"Hay que creer en lo que hacemos, vamos a un futuro mejor"

Política 09/05/2018
El Presidente encabezó un acto en Mendoza junto al gobernador Alfredo Cornejo, mientras el equipo económico abre el diálogo para pedir un crédito en Washington.

macri cornejo mendoza

En plenas negociaciones entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a una línea de crédito que calme los mercados por la volatilidad en la cotización del dólar, Mauricio Macri aterrizó en Mendoza para inaugurar un centro educativo y visitar una base militar. "Hay que creer en lo que hacemos, vamos a un futuro mejor", aseguró en un acto que encabezó junto al gobernador provincial, Alfredo Cornejo.

El Presidente dijo que el Ejecutivo trabaja “por una Argentina más justa, con oportunidades para todos”. Y llamó a hacer “buena política”, lo que definió como “construir un país sobre bases sólidas, sin atajos ni parches”.

El mandatario pidió desde la Base de la IV Brigada Aérea de Las Heras "tener la mirada puesta en el futuro para entender que vale la pena el esfuerzo que estamos haciendo". Y agregó: "Estamos en un camino con obstáculos, pero que nos llevará a un futuro mejor. Es importante que creamos en nosotros mismos y en lo que estamos haciendo para tener una Argentina más justa, con más oportunidades para todos".

En paralelo la comitiva oficial argentina con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a la cabeza empezó el proceso de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a una línea de crédito que calme los mercados por la volatilidad en la cotización del dólar. El funcionario se reunió en Washington con el Director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner. Después empezó el trabajo técnico entre la comitiva oficial y los representantes del organismo.

El equipo de asesores que acompañaron a Dujovne está integrado por su jefe de Asesores, Guido Sandleris; el viceministro, Sebastián Galliani; el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el jefe de gabinete de ese ministerio, Ariel Sigal. Además viajaron el vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach, y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

A pesar de que el Gobierno no informó todavía qué línea de crédito pedirán, el equipo económico deslizó que buscará cerrar un acuerdo a través de alguno de los programas que proveen un “colchón” de fondos del que país podrá disponer si necesita financiamiento. Sin embargo, aclararon que la negociación será un proceso largo, que podría tardar cerca de un mes y medio.

En la reunión técnica se comenzó a trazar la "letra chica" del acuerdo. Esto incluye los condicionamientos que el país podría tener a futuro si accede al crédito la mirada del FMI sobre la Argentina: el organismo hace un estudio y una proyección constante de la economía local. Tras este primer acercamiento, el Fondo hará una devolución y analizará el pedido.

Sin embargo el encuentro clave entre la directora del Fondo, Christine Lagarde, y Dujovne será recién mañana cuando haya escuchado al cuerpo de especialistas de la institución que preside.

 Las autoridades anticiparon que no tendrán en los próximos días los detalles del monto. Y remarcaron la posibilidad de que, quizás, ni siquiera después de este primer encuentro puedan informar con precisión todo lo que será el desembolso. Aunque no hay nada seguro ni confirmado, por los pasillos de la Casa Rosada se habla de que la Argentina podría recibir US$30.000 millones como financiamiento preventivo.

Entre las líneas de financiamiento que ofrece el FMI la Argentina podría calificar en la conocida como Stand By, que sería la elegida por el Gobierno, tal como anticipó TN.com.ar. Se trata de un programa está destinado a los países de bajos ingresos que, si bien en términos generales ya lograron una situación macroeconómica sostenible, quizás enfrenten ocasionalmente necesidades de financiamiento y de ajuste a corto plazo.

Otra es la llamada Preventiva o Precautoria. Se trata de un préstamo equivalente al 500% de la cuota del país en el organismo, lo que implica un tope de unos U$S 22.000 millones. Tiene un plazo de repago de entre seis meses y dos años y requiere de un mayor ajuste económico, porque se entiende que el país está sujeto a mayores vulnerabilidades por sus desequilibrios.

El dólar subió 20 centavos durante el primer día de negociaciones, en otra jornada de volatilidad en los mercados internacionales. El tipo de cambio oficial del Banco Central cerró en $23,12 para la venta minorista y $22,29 para la compra. En la misma línea, la divisa mayorista quedó en $22,72.

Te puede interesar