guillermo y su esposa Catherine .

6.32. Público. Afuera del castillo, decenas de miles de personas, reunidas incluso desde anoche en las calles de Windsor, están listas para seguir la ceremonia en pantallas gigantes instaladas en puntos estratégicos de la ciudad. A su término, los novios recorrerán las calles de la pequeña urbe en una antigua carroza descapotada.

6.20. "Mundos diferentes". El reverendo Michael Curry, obispo primado de la Iglesia Episcopal que viajó especialmente desde Chicago, pronunciará un mensaje que reflejará su convicción y de la pareja sobre la igualdad de derechos, y destacará la importancia de este matrimonio en el que "mundos diferentes han sido capaces de unirse".

6.07. Guardas. Los festejos en las calles de Windsor incluyen música de la Banda del Regimiento de los Guardas Irlandeses, parte del Cuerpo de Música del Ejército.

6. Invitados. Empiezan a llegar invitados, que se desplazan hasta la capilla St George por un camino bordeado por nutridos grupos de público, instalados en ese lugar de privilegio desde temprano.

5.48. La decoración en la iglesia. La capilla de St. George's está adornada especialmente para la ocasión: flores revisten algunas de sus paredes exteriores. Meghan y Harry se convertirán hoy en la 16° pareja real en celebrar su matrimonio en el castillo de Windson desde 1863.

5.30. Los títulos. La reina Isabel II le confiere al príncipe Harry de Gales un ducado, tradicional regalo de bodas otorgado a los miembros de la Casa Real. Sus títulos serán duque de Sussex, conde de Dumbarton y barón de Kilkeel. Tras la celebración del matrimonio, Meghan Markle se convertirá en la duquesa de Sussex.

5.25. La "bienvenida". Los británicos están decididamente conquistados. Los titulares de hoy de la prensa monárquica son el mejor ejemplo: "Welcome to the Family" (Bienvenida a la Familia), anuncia The Times.

Te puede interesar