Compañeros de Elizabeth Mayer juntan firmas contra la absolución de Lampasona

Policiales 04/05/2018
Tras las declaraciones de la joven en las redes sociales, jóvenes del Colegio Central Universitario presentaron una carta con sus firmas correspondientes, para enviar a la Justicia de Bariloche. La misma que absolvió al coordinar.

enzo lampasona

Los compañeros de Elizabeth Mayer, la joven que habría sido abusada por el coordinador de viajes de estudios, Enzo Lampasona, comenzaron la movida luego de que la menor decidiera hablar usando las redes sociales.

En el mismo, Mayer dio detalles de lo ocurrido en aquella ocasión y criticó el veredicto de los jueces de Bariloche que absolvieron a Lampasona por el “beneficio de la duda”.

Ahora ellos, que estuvieron en el mismo viaje que Eli, escribieron una carta para el juez que absolvió al coordinador y están juntando firmas para enviársela.

En la misma aseguraron que los coordinadores de Snow Travel “Se apropiaron de la muy  escasa información que había sobre el tema, eligiendo qué contar y qué no”. 

La carta completa

El 29 de Octubre de 2015, en el contexto de un viaje de egresadxs de la promoción del mismo año, del Colegio Central Universitario Mariano Moreno de San Juan, Enzo Lampasona aprovechó de su posición de hombre, mayor de edad y coordinador y violó a una de las pasajeras, mujer y menor de edad, quien se encontraba descompuesta en su habitación del Hotel Patagonia de su viaje de egresadxs.

Los días restantes del viaje de egresadxs, la empresa Snow Travel y sus coordinadores se ocuparon de “tranquilizar” a lxs demás pasajerxs: se apropiaron de la muy escasa información que circulaba sobre el caso, eligiendo qué contar y qué no, según (por supuesto) su conveniencia. Mintieron dando detalles del después de la, según ellos, nunca ocurrida violación, confundiendo a lxs pasajerxs que quedaban en Bariloche, dando muy diferentes versiones de los hechos. Hablaron sin pudor alguno sobre la víctima, como si ellos hubieran sabido algo de ella, de su vida personal, de sus emociones, de su sufrimiento, diciendo que era mentirosa, que era mitómana, que ya había denunciado a otra expareja por algo semejante, que tenía como objetivo “ensuciar a la empresa Snow Travel”, que ella era una histérica quien tuvo relaciones con Enzo Lampasona, luego se sintió culpable de esto y lo denunció, que era rara, que nadie podía creerle. También convencieron a lxs pasajerxs de que la víctima se había autolesionado, que ella misma se había lastimado para sostener su propia mentira, que cuando ella salió del Hotel Patagonia no tenía ninguna zona del cuerpo dañada, como si ellos, los coordinadores, la hubieran revisado en el antes y el después de activar el protocolo por abuso sexual.

Los días restantes del viaje de egresadxs, los coordinadores se sintieron (y se expresaron) furiosos por lo sucedido, no porque había existido una violación, sino que se sintieron furiosos por el “quilombo” que la víctima había armado, porque se había llamado a la policía, porque se apresó (según la poca información que se manejaba entre lxs pasajerxs) a la mayoría de los coordinadores, porque la empresa Snow Travel tuvo que enviar a más coordinadores que pudieran “cuidar” a lxs estudiantes de aquel viaje y porque temían que Snow Travel ya no pudiera seguir realizando viajes de estudiantes (cosa que de hecho no sucedió, porque se le dio tan poca importancia al relato de la víctima que Snow Travel y sus coordinadores siguen trabajando en Bariloche, de la misma forma en que lo hacían antes de la violación).

Los días restantes del viaje de egresadxs, los coordinadores nombraron al grupo de dicho viaje como “la banda del violín”, nombre que recibió también el grupo de Whatsapp donde se encontraba la gran mayoría de quienes viajaron (y quienes muchxs de ellxs repudiaron la utilización de ese nombre). Dicho nombre, “la banda del violín”, fue también utilizado en dos remeras que se hicieron en Bariloche (acto casi tradicional de lxs pasajerxs y coordinadorxs de viajes de egresadxs en Bariloche), una de ellas para el coordinador Claudio “Petu” Juárez y otra para Facundo Reyes, Jefe de coordinadores de Snow Travel, quien en ese momento, según palabras bastante contradictorias de los mismos coordinadores, se encontraba preso en Bariloche hasta el día que lxs pasajerxs retornaron a San Juan. El conjunto de pasajerxs también fue llamado “la banda más famosa”, en alusión a “la fama” que se le había concedido por el hecho de que un coordinador había violado a una pasajera.

Los días restantes del viaje de egresadxs, los coordinadores dijeron que Enzo Lampasona se encontraba en otro hotel de Bariloche, donde estaba más seguro, porque “todo estaba bien”, porque actuaban con total normalidad, porque según ellos “nada malo había sucedido”, afirmación que sostuvieron durante todo el resto del viaje, negando la existencia de un hecho tan grave como es una violación de una mujer menor de edad, que se encontraba descompuesta, que fue vejada por quien debía velar por su seguridad, un hombre mayor de edad; negando y minimizando además el sufrimiento de ella, mofándose de toda la situación, creando un circo entre lxs pasajerxs que se encontraban totalmente confundidxs y bajo las órdenes, las palabras, la influencia y los cuestionamientos de los coordinadores de Snow Travel, quienes se preguntaban por qué Enzo Lampasona necesitaría violar a una persona para poder “tener relaciones”, porque él era un “chico bien”, lindo, proveniente de una familia tradicional de San Juan, adinerado; no había razón para que Enzo Lampasona violara a una pasajera.

Los días restantes del viaje de egresadxs, la empresa Snow Travel y sus coordinadores (tanto los allí presentes como los que se encontraban en San Juan) insistieron en llenar las redes sociales con el hashtag #SnowTravel, contando lo “bien” que se estaba pasando el viaje allí en Bariloche, donde sólo se podía disfrutar debido a una nube de incógnitas, ambigüedad, imprecisión absoluta y total desconcierto, donde no supo aplicarse el protocolo correspondiente para estos casos, mientras la víctima en cuestión sufría del abandono por parte de la empresa Snow Travel.

Ahora nosotrxs, sus compañerxs del Colegio Central Universitario Mariano Moreno de San Juan, de la promoción del año 2015; aquellxs quienes viajamos junto a nuestra compañera, víctima tanto de Enzo Iván Lampasona como de los abusos revictimizantes por parte de la empresa Snow Travel y de la Justicia de Río Negro, reivindicamos nuestros lugares, le creemos a la víctima en cuestión y apoyamos la apelación de la absolución de Enzo Iván Lampasona, acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado por su carácter de guardador de la víctima (y mayor de edad).

Ya no podrán callarnos más, como hicieron durante todo el resto del viaje, llenando nuestra cabeza de prejuicios sobre la víctima y de los actos casi heróicos de Enzo Lampasona, quien, según sostenían, no había sido culpable de nada más que de tener relaciones con la persona equivocada, con una ‘loca’ que quería arruinar el viaje y la empresa; quien fue escuchado en varios medios sanjuaninos, afirmando una y otra vez su “inocencia”, contando lo mal que la había pasado estando preso.

Repudiamos con firmeza la decisión del Tribunal, compuesto por Miguel Gaimaro Pozzi, Ricardo Calcagno y Emilio Riat, quienes desoyeron las palabras de la víctima, haciendo además caso omiso a las pruebas biológicas y psicológicas, las palabras de quienes atendieron a la víctima y pusieron en marcha el protocolo correspondiente, y los videos de las cámaras de seguridad del Hotel Patagonia; quienes prefirieron atender mayormente a las palabras del victimario, Enzo Iván Lampasona, a quien se le otorgó el beneficio de la duda, poniendo una vez más en grave estado de peligro a la víctima; quienes no tuvieron en cuenta que la empresa Snow Travel abandonó a nuestra compañera e hizo todo lo posible para que la denuncia no prosperara, en un principio

dejándola en manos del médico del hotel, puesto a disposición por Snow Travel, de quien desconocemos el nombre pero sabemos que lo apodaban como “El Corcho”, y de Facundo Reyes, Jefe de Coordinadores de Snow Travel, ambos insistiendo y queriendo hacer que la víctima se retractara de sus dichos, en pleno estado de shock, para luego llamar a Jorge Romairone, un médico ginecólogo amigo de “El Corcho”, al que tanto Facundo Reyes como “El Corcho” le insinuaron que la relación entre Enzo Lampasona y la víctima había sido consentida y, sin embargo y por fortuna, Jorge Romairone nota el grave estado de la víctima y llama a Roxana González, quien inicia el protocolo por abuso sexual en el Hospital Zonal de Bariloche, dejando a la víctima a cargo de Roxana González y ejerciendo abandono por parte de la empresa Snow Travel y todos sus coordinadores.

Somos nosotrxs, lxs compañerxs de la víctima, quienes pedimos una vez más justicia por ella. ¡Basta de justicia patriarcal y de revictimización!

Tenemos miedo, tenemos asco, tenemos bronca y tenemos repulsión. Tenemos un violador en las calles de San Juan. Tenemos un violador en el boliche. Tenemos un violador en el restaurante. Tenemos un violador en la Universidad. Tenemos un violador de compañero. Y tendremos, si esto así continúa, un violador de profesor de Educación Física.

Tenemos una compañera que fue violada y vejada por toda la justicia y por toda una empresa, Snow Travel, que aún acapara gran parte de los viajes de egresadxs de toda Argentina.

Nos tenemos.

APOYAMOS LA APELACIÓN DE LA ABSOLUCIÓN DE ENZO IVÁN LAMPASONA

Te puede interesar