Hawaii, en emergencia por el volcán Kilauea: así avanzaba la lava y "devora" todo a su paso

Provocó la evacuación de miles de personas, que aún no saben cuando podrán volver a sus hogares.

lava volcan hawaii

La situación en Hawaii por la erupción del volcán Kilauea es cada vez peor: la cantidad de casas destruidas por los ríos de lava en Leilani Estates aumentó a 26. Si bien esta mañana no había información oficial sobre la cifra de heridos ni información sobre otros daños causados por el fenómeno, las autoridades reportaron nuevas fisuras por las que brota la lava, donde la roca fundida, el gas tóxico y el vapor siguen estallando en la isla por las grietas que el volcán originó en el suelo.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) la erupción del Kilauea comenzó el 30 de abril. El jueves pasado se produjo una primera fisura por la que comenzaron a brotar lava, humo y cenizas. Además se originaron varios terremotos que causaron pequeños daños en algunas calles y cortes de electricidad.

Ese mismo día las autoridades pidieron a unas 1.700 personas en el oeste de la isla que desalojaran sus hogares. El domingo advirtieron que la orden de evacuación permanecía vigente, aunque durante el día los habitantes podrían acercarse a sus casas para comprobar su estado siempre y cuando las condiciones lo permitieran.

"Lo sorprendente fue que, la última vez que miré en ese tablero (el de hogares destruidos), solo había cinco casas, y ahora hay 26", apuntó el alcalde del condado de Hawái, Harry Kim, en diálogo con el diario Honolulu Star-Advertiser. Después de la evacuación de las zona residencial cercana al volcán, las autoridades habilitaron dos albergues que hospedan a miles de personas.

El jueves pasado, el gobernador de Hawaii, David Ige, declaró el estado de emergencia para desbloquear recursos adicionales, luego de que un temblor de 5 grados en la escala de Richter provocara el colapso del cráter de la boca del volcán Puu Oo, cerca de Kilauea.

En el archipiélago estadounidense hay varios volcanes, entre los cuales está el Kilauea, uno de los más activos del mundo y el más joven de la isla, en la que viven unas 185.000 personas. Posee un cráter de, aproximadamente, cinco kilómetros de largo y 3,2 de ancho, y 1.247 metros de alto. Su nombre significa "escupiendo o propagándose mucho" y su vida se calcula 300.000 y 600.000 años.

Las autoridades de protección civil pidieron insistentemente a los curiosos no acercarse al lugar y recordaron que los habitantes de Leilani necesitan ayuda."No es momento para hacer turismo", remarcaron.

Te puede interesar