Para aliviar las tarifas, Macri pidió que provincias y municipios bajen impuestos

Política 23/04/2018
En un mensaje grabado desde Vaca Muerta, dijo que "no hay otro camino" para reducir subsidios que los aumentos ya delineados.

macri vaca muerta

En un mensaje grabado desde Vaca Muerta, el presidente Mauricio Macri pidió a las provincias y a los municipios bajar los impuestos de los servicios públicos, que encarecen aun más las facturas de luz, gas y agua corriente, para matizar el impacto de los tarifazos. También enfatizó que los usuarios deben consumir menos energía para gastar menos.

"Hoy les quiero pedir a todos los municipios y las provincias que eliminen los impuestos que cobran con los servicios públicos", dijo Macri, mientras el ministro de Energía, Juan José Aranguren, encabezaba una reunión con ministros y secretarios de energía de los distritos.

"Pero la única manera en que podemos lograr un cambio verdadero es que todos los argentinos asumamos que tenemos que consumir menos energía", continuó Macri. Luego, comparó los consumos de electricidad y gas del país con los de Chile y Uruguay. Conclusión: los argentinos usan casi el doble de energía que los países vecinos (que no producen gas) y la consiguen a mitad de precio o menos.

"Cada luz que apagamos, cada canilla que cerramos, todo suma", dijo.

"Sé lo q pesa la actualización de tarifas en el bolsillo de cada uno de ustedes. entiendo lo que les pasa, sé que no es fácil. Le di vueltas y vueltas y más vueltas y no hay otra forma", enfatizó.

Al ahorrar combustible, dijo Macri, "se van a lograr tres cosas: reducir la factura y pagar menos, vamos a cuidar el medio ambiente y no le vamos a dejar deuda a nuestros hijos y nietos", sostuvo.

El presidente defendió cada punto de la política energética, que provocó subas de casi 800 por ciento en gas y algo similar en electricidad por un doble impacto. Primero, porque la quita de subsidios -gradual- aumenta el precio de la materia prima. Y segundo, porque, en paralelo, el Gobierno reconoció subas en los cargos que cobran transportistas y distribuidores. Cargos que, en el área metropolitana, prácticamente no se tocaban desde la época de la convertibilidad.

Con todo, Macri enfatizó que se trata de una política gradual, ya que los subsidios y el gasto público que generan se recortan en un sendero que, en algunos casos, llega hasta 2021. "Para que el gradualismo sea posible, todos tenemos que hacer un esfuerzo", dijo. "Para cubrir los esfuerzos, nos tuvimos que endeudar. La otra alternativa era hacer un shock de ajuste", remarcó.

"El año pasado gastamos 125.000 millones de pesos en subsidios a la energía. Los subsidios no son gratis, como nos hicieron creer durante muchos años. Es mentira que los subsidios al gas y la electricidad no los paga nadie; los pagamos todos, con más inflación y con más deuda", dijo Macri.

"Para pagar (el mayor gasto público) tenemos que pedir plata prestada, lo que genera una deuda a futuro, que van a pagar nuestros hijos y nietos", reiteró.

Macri defendió las inversiones de las distribuidoras de gas ($ 8000 millones por año) y la mayor generación de gas y energía eléctrica. Fue una manera de justificar que los mayores precios de generación son necesarios para atraer inversiones que aseguren que, en un futuro, la Argentina volverá a ser exportadora neta de energía.

Te puede interesar