Cambiemos bajó al recinto, pero la oposición no pudo aprobar los proyectos contra el tarifazo

La semana pasada había faltado un solo legislador para obtener el quórum.

diputados

Una semana después del fallido intento que tuvo a Alfredo Olmedo como protagonista, la oposición logró este miércoles conseguir los 129 diputados para discutir, en sesión especial, una serie de proyectos que atenúen los incrementos de las tarifas de los servicios públicos.

Sin embargo, el oficialismo logró evitar el tratamiento sobre tablas de unos 29 proyectos que oscilan desde retrotraer las tarifas a diciembre del 2017 hasta congelar el valor de esos servicios públicos hasta el final del Gobierno de Mauricio Macri.

Ahora deberá plantearse la estrategia de cara a la reunión de la comisión de Presupuesto, que se celebrará el miércoles próximo, a las 14.

Todo empezó pasadas las 11 de la mañana, cuando el bloque del oficialismo bajó al recinto enterado de que la oposición iba a conseguir quórum. Así le arrebató a la oposición la posibilidad de mostrar que reunía por sí sola a los 129 diputados.

Con una amplia mayoría, el oficialismo logró rechazar los primeros intentos de la oposición por aprobar proyectos que eviten la suba de los servicios. Así, fracasó la primera iniciativa del Justicialismo y el massismo: la votación terminó con 132 a favor y 106 en contra. Además, frustró el intento de tratar la iniciativa más importante, denominada "Razonabilidad en las tarifas de servicios públicos". La misma contaba con el apoyo de todo el arco opositor.

En una sesión caliente, el oficialismo y la oposición se cruzaron por la falta de capacidad energética del país. El jefe del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, protagonizó un fuerte discurso contra el anterior gobierno. "La AFIP, que dependía de un exministro de Economía que es colega nuestro (el diputado Axel Kicillof), cuando un empresario de combustible (Cristóbal López) se quedó con 8 mil palos del bolsillo de la gente ni se calentó, ni se mosqueó por exigirle un peso", lanzó.

Todo empeoró cuando llegó el turno del diputado Agustín Rossi quien catalogó de "contrabandista" a Mauricio Macri: "Son el único Gobierno del mundo que justifica las cuentas off-shore, que tienen la plata en el exterior y un Presidente acusado de contrabandista".

El principal proyecto para limitar los aumentos tuvo dictamen en un plenario de comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor en Diputados pero no obtuvo los votos necesarios para su debate. Esta propuesta, apoyada por el Peronismo, el Frente Renovador y el kirchnerismo plantea que los aumentos no pueden exceder el coeficiente de variación salarial(residenciales) o de precios mayoristas (empresas). Además que el IVA en los servicios baje del 21% al 10,5%, en el primer caso, y del 27% al 21%, en el segundo. El bloque K, que firmó en disidencia, ratificó su postura deretrotraer los valores de las tarifas al 31 de diciembre de 2017 y de congelarlas este año, para luego ir a un sistema de actualización por variación salarial.

Como la iniciativa no tuvo dictamen en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Peticiones, las otras dos a las que fue girado y que están en manos del oficialismo, no se podía tratar con mayoría simple y hacían falta 129 diputados presentes para empezar a debatir. Esta vez, aunque la oposición había reunido los diputados necesarios, Cambiemos bajó al recinto antes de que los bloques del Frente Renovador, el kirchnerismo, el PJ y la izquierda mostraran que tenían el número.

En el arranque de la sesión, el bloque Cambiemos recordó el fracaso opositor en conseguir quórum la semana pasada y en ese sentido Negri aseguró que el espacio bajó porque "fueron persistentes en la preocupación". "Decidimos venir, tanto que al quórum lo dimos nosotros", desafió. Y adelantó que votarán en contra.

Por su parte la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño, afirmó que "nadie le regaló el quórum a nadie". "La presencia del oficialismo es la necesidad que tiene de obstruir el funcionamiento de esta sesión. Se sentaron porque quieren votar en contra", afirmó. A su vez, cuestionó con dureza al ministro de Energía, Juan José Aranguren, a quien llamó el "señor Shell".

Cerca del mediodía se pasó a un cuarto intermedio para "ordenar el debate". Los jefes de bloque se reunieron con el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, y acordaron que hablará un solo diputado durante cinco minutos por cada proyecto a tratar. Los bloques que no están incluidos se podrán pronunciar al final de la sesión.

A su turno, el peronista Diego Bossio le recriminó a Cambiemos que "no tiene voluntad política de discutir el tema tarifas en el Congreso". "Macri dice que no puede hacer magia. Yo le pregunto: '¿Una familia puede hacer magia para pagar las tarifas y para llegar a fin de mes?'", señaló.

Por su parte, el exministro de Economía del kirchnerismo y diputado nacional, Axel Kicillof, aprovechó la sesión especial por tarifas para hacer un llamado a la unidad a la oposición. "Ojalá muchas veces podamos hacer esto, porque con la oposición junta podemos pararle la mano al Gobierno", expresó.

En sintonía, Juan Cabandié se dirigió a sus colegas de Cambiemos. "A los diputados oficialistas sus propias familias les deben decir que no está bien. Que piden créditos para pagar tarifas", sostuvo.

Te puede interesar