En plena pelea por las tarifas, Macri defenderá la suba de los servicios durante una visita a Vaca Muerta

Viajará a Neuquén acompañado por Aranguren, luego de los tironeos entre el oficialismo y la oposición por los precios de la luz y el gas. Desde Casa Rosada descartaron una cadena nacional.

macri

En medio de la polémica por la suba de tarifas, el presidente Mauricio Macri visitará, por primera vez en su gestión, las instalaciones de YPF en el yacimiento no convencional Loma Campana, en Vaca Muerta, Neuquén, acompañado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

El viaje del Presidente se da tras una semana donde reinaron los cruces entre el oficialismo y la oposición por los nuevos valores de los servicios. La oposición había convocado a una sesión especial para tratar el tema en Diputados pero por falta de quórum no pudieron avanzar. Mientras tanto, sectores sindicales y La Cámpora realizaron una Marcha de Velas al Congreso, para pedir que se retrotraigan las tarifas. Según explicaron fuentes oficiales, Macri no dejará pasar la oportunidad y aprovechará el acto para referirse al tema.

El Presidente estará en Neuquén casi todo el lunes. Primero, tendrá una actividad en Vaca Muerta y, después, se reunirá con el intendente neuquino -y referente de Cambiemos-, el radical Horacio Quiroga.

Sin embargo, en el Gobierno descartaron las versiones que aseguraban que Macri iba a realizar una cadena nacional o una rueda de prensa para referirse a las tarifas, luego del acuerdo alcanzado con los aliados radicales, que prorratea las subas y habilitaba pagos en cuotas opcionales durante los bimestres de menos consumo.

Las últimas palabras en público del Presidente fueron tras la fallida sesión especial en Diputados de la semana pasada, cuando de viaje en Tucumán aseguró: "Estoy comprometido a decirles siempre la verdad, y nada que a uno le prometan que viene de regalo puede ser verdad. Todo lo que vale se construye con el esfuerzo personal, ese esfuerzo que te gratifica, que te levanta la autoestima".

Ahora, las nuevas definiciones de Macri respaldarán la decisión de quitar subsidios en los servicios y, por lo tanto, subirles las tarifas a los consumidores.

Además del gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, y el titular de YPF, Miguel Gutiérrez, estará presente el ministro Aranguren, que tiene bajo su órbita la conducción de la petrolera nacional, además del esquema tarifario que el Gobierno no está dispuesto a deshacer.

Hace unos días, el ministro evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que se concreten nuevos aumentos tarifarios, al señalar que eso dependerá del consumo interno, de los costos de la producción de la distribución y producción de la energía.

Aranguren, en diálogo con periodistas acreditados de Casa Rosada, precisó que los tres elementos que conforman una tarifa son "el costo de la materia prima, la distribución, el transporte y los impuestos", y que futuros aumentos estarán atados a las variables, pero también a la "capacidad que tenga la población de reflejar adecuadamente" esos costos.

Por su parte, el domingo, como ya lo había hecho hace unas semanas, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, aseguró: "Este es el último aumento de tarifas que hay; luego aumentarán según la inflación como cualquier otro producto o servicio". Sus dichos están en sintonía con lo que se dijo desde el Gobierno en los últimos días.

El Gobierno ya resolvió "no cambiar el rumbo" en torno de las tarifas, pese a que el acuerdo con los radicales no da marcha atrás con los aumentos, pero se anticipa a una nueva discusión que impulsará la oposición en el Congreso de la Nación, que pretende congelar los incrementos y retrotraerlos a los del mes de enero, en el caso del kirchnerismo; o atarlos a las variaciones de los salarios, como lo impulsan el massismo y el peronismo federal.

El ministro también respaldó los aumentos en los combustibles al explicar que fluctúan según los precios internacionales: "Se van a mover en función de las variables que los afectan, como el precio internacional del petróleo crudo, de los biocombustibles y el tipo de cambio".

"La demostración de que existe competencia es que algunas compañías aumentan un precio y otras aumentan a otro en función de su distinta estructura de costos", señaló, para luego apuntar que habrá que "acostumbrarse a respetar los marcos regulatorios vigentes" porque eso "nos permite comunicarnos con los precios internacionales", dijo desde Casa Rosada.

Pese a eso, lamentó que en los "últimos años siempre hemos estado a trasmano de lo que es la realidad" porque "cuando en el mundo estaban alto acá estaban bajos" y viceversa.

"Yo no puedo decir que el Estado no va a intervenir, lo que digo es que vamos a seguir evaluando cómo es la evolución de los precios internacionales, pero debemos aprender que cuando el Estado intervino así nos fue, y pasamos de ser un país exportador de energía abundante y barata a un país importador de energía escasa y cara. Hay que aprender de la lección de la historia", concluyó Aranguren.

Te puede interesar