Delincuentes se enfrentaron a la policía cuando robaban en una vivienda

Tras un llamado al 911, hubo un enfrentamiento dentro y fuera de la casa con los uniformados. El único mayor de edad tiene 18 años y quedó a disposición de la Justicia de Flagrancia.

arma --flagrancia

Fue una siesta de terror la que le tocó vivir a una mujer en su propia casa este jueves, cuando dormía y despertó al escuchar el estruendo en la puerta de su casa.

Todo ocurrió este jueves a las 15:45 aproximadamente, cuando personal de la Comisaría Decimo Primera, fue alertado por un peatón de que un grupo de jóvenes habían ingresado a un domicilio sobre avenida Libertador San Martín al 537 Este, en Capital, forzando la puerta de entrada de una patada. 

Ante este aviso, el personal policial llegó al inmueble y constató que efectivamente la puerta de ingreso se encontraba abierta y rota en la parte del interior. Entraron dos uniformados, dejando en la puerta de entrada a un agente que los acompañaba. En el interior de la casa vieron que estaba todo revuelto y la puerta del baño, también rota. 

Ahí en el sanitario encontraron a cuatro personas de sexo masculino, que intentaban ocultarse del personal policial. Pero al verse descubiertos se resistieron. Uno de ellos, Luciano Facundo Cortez, de 18 años de edad, tenía en su poder una pistola Hi-Power 9 mm, propiedad del dueño de casa. 

La amartilló e intentó apuntar al oficial de policía que había ingresado al inmueble. Pero el uniformado logró desarmarlo y aprehenderlo. Otro de los delincuentes, menor de edad, fue aprehendido por el otro policía que ingresó al domicilio. 

Los otros dos delincuentes se dieron a la fuga, saliendo por una ventana que da a Avenida Libertador. Pero antes forcejearon con la policía que se encontraba en la puerta. 

Con posterioridad, a dos cuadras del lugar del hecho, fue aprehendido uno de los malhechores por personal de la Comisaria Primera. Le secuestraron objetos pertenecientes a los damnificados, al hacerle un palpado de urgencia.

La propietaria del inmueble se encontraba en el interior de la casa durmiendo y se despertó al escuchar el estruendo, cuando reventaron la puerta los ladrones. Aterrada, se encerró en su dormitorio. Justo en ese momento llegó la Policía para intervenir.

Ahora Cortez quedó a disposición de la Justicia de Flagrancia, imputado por robo agravado por el uso de arma blanca, en población y en banda, por efracción y por la participación de menores de edad en concurso ideal con resistencia a la autoridad agravada.

Te puede interesar